Hyundai Elantra 2017 a prueba
20/02/2016 Reportes de Manejo

Hyundai Elantra 2017 a prueba

Un vehículo completamente nuevo llega a abollar coronas de los súperventas del segmento

Antecedentes

Hyundai es una de las marcas más recientes en México, y comercializa con éxito sus modelos desde 2014. El público consumidor ha recibido con muy buenos ojos su gama de productos que abarcan casi todos los segmentos, ofreciendo una gama de tres sedanes –i10 Sedán, Elantra y Sonata-, un pequeño Hatchback –el Grand i10- y por último una SUV denominada Tucson. En esta ocasión evaluaremos el Elantra de sexta generación, develado en el marco del Salón de los Ángeles en 2015 y cuya presentación internacional se llevó a cabo en estas fechas. Nosotros lo probamos en exclusiva y como una de las primeras exclusivas de 2016.

La sexta generación del Elantra es más grande y su motorización de 4 cilindros creció de los 1.8 litros del modelo 2016 a 2.0 litros en el modelo 2017, conozcámonoslo a detalle

 

Precios y versiones

GLS (Manual) $253,900 pesos

GLS (Aut) $261,900 pesos

GLS Premium (Aut) $289,900 pesos

Limited Tech Navi $323,900 pesos (Vehículo probado)

 

Características Técnicas y Mecánicas

Se trata de un sedán del segmento C cuyas medidas son 4,570 mm para la longitud total (20 mm más), 1,800 mm de ancho (50 mm más), 1,455 mm de altura (10 mm más) y por último 2,700 mm para la distancia entre ejes. El peso es de 1,330 kilos en orden de marcha, mientras que la motorización también creció en desplazamiento y potencia, ahora el motor eroga 150 hp en el rango de las 6,200 rpm, y genera una fuerza de torque de 142 lb-pie a 4,000 giros del motor, es decir ganó 5 hp y aumentó 12 lb de torque con relación al modelo que sustituye.

En cuanto seguridad el paquete es completo ya que todas las versiones cuentan con frenos ABS, Control de Estabilidad (ESC), Control de Tracción y Asistencia de Arranque en Pendientes (HAC). También ofrece bolsas de aire frontales, laterales y de cortina

 

Confort

Los acabados y el diseño interior nos hacen pensar inmediatamente que estamos en un vehículo de otro segmento de precio, dada la coherencia de los instrumentos, la combinación de colores y el buen ensamble. Los plásticos que los ocupantes tocan casi todos son de tacto suave, lo único que desentona es el acabado brillante del pomo de la palanca de cambios.

El cuadro de instrumentos es grande, y combina la medición análoga y digital, para el velocímetro y cuentarrevoluciones los diales son tradicionales de agujas y al centro una pantalla que nos informa de funciones momentáneas, como la selección de la palanca de cambios, o si alguna puerta está abierta, los indicadores de temperatura del motor y nivel de combustible también son análogos, mientras que el de la temperatura exterior así como el cuentakilómetros es digital. Los instrumentos son claros y concretos, no hay cascadas de luces como en otros modelos procedentes de oriente. Justo a unos centímetros del “cluster” principal nos encontramos una pantalla táctil de 7" y buena resolución, en donde además de graficar los mapas del sistema de navegación, podemos manipular el sistema de Info-entretenimiento, léase radio AM/FM, teléfono o manejar los archivos musicales de un dispositivo externo de almacenamiento de audio. El sistema es compatible con conexiones Aux, USB o con el cada vez más famoso y socorrido Bluetooth, y además de enlazar un Smartphone, puede reproducir audio también. Una de las cosas que más me sorprendió fue la ausencia de compatibilidad con los sistemas Car Play de Apple y/o Android Auto, además que tampoco hay la función Mirror Link que permite “replicar” la pantalla del teléfono en la pantalla del vehículo. (Quizá nuestro vehículo de evaluación no contaba con el sistema, y además en las especificaciones oficiales del vehículo no se mencionan estas aplicaciones tampoco).

El aire acondicionado es bizona y programable, las tapicerías son de piel, y en el área frontal, muestran un perforado armónico que lo hace ver más caro de en lo que en realidad es. Esos detalles son los que se le aplauden a la industria automotriz, que cuando se esfuerza logra en pro del consumidor, por ejemplo en los interiores de Elantra es prácticamente imposible encontrar un tornillo visible, todo está muy bien camuflado. El espacio de la cajuela es amplio, con una capacidad de 407 litros.

 

Manejo

Unos segundos antes de iniciar la prueba de manejo, siempre hago un recorrido visual y táctil por el interior del vehículo a evaluar, lo primero es buscar una posición cómoda, ajustando la altura y distancia del asiento, y después regulando el ángulo, profundidad del volante, y ya con la postura correcta, procedo a encender el motor para así otorgar vida a mi compañero, en el caso del Elantra, para poner en marcha el motor solo hay que presionar el botón de encendido, ya que cuenta con un sistema de llave inteligente, que con el simple hecho de portarla, el vehículo nos reconoce.

La calidad de marcha es suave, la entrega de torque y aceleración es gradual y pulsando un botón junto a la palanca de cambios se puede escoger uno de los tres programas de manejo: NORMAL, en donde los cambios de velocidad se hacen en un régimen medio de revoluciones y donde la aceleración es constante, ECO, como su nombre lo indica está orientado al bajo consumo, el tacto del acelerador se endurece un poco y los cambios de la transmisión automática se hacen en niveles bajos de rpm, y por último el modo SPORT, en donde el tacto del acelerador es más sensible, y las velocidades se acoplan en un régimen alto de rpm, con una mejor aceleración como premisa, si bien el Elantra no está orientado al manejo deportivo, se puede manejar a buenos ritmos, ya que la suspensión es firme, sin llegar a ser dura, y con el perfil 45 de las llantas rin 17 se apoya bien, sin perder la compostura, teniendo en cuenta que la orientación es de un vehículo familiar, y que sus pretensiones deportivas solo llegan al selector manual de la palanca de cambios.

Los consumos (oficiales) del motor 2.0 litros del Elantra, con caja automática son (kilómetros recorridos por litro) de: 15.2 en Ciudad, 24.8 en Carretera y combinado 18.4.

Un detalle que me resultó incómodo, fue una voz de un español que con tono regañón que me recordaba cada 20 km/h que yo estaba superando el límite de velocidad, es decir, al sobrepasar los 40 km/h el Elantra me decía: Usted sobrepasa el limite de velocidad, al llegar a los 60 km/h, lo repetía, y evidentemente a los 80 km/h el recordatorio era exacto… ¡Para volverse loco, pero afortunadamente puede desactivarse! Hay que verle el lado amable a las cosas, si bien no nos gusta que nos "regañen" mientras manejamos, este sistema puede ser muy útil para alertarnos de que pasamos el límite de velocidad permitida en la ciudad, y ya que hablamos de eso, les comparto nuevamente las siete multas más caras en la CDMX aquí

 

Conclusión

Un producto muy coherente a su precio con una garantía de 5 años, que será el dolor de cabeza de muchas marcas, un competidor directo de los superventas como VW Jetta o Nissan Sentra, también llega a complicarle la existencia al Honda Civic, que su precio lo deja fuera de la jugada o el Toyota Corolla que no deja de ser muy cumplidor pero aburrido.

Diseño muy bonito, aunque la parrilla es una copia a Audi, amplio, cómodo y bien hecho, con un costo que lo posicionará rápido en la mente de los compradores.

Galería Hyundai Elantra 2017

Hyundai Elantra 2017

1 de 29

Hyundai Elantra 2017, un compacto que parece auto premium

¿Qué opinas? Cuéntanos