Vende tu auto
Novedades

¿Qué pasará con las armadoras europeas apostadas en Rusia?

Son varias las involucradas de una u otra manera en el país que hoy tiene encima los ojos de todo el mundo.

¿Qué pasará con las armadoras europeas apostadas en Rusia?

La industria automotriz empieza a recibir las consecuencias del conflicto bélico acontecido entre Rusia y Ucrania. Tras los aumentos en el valor del petróleo, ahora son varias las automotrices que están pendientes de su accionar en el país euroasiático, luego de las sanciones que organismos occidentes le están aplicando al gobierno liderado por Vladimir Putin.

La situación de las automotrices europeas en Rusia

Gigantes del Viejo Continente como el Grupo Renault, Stellantis y el Grupo Volkswagen están presentes en Rusia. El más involucrado es el que tiene como bandera a la marca del Rombo, al poseer el 75% de AvtoVAZ, firma dueña de Lada, además de una fábrica en Moscú.

Tanto de la mano de Lada como de la propia Renault, el grupo lidera las ventas en el mercado ruso. Durante 2021, los Lada Vesta y Lada Niva fueron los autos más vendidos, mientras que la marca local y Renault ocuparon el 1º y 4º lugar, respectivamente, entre las firmas con más unidades comercializadas.

Como resultado, el mercado ruso es el segundo más importante para el Grupo Renault, solo por detrás del francés. De todas maneras, Luca de Meo, CEO del consorcio, por ahora solo atinó a señalar que están analizando la situación bélica “con mucho cuidado”.

En cuanto a Volkswagen, el grupo alemán tiene actividad en territorio ruso tanto en el mercado como con dos fábricas (situadas en Kaluga y Nizhny Novgorod), en las que ensambló modelos como el Polo, Vento (denominado allí como Jetta), y el Skoda Octavia. Así, es uno de los mayores inversores extranjeros en la industria automotriz rusa.

Stellantis también posee plantas en el país, más precisamente en Kaluga, desde donde tiene (o al menos tenía, como lo anunció hace un mes) intenciones de exportar vehículos comerciales a Europa. Además, el grupo comercializa en Rusia modelos de FIAT, Peugeot, Citroën, Jeep y Opel.

Por lo pronto, tanto Volkswagen como Stellantis no dieron a conocer modificación alguna acerca de su presencia en Rusia. Tampoco lo hicieron otras automotrices, como BMW y Mercedes-Benz, que también producen modelos allí.

Deberemos esperar a las próximas horas para conocer cómo avanza el conflicto y si las automotrices toman alguna decisión sobre sus actividades. Teniendo en cuenta las sanciones económicas que desde occidente le están imponiendo al gobierno ruso, no debería pasar mucho tiempo para que las marcas modifiquen su accionar, con el fin de evitar futuras pérdidas.

Juan Manuel Cardozo recomienda

Cuentanos que opinas