Prueba de Manejo

Harley-Davidson Electra Glide Ultra Classic 2015 a prueba

Uno de los clásicos exponentes de la marca de Milwaukee

Harley-Davidson Electra Glide Ultra Classic 2015 a prueba

Antecedentes

La Electra Glide Ultra Classic es una moto para viajes de larga distancia, pensada para otorgar el mayor confort posible para dos personas y llevando su equipaje de forma segura. El nombre Electra Glide nació a mediados de los 60 cuando este modelo incorporó por primera vez en una Harley el encendido eléctrico. El apellido de Classic proviene del tratamiento estético de esta moto en cuestión.

Esta es una de las motos touring más deseadas del mundo, inconfundiblemente Harley, con un estilo retro, carenado Batwing y el clásico sonido del motor de dos cilindros en V.

Para 2014 recibió una importante actualización con el Project Rushmore. ¿En qué consistió este proyecto? En mejorar cada aspecto de la experiencia que es conducir una Harley, desde el motor hasta la ergonomía de los controles, posición de manejo, comodidad de los asientos, visibilidad, aerodinámica y tecnología de info-entretenimiento.

Vamos a conocerla

 

Precio: Desde $385,900 pesos

 

Características técnicas y mecánicas

Uno de los más grandes cambios para el año modelo 2014 y 2015 es el motor pues como parte del mismo proyecto Rushmore, tomaron las fortalezas y debilidades del clásico dos cilindros en V enfriado por aire y mejoraron cada aspecto posible. De esta forma encontramos el nuevo propulsor High Output Twin Cam 103 de 1,690cc, o 1.7L de capacidad que son más de los que ofrecen varios autos familiares modernos pero en sólo dos cilindros. La potencia está en los 90 caballos aproximadamente, ya que Harley no se toma la molestia de comunicarlo con precisión pero eso sí presume unas impresionantes 104 Lb-pie de torque que entrega a 3,250rpm.

La transmisión Cruise Drive es de seis velocidades y cuenta con los cambios con los que podemos subir de velocidad con el talón. Para hacer los descendentes sí se hace de forma tradicional.

Ahora el motor utiliza un sistema combinado de enfriamiento por aire y líquido para ayudar a circular a bajas velocidades y a hacer de la combustión algo más eficiente, todo parte del mismo Project Rushmore.

A partir de 2014, todas las motos touring de la marca vienen con ABS de serie pero no es cualquier sistema de antibloqueo pues gracias a la electrónica, monitorea cómo estás usando los frenos de atrás y adelante para que automáticamente el sistema aplique más fuerza en el que se necesita para frenar más eficientemente. Esto se desactiva al circular por debajo de los 40 Km/h para que puedas realizar maniobras cerradas utilizando únicamente el freno trasero.

La suspensión de doble horquilla adelante también sufrió cambios, ahora es más robusta pues el diámetro de cada una aumentó en un 18%. Finalmente, también se puede ajustar la firmeza de la suspensión gracias al sistema neumático ya sea para cargar más peso u otorgar un manejo más sólido.

 

Confort

La Electra Glide cuenta con dos asientos anchos y bajos que facilitan el subir y bajar de ella, los posapies son inmensos tanto para el pasajero como el conductor e inclusive quien viaja atrás podrá disfrutar de descansabrazos. Al ser una moto para viajes, incluye el llamado Tour-Pak que consta de un top case en el que entran fácilmente dos cascos y algunas cosas más, también están dos alforjas rígidas que en total suman 132L de capacidad. Cabe decir que como parte del proyecto Rushmore, éstas ganaron en iluminación y visibilidad; los asientos son ahora más profundos, el del pasajero más ancho y también la moto se puede pedir con chasís bajo con el que baja la altura del asiento considerablemente.

En cuanto a aerodinámica se refiere, al frente encontramos este carenado con forma de alas de murciélago emblemático pero que ahora cuenta con unas ventilas para reducir la turbulencia en el casco y que está colocado más abajo para así mejorar la visibilidad. 

La forma de los faros puede parecer anticuada pero en realidad todo ya es de LED, mejorando la visibilidad y reduciendo el gasto de energía eléctrica. Encontramos también luces de niebla a los costados y reflejantes para que la moto sea más visible para los otros conductores. No es que sea fácil de perderla de vista… pero la seguridad fue uno de los puntos a mejorar en esta generación de Harleys.

Otra cosa que mejoraron en este proyecto Rushmore fue la sensación de calidad y ergonomía alrededor de la moto. Todo lo que tocamos y movemos se siente realmente Premium y con una atención al detalle impresionante. Por ejemplo tenemos estas piezas en las chapas de las alforjas y top case que no sólo se ven bien sino que ayudan a que no rayes la pintura de la moto con la llave. También el acceso a las alforjas es muy fácil inclusive desde la posición de sentado y la manija para abrirlas se siente de metal pesado, como todo lo que operamos en la moto. Esto sin duda es algo bueno pues estamos hablando de una moto que casi llega a los $400,000 pesos de precio.

Un punto clave para renovar esta generación de motos Touring fue actualizar el sistema de info-entretenimiento a los estándares modernos y vaya que lo lograron pues es todo lo que pediríamos en un auto de lujo pero ejecutado de tal forma que sea fácil de operar en la moto. De serie la Electra Glide Ultra Classic viene con el sistema Radio Boom! Box con pantalla de 4.3pulgadas pero también puedes ordenar como extra esta pantalla que equipa la moto que probamos que es de 6.5 pulgadas y sensible al tacto. Desde aquí controlamos el sistema de navegación, el radio AM/FM, entrada USB compatible con iPhone o iPod, conexión Bluetooth para el teléfono o reproductor de música y hasta la conexión con el intercomunicador. Pero no termina ahí pues para controlarlo lo podemos hacer todo desde los dos joysticks colocados de cada lado del manillar o mediante los comandos de voz que reconoce desde el casco con intercomunicador, de esta forma no perdemos la concentración en el camino.

La música llega a tus oídos a través de cuatro bocinas que de serie son de 5.25 pulgadas de diámetro colocadas dos adelante y dos atrás pero también puedes pedir las extras que van encima de la tapa de las alforjas y en el carenado inferior para lograr toda una sala de conciertos con ruedas. Todas son a prueba de agua y de 25 watts por canal.

También encontramos unas muy convenientes tomas de corriente en el tanque, en el carenado y en la parte trasera para conectar equipo calefactable o algún gadget extra.

Por supuesto todo este equipamiento y materiales duraderos tienen una desventaja y es que la Ultra pesa casi 400 kilogramos con el tanque lleno y fluidos.

 

Manejo

Lo primero que nos llamó la atención es el sistema para abrir o cerrar el switch pues no requiere de la llave una vez que lo destrabaste, simplemente hay que girar la pieza de metal al punto del switch abierto y damos marcha con el botón en el manillar.

El motor ofrece una muy buena aceleración, además del rico sonido característico de las Harley que sí se hace muy presente cuando abrimos el acelerador pero nunca llega a cansar.

Gracias al sistema combinado de enfriamiento por aire y líquido, la temperatura de operación se redujo. No podemos decir que se note respecto al modelo anterior pues no lo manejamos, pero sí podemos decir que de todas formas, sino se mueve a una velocidad constante toda la moto se calienta y con el carenado delantero, la circulación del aire es casi nula así que llega a acalorar en el tránsito pesado y hasta a veces a quemar.

La operación de la transmisión Cruise Drive cuesta un poco de trabajo acostumbrarse al principio pero una vez que logras entenderlo, te das cuenta del nivel de confort que otorga. Ya que es muy conveniente poder hacer los cambios ascendentes y descendientes con partes diferentes del pie.

 

Pasando a otras cosas, hablemos del frenado pues es uno de los sistemas más interesantes de esta generación de productos Rushmore. La potencia es extraordinaria, para frenar este impresionante monstruo de 400 Kg es tan poco tiempo se requiere de mucha, pero nada de esto se transmite al conductor, la moto nunca se siente como que le falten frenos, al contrario, nos sorprendió lo bien que lo hace y lo eficiente que es el sistema electrónico de reparto.

Los asientos son de lo más cómodo que hemos podido probar hasta ahora, ofreciendo muy buen nivel de agarre pero también de confort en largas distancias y es que para eso fue diseñada esta motocicleta pues desde la puesta a punto del motor, las maletas, los asientos, la transmisión, posición de manejo, protección contra el viento… todo está hecho para hacer más amenos los viajes en carretera.

Uno pensaría que cuando nos encontramos una serie de curvas, la moto estaría en problemas pero la realidad es que si viajamos solos realmente te puede llegar a sorprender con una maniobrabilidad impresionante y cambios de dirección bastante ágiles pero cuando añadimos un pasajero, sí cambia bastante el centro de gravedad y se nota más el gran peso de esta moto, restándole también confianza de entrar con velocidad a una curva. Para las maniobras a baja velocidad hay que pensar en todo, desde cómo vamos a entrar hasta cómo vamos a salir, lo mismo aplica cuando nos estacionamos pues las maniobras de reversa son prácticamente imposibles si hay una pendiente. Una vez que superas eso estás del otro lado.

Finalmente en el tema de puntos negativos podemos decir que el calor es un gran problema en esta moto pues si el aire no está circulando constantemente, se llega a calentar y bastante, con todo y el nuevo sistema de enfriamiento por líquido. Cuando esto sucede es muy incómoda de maniobrar y hasta el acelerador deja de responder igual. Definitivamente no es una moto para la ciudad. También no estaría mal que tuviera un damper en la dirección pues en pavimentos desiguales se llega a mover mucho el manillar al girar, pequeñas cosas pero que mejorarían la experiencia.

 

Conclusión

Fuera de esto tenemos una moto muy bien balanceada, sorprendentemente capaz, práctica y sobre todo con una sensación de calidad impresionante. La verdad es que hemos tenido oportunidad de probar motos de BMW por ejemplo que no tienen esta misma sensación de que todo lo que tocas es realmente Premium, no siempre funcional pues todo esto agrega peso pero sí se siente que va a durar para siempre.

Manejar una Harley es una experiencia completamente distinta y esta moto -que es uno de los máximos exponentes de la marca- sin duda nos dio un panorama diferente de cómo se puede viajar en comodidad, tecnología y con ese look retro que enloquece a todos los fanáticos de la marca. Tiene sus limitantes, claro, pero definitivamente no enganchó para conocer más de estas máquinas de Milwaukee.

 

 

Héctor Mañón recomienda

¿Qué opinas? Cuéntanos