Prueba de Manejo

Buick Verano Premium Turbo 2013 a prueba

Potente y rápido, pero no un sedán deportivo

Buick Verano Premium Turbo 2013 a prueba

Antecedentes


El más reciente integrante de la familia Buick es el sedán compacto Verano, un vehículo que tiene la misión de atraer clientes más jóvenes a la filial de semi-lujo de General Motors. No es nuevo para nadie que el comprador tradicional de Buick es más maduro y racional, incluso podríamos catalogarlo de conservador.

Sin embargo, la firma norteamericana que curiosamente goza de mucho mayor importancia en China que en EU se ha sometido a un intenso proceso de renovación que le ha permitido hacerse de productos harto interesantes como el Regal, que fue diseñado en Europa por Opel (es el Insignia) o el Moka, mismo que no llega a México y que no es otro que una variante más equipada y potente del pequeño Chevolet Trax.

Por último, se encuentra el Verano, un sedán que comparte plataforma con el exitoso Cruze, pero que poco tiene que ver con este en términos de refinamiento, potencia y equipamiento.

Precio: $459,000 pesos

Características Técnicas y Mecánicas

El principal responsable de que el Verano se logre diferenciar tan bien del Cruze se encuentra bajo el cofre, se trata del motor de cuatro cilindros de 2.0 litros de desplazamiento que gracias a la presencia de un turboalimentador entrega 250 hp y 260 lb-pie de torque. Esta mecánica se puede encontrar en ya varios modelos del consorcio de Detroit como lo son: el Regal también de Buick, así como el Chevrolet Malibu y el recientemente nombrado auto del año de Norteamérica, el Cadillac ATS.

Dicha motorización se acopla a una transmisión automática de seis velocidades con modo manual que envía la potencia al eje delantero.

El Buick Verano 2013 equipa en materia de seguridad; 10 bolsas de aire, ABS, ESP Stabilitrak, Control de Tracción, Monitor de presión de neumáticos, Sensores de estacionamiento con cámara de reversa y detección de peatones.

Confort

Uno de los puntos en los que Buick ha puesto especial atención es en el aislamiento del habitáculo, al igual que sus hermanos mayores, Regal y LaCrosse, el Verano emplea la tecnología Quiet Tuning, que reduce y absorbe tanto ruidos como vibraciones para lograr una cabina más silenciosa y cómoda. Lo cierto es que más allá del nombre fancy del sistema, el Verano sí es un vehículo sobresaliente en cuanto a la ausencia de ruidos de rodamiento.

Adicionalmente, en cuanto a equipamiento de conveniencia, el Verano ofrece el sistema de info – entretenimiento denominado Buick Intellilink, que permite al usuario enlazar su teléfono vía la interfaz Bluetooth, cuenta con navegador, pantalla de 7", comandos de voz, visualizador de fotos e incluso radio por internet mediante la aplicación Stitcher Smart Radio, mientras que el equipo de audio está firmado por Bose.

Los asientos y volante están forrados en cuero, mientras que el climatizador es automático de dos zonas y el equipo de audio está firmado por Bose.  

Manejo

Tras el volante el Buick Verano es por decirlo de alguna manera, contradictorio y es que si revisamos sus credenciales (turbo de 250hp), siendo un sedán compacto lo primero que pensamos es en un deportivo, pero este auto no lo es. Cierto es que las aceleraciones y recuperaciones son en verdad sorprendentes, e incluso encontramos que bajo ciertas circunstancias el Control de Tracción la tiene complicada para controlar tanta potencia y evidentemente también hay algo de Torque Steer. En resumen, este exponente de Buick bien podría prescindir de 50 hp y no pasaría nada, aunque por otro lado, la potencia nunca sobra.

Sin embargo, el Verano no ofrece una suspensión apropiada para el manejo deportivo, de hecho es al contrario, ya que el ajuste es suave y confortable, mucho más apropiado para un sedán de lujo que uno deportivo. Asimismo, la sujeción que ofrecen los asientos tampoco es apta para rodar rápido por caminos sinuosos.

De cualquier forma el Buick Verano resulta una grata sorpresa, transmite mucha seguridad gracias a la excelente respuesta y resulta bastante cómodo para trayectos prolongados.

Conclusión

El Buick Verano 2013 representa una opción interesante en el mercado, competidores naturales no tiene muchos, pero el Acura ILX o el Volvo S40 (que ya no aparece en la página de Volvo de México) podrían ser los frontales y el Regal resulta superior a estos dos, aunque debido al nivel de precios, este vehículo se queda ligeramente debajo de las versiones de entrada de la triada teutona; A4, Clase C y Serie 3 que aunque es un hecho que el nivel de equipamiento de estos modelos será bastante menor que el del Verano, también lo es que el emblema pesa y es un factor decisivo en el segmento de lujo.

 

Rubén Hoyo recomienda

Cuéntanos que opinas