Prueba de Manejo

Volkswagen Polo GTI 2013 a prueba

Simplemente EL juguete

Volkswagen Polo GTI 2013 a prueba

Antecedentes

Apenas en noviembre del año pasado, Volkswagen de México anunciaba el regreso del Polo a nuestro mercado, un subcompacto comercializado entre 2003 y 2007 que gracias a su confiabilidad y eficiencia se había ganado un lugar especial en la mente de sus propietarios.

El Volkswagen Polo que se relanzó en nuestro mercado llegó empleando tecnologías de última hornada como el eficiente y moderno propulsor 1.2 TSI o la transmisión de clutch dual DSG, aunque algo limitado en cuanto a equipamiento de seguridad. Sin embargo lo mejor estaba aún por venir.

En el marco del Rally México 2013, llevado a cabo en la ciudad de León, Guanajuato a inicios del pasado mes de marzo, Volkswagen anunció la adición de la variante GTI a la gama del Polo y aunque es cierto que en estricto sentido, el volumen no saldrá de esta versión deportiva, es una realidad que los fanáticos de los hot hatches tienen razones de sobra para estar felices.

Precio: $317,900 pesos

Características técnicas y mecánicas

Existen tres elementos que hacen del Volkswagen Polo GTI un verdadero cohete de bolsillo; el primero es sin lugar a dudas el brioso y eficiente motor de cuatro cilindros de 1.4 litros con súpercargador y turbocargador que entrega 180 hp y 184 lb-pie de torque, el segundo sería la veloz transmisión de doble clutch DSG de siete velocidades y el tercero es el reducido peso de apenas 1,269 kilogramos.


En cuanto al equipamiento de seguridad, el Polo GTI ofrece; bolsas de aire frontales y laterales, ABS, control de estabilidad ESC y bloqueo electrónico de estabilidad XDS.

De acuerdo a cifras oficiales este vehículo entrega 15.32 km/l en ciudad, 24.58 km/l en carretera y 19.4 km/l en ciclo combinado, sin olvidarnos que es capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en apenas 6.9 segundos.

Confort

En cuanto al equipamiento de conveniencia el Polo GTI no decepciona, y ofrece los elementos  demandados en el segmento de los autos deportivos como son: asientos forrados en combinación de piel y alcántara, techo corredizo y rines de aluminio.

Sin embargo se incluyen otros tantos elementos que hacen de los trayectos a bordo del auto más amenos como son el aire acondicionado, mandos de audio en el volante, cristales y espejos eléctricos, equipo de audio con 6 bocinas, pantalla táctil de 6.5 pulgadas, interfaz Bluetooth y conector para iPod ubicado en la guantera.

Manejo

Tras el volante, el Volkswagen Polo GTI excede por mucho las expectativas, es ágil, brioso y muy divertido. Mientras que si optamos por una conducción relajada puede llegar a ser bastante eficiente y ahorrador ¡bendita tecnología!

Aunque solo llega con la opción de transmisión DSG, algo que a muchos puristas sigue sin convencer y de lo que solo voy a comentar lo siguiente: nadie, absolutamente nadie es capaz de cambiar más rápida y eficientemente que un robot, supérenlo ¡ya! Dicho lo anterior siempre quedará la nostalgia de oprimir el pedal de clutch y engranar la marcha deseada, estableciendo una conexión más profunda con el vehículo. Pero volviendo al punto, la caja permite exprimir todo el potencial del pequeño cuatro cilindros, que pese a su baja cilindrada esconde poder de sobra, incluso al oprimir el pedal de acelerador a fondo y con la palanca de cambios en posición S, llega a ser violento.

No solo la capacidad de aceleración del Polo GTI es una de sus fortalezas, pese a su peso y tamaño es un vehículo que puede circular con total aplomo y seguridad por encima de los 200 km/h, asimismo el ajuste de suspensión, así como la dirección rápida y precisa son aliados idóneos al momento de rodar por caminos sinuosos, que dicho sea de paso es el ambiente en donde este pequeño deportivo se siente más cómodo y es capaz de entregar las mayores dosis de diversión.

La otra cara de la moneda es el comportamiento del vehículo bajo condiciones de tránsito intenso, si bien es cierto no hay manera de modificar el ajuste de la suspensión, por lo que cada bache e imperfección del camino se siente en la espalda baja, también lo es que el Polo GTI puede ser un vehículo sumamente ahorrador y eficiente, al llevar la transmisión en posición D los cambios se efectúan en regímenes de giro bajos sin que por ello se note falta de respuesta, lo que protege mucho el rendimiento.


Conclusión

El Volkswagen Polo GTI es un extraordinario juguete y aunque su precio pudiera parecer elevado, no hay nada en el mercado que por ese precio entregue la ecuación de diversión, tecnología y eficiencia de este exponente teutón, por lo menos no hasta que llegue el Ford Fiesta ST y habrá que ver los precios.

Es además una propuesta que retoma el espíritu original del primer GTI, un auto pequeño, ligero y divertido, algo que a causa de la evolución natural del Golf se ha ido perdiendo, sin que por ello deje de ser la referencia de su segmento y el hatch deportivo por excelencia.

El Volkswagen Polo GTI es un heredero más que digno para la tradición y prestigio de las siglas Gran Turismo de Inyección, un vehículo que cualquier entusiasta disfrutaría al extremo.

 

Rubén Hoyo recomienda

¿Qué opinas? Cuéntanos