Vende tu auto
Prueba de Manejo

Mitsubishi ASX 2014 a prueba

Una nueva SUV de la marca de los tres diamantes.

Mitsubishi ASX 2014 a prueba

Antecedentes

Después de mantener por 10 años en nuestro país una sola opción de SUV compacta –nos referimos por supuesto a la Mitsubishi Outlander- la marca japonesa nos trae una nueva propuesta, la ASX, la cual porta un diseño más moderno y es ligeramente más pequeña que su hermana (aunque comparten plataforma) con una longitud de 30 cm menos.

La ASX se comercializa con un precio inicial de $319,400 pesos, entre tanto la Outlander se vende con un costo de entrada de $338,900 pesos. La versión que probamos es la SE Plus, la tope de gama de las tres que se pueden adquirir y que se diferencian únicamente por el grado de equipamiento.

Entre otros datos se sabe que el Mitsubishi ASX 2014 cuenta con el reconocimiento Top Safety Pick Plus como crossover compacto por el IIHS en EUA.

Precio: $392,000 pesos

Seguro desde: $14,723 pesos con ABA Seguros vía Autocompara de Santander

Características técnicas y mecánicas

El motor que porta la ASX es el mismo en todas las versiones. Éste es de cuatro cilindros de 2.0L con 16 válvulas, la potencia es de 148 Hp a 6,000 rpm, mientras que el torque es de 145 Lb-pie disponibles desde las 4,200 revoluciones. La transmisión es automática CVT con modo manual.

La dirección es eléctrica, entre tanto la suspensión delantera es McPherson y multi-link atrás.

En el rubro de seguridad tiene siete bolsas de aire, asistencia de frenado, control de tracción y estabilidad, frenos ABS, así como asistencia de arranque en pendientes que hemos de decir funciona a la perfección.

Interior

La habitabilidad es para cinco plazas, el espacio para piernas traseras es bastante generoso que se agradece mucho si llevas a tres pasajeros. Todos los instrumentos son fáciles de leer y están al alcance, la visibilidad es buena para el frente como los laterales, para el área posterior es un poco reducida, pero aquí se apoya uno enormemente por la cámara de reversa.

Los asientos son forrados en piel junto con el volante, la plaza del conductor y la del acompañante cuentan con calefacción. Las luces son bi-xenón, los limpiadores son de encendido automático. Porta rines de aluminio de 18 pulgadas.

Cuenta con sistema de info-entretenimiento con pantalla táctil de siete pulgadas, posee navegador, conexión Bluetooth para realizar llamadas telefónicas y Bluetooth Audio para reproducir música desde el smartphone. Puede conectarse un iPod por medio de USB y ofrece también entrada (AUX) auxiliar.

Manejo

Al estar al mando de este vehículo lo primero que se percibe al volante es una dirección bastante confortable, los giros son de lo más dóciles y al mismo tiempo se percibe el rodamiento de la unidad sobre el camino, lo que se transforma en seguridad para controlar a placer el vehículo.

De la suspensión podemos decir que es muy suave, es lo suficientemente alta para los baches y hoyos que prácticamente ni se sienten, aunque también se ajusta a la perfección al tomar curvas, giros bruscos como pendientes elevadas. Cabe señalar que a pesar de su altura, el reparto de peso y la suspensión, hacen un buen trabajo pues la sensación de subviraje es nula, mientras que el centro de gravedad a pesar de ser elevado se aminora mucho.

El trabajo del motor junto con la caja CVT es bastante aceptable para un crossover de su tipo, la aceleración es progresiva, aunque si pisas a fondo el pedal da una respuesta más contundente; obvio las revoluciones se van casi al tope y se afecta el consumo de combustible. Ya en ruta con subidas, la velocidad de ascenso promedio sin forzar mucho la máquina llega a ser de 120 Km/h. Cuando manejas la unidad en modo manual y se realizan los cambios con las paletas al volante, aquí el desempeño no es muy preciso que digamos por lo que deja de ser divertido, por lo que al final es mejor manejar el vehículo en automático.

Del frenado es necesario señalar que llega a ser demasiado dócil, por lo menos para mi gusto en lo particular, con esto no queremos decir que sea malo. Sólo que al pisar el freno, éste es muy esponjoso y sentimos que el trayecto del mismo es un poco largo, quizá es el modelo que probamos pero no quisimos dejar de comentarlo.

Finalmente el rendimiento de combustible promedio fue de 10 Km/l, muy bueno dado el tamaño y tipo de vehículo.

Conclusión

Lo bueno en la ASX es su atractivo diseño que roba miradas, espacio interior y equipamiento, indispensable para viajar cómodo con la familia. El consumo de combustible más que bueno para ahorrarte un dinero.

El pero en lo particular me gustaría un mejor propulsor para esté vehículo, es decir, uno con mayor potencia para hacerlo más divertido. Aunque siendo honestos, al ser un SUV con un mercado bien definido (mujeres profesionistas, madres, amas de casa) no es lo que se busca primordialmente sino lo señalado en el párrafo anterior.

 

 

 

 

Mitsubishi ASX 2014 a prueba

Jorge Blancarte recomienda

Cuentanos que opinas