Vende tu auto

Consigue hoy tu

Auto soñado

en Autocosmos

Consíguelo
Autos ecológicos

Toyota, Subaru, Mazda, Kawasaki y Yamaha apuestan al hidrogeno y a los biocombustibles

Creen que además de los vehículos eléctricos, el futuro de la movilidad también tendrá otras opciones.

Toyota, Subaru, Mazda, Kawasaki y Yamaha apuestan al hidrogeno y a los biocombustibles

Algunos fabricantes japoneses de automóviles creen que en el futuro siempre habrá espacio para los motores de combustión interna, en paralelo con el suministro eléctrico.

Específicamente, Toyota, Subaru, Mazda, Kawasaki y Yamaha anunciaron una estrategia de reducción del impacto ambiental sin tener que renunciar necesariamente a los motores de combustión interna “tradicionales” y sin invertir recursos exclusivamente en el desarrollo de la movilidad eléctrica.

En esencia, implica participar en la investigación sobre combustibles electrónicos (incluido el biodiésel) y en la investigación y el desarrollo de motores de hidrógeno, respectivamente.

Motor a hidrógeno

En el caso del motor a hidrógeno que planean estas marcas es muy diferente a la pila de combustible, en la que el hidrógeno comprimido reacciona químicamente con el oxígeno del aire para producir electricidad que impulsa a motor eléctrico.

Por el momento, Toyota ha creado un innovador motor tres cilindros de 1.6 litros que genera energía a través de la combustión del hidrógeno utilizando sistemas de inyección y suministro de combustible que han sido modificados de los usados ​​con motores de gasolina.

Excepto por la combustión de pequeñas cantidades de aceite de motor durante la conducción, que también es el caso de los motores de gasolina, los motores de hidrógeno emiten cero emisiones de CO2 en su accionamiento.

Biocombustible

Por ejemplo, Mazda promueve iniciativas renovables como los combustibles biodiesel de próxima generación. Estas fuentes de energía de próxima generación, que se fabrican a partir de materias primas sostenibles como grasas de microalgas y aceite de cocina usado, no compiten con el suministro de alimentos para humanos, que ha sido un problema con los combustibles de biodiésel existentes, y porque estos combustibles también se pueden utilizar como alternativas al diésel en los vehículos y equipos existentes sin ninguna modificación, no se requiere infraestructura adicional de suministro de combustible.

Por lo tanto, se puede esperar que los combustibles biodiésel desempeñen un papel destacado como una excelente fuente de combustible líquido para promover la neutralidad de carbono.

Luis Hernández recomienda

Cuéntanos que opinas