Vende tu auto
Autos ecológicos

5 cosas que no sabías del Volkswagen ID. Life

La ofensiva eléctrica de la familia ID. de Volkswagen apunta también a segmentos pequeños que, teóricamente, serían más accesibles.

5 cosas que no sabías del Volkswagen ID. Life

La idea fundamental para Volkswagen es que para 2025 la marca tenga los suficientes modelos puestos en el mercado mundial como para satisfacer la demanda y necesidad de movilidad eléctrica, pero es muy cierto que eso no será tan fácil y mucho menos barato.

Para las marcas que le han puesto una fecha a ese "dead line", por momentos pareciera que la noche se les viene encima y ocasionalmente eso da lugar a estrategias como la ACCELERATE, mediante la cual no solo la movilidad eléctrica será factible para muchos (los más privilegiados), sino que también sea más accesible para todos (nosotros, los demás).

1.- Volkswagen ID. Life, la punta de lanza

El modelo encargado de dirigir ACCELERATE es el recién presentado Volkswagen ID. Life, un pequeño modelo concepto electrificado que muestra cómo podría ser el futuro de los autos citadinos o de volumen, dentro de ese "mundo ideal que la marca vislumbra".

Con este modelo, estamos en la búsqueda encontrar alguna lógica entre lo que podría llegar a producción de serie, con respecto al modelo concepto. Al final te daré el precio aproximado con el que Volkswagen lanzaría al mercado su auto eléctrico “de volumen” y tú decidirás si podría ser factible o no.

2.- Diseño minimalista ¿ahorra costos?

No hay muchas sorpresas en el lenguaje de diseño que presenta el ID. Life con respecto al resto de la familia: es sofisticado, vistoso, nada apabullante. Si bien Volkswagen anuncia la ausencia de componentes ostentosos o acabados muy personalizados que normalmente encarecen los productos, este pequeño concepto luce un tono bicolor en la carrocería y techo desmontable construido en un material ultraligero; bien ahí, cuidando la eficiencia.

3.- Uso de materiales reutilizados: Amigo del planeta

Volkswagen ha empleado diversas técnicas y materiales para dar vida a los acabados del ID. Life. Los departamentos más beneficiados son el de pintura, interiores y ¡hasta las llantas!

  • Tanto el colorante de la pintura como los catalizadores de la misma, son a base de materiales biológicos en los que se ha utilizado madera y colorante natural.
  • Los tejidos y cubierta del techo desmontable fueron fabricados con material PET 100% reciclado.
  • En el habitáculo se ha empleado madera reciclada en el tablero, así como para la base de los asientos, combinándose con el conocido diseño ArtVelours de Volkswagen, aplicado también sobre la cubierta de las puertas.
  • Las llantas del vehículo cuentan con una base de aceite de caucho natural y cáscara de arroz.

4.- ¿Hace alguna diferencia la tracción delantera?

Para el ID. Life, Volkswagen no requirió de la plataforma MEB tal y como la del ID.3, en su lugar empleó una variante corta desarrollada exclusivamente para los modelos electrificados más pequeños, lo que nos deja ver que vendrán más, siendo la tracción delantera la primera gran diferencia con respecto al resto de la familia ID.

Mientras tanto, Volkswagen confirma las siguientes cifras para el ID. Life:

  • Plataforma: Versión corta de la MEB.
  • Motor: Eléctrico de 172 kW (234 Hp)
  • Batería: 57 kWh
  • Tracción: Delantera.
  • Autonomía: 400 kilómetros. 
  • 0 a 100km/h: 6.9 segundos.

5.- Auto, sala de descaso y cine rodante

Como concepto, el Volkswagen ID. supo ser un "pequeño gran rockstar", es decir, había que dar show en Múnich y qué mejores herramientas que mostrar cámaras y pantallas en lugar de espejos, a la par de sus capacidades para convertirse en una sala de cine o de videojuegos mediante una configuración de asientos que en la vida real podría ser un fuerte factor de ventas debido a la capacidad para adaptarse a las diferentes necesidades del usuario:

  • Tanto el asiento delantero como el trasero se pueden plegar completamente.
  • El habitáculo puede configurarse como una sala de cine o como una cama de descanso.
  • También es capaz de expandir considerablemente el espacio de carga para el equipaje.
  • Como extra, cuenta con una toma de alimentación de 230 voltios, ideal para diferentes accesorios y componentes.

Ahora bien, de todo lo anterior ¿qué se rescata o qué realmente podríamos llegar a ver? Sin duda, la nueva era de los vehículos electrificados, a pesar de que las marcas quieran sostener un discurso inclusivo, la realidad es muy distinta.

La tecnología cuesta y cuesta mucho. A medida que los autos cuenten con un mayorse compendio de esta se determinará su costo, pero también es cierto que hablando de los más pequeños como el Volkswagen ID. Life, la forma de llegar al mercado sería por la ecuación entre autonomía-funcionalidad, pues de una u otra forma, la tecnología (mucha o poca) viene implícita en el paquete de la electrificación.

En este sentido, Volkswagen, a través del ID. Life, nos muestra lo que podríamos ver o no en el venidero modelo de la familia ID. para el cual, un aproximado de 20,000 euros sería el precio de llegada, algo así como $23,500 dólares, al tipo de cambio del 2025, año en el que Volkswagen planea que la movilidad eléctrica sea más accesible.

¿Cómo crees que va convivir la economía mundial con la avalancha tecnológica y electrificada de la industria automotriz? Esperamos tus comentarios.

Jonathan Miranda recomienda

Cuéntanos que opinas