Vende tu auto
Autos clásicos

Los cinco autos de Bugatti más caros vendidos en una subasta

Esta quinteta de autos clásicos de Bugatti cambiaron de dueño en 2020.

Los cinco autos de Bugatti más caros vendidos en una subasta

Debido a que, en toda su historia, Bugatti siempre se ha dedicado a producir super autos de producción limitada, aquellos vehículos con décadas de antigüedad tienen un gran valor.

Si de por si un auto clásico es un objeto muy deseado y cotizado, en el caso de los que llevan el emblema de la compañía fundada por Ettore Bugatti lo son más debido que son piezas de colección sumamente codiciadas.

Al existir pocos vehículos clásicos de Bugatti es poco común ver la venta de uno de ellos, sin embargo, en 2020, se llevaron a cabo varias subastas de autos de la marca de origen francés, lo que dio origen a cifras récords.  

De hecho, fue año atípico no solo para Bugatti, sino para las ventas de autos clásicos, ya que nunca antes se habían producido los cinco coches más caros vendidos en subasta por un solo fabricante.

A continuación, los cinco autos de Bugatti más caros vendidos en una subasta:

Bugatti Type 59 Sports 1934

Un Bugatti Type 59 Sports de 1934 con el número de chasis 57248 fue subastado por 12.6 millones de dólares por la casa de subastas Gooding & Company en Londres en septiembre de 2020. Esto lo convierte en uno de los Bugattis más caros jamás vendidos en una subasta pública.

Este auto fue creado como un auto de carreras para el equipo de fábrica del Bugatti Grand Prix y ganó el Gran Premio de Bélgica en Spa, y luego terminó tercero en el Gran Premio de Mónaco.

Algunos de los pilotos de carreras de Bugatti más famosos y exitosos estaban al volante de este automóvil, incluidos Robert Benoist, Louis Chiron, René Dreyfus, Achille Varzi y Jean-Pierre Wimille.

Algo peculiar de este vehículo es que permanece en su estado original sin restaurar hasta el día de hoy. Está propulsado por un motor de ocho cilindros sobrealimentado de 3.3 litros con 250 hp.

Bugatti Type 57S Atalante 1937

Para este Type 57S Atalante de 1937 con el chasis número 57502 se pagó la suma de 12.5 millones de dólares en la subasta de Gooding & Company en Londres.

Es un modelo genuinamente distintivo que fue comprado en 1937 por Earl Howe, piloto de carreras británico y entusiasta de Bugatti.

Equipa un motor turboalimentado de ocho cilindros de 3.3 litros que ofrece una potencia de hasta 175 hp.

Bugatti Type 55 Super Sport Roadster 1932

Un Bugatti Type 55 Super Sport Roadster de 1932 con una carrocería de fábrica diseñada por Jean Bugatti se vendió por 7.1 millones de dólares en la subasta de Bonhams en Amelia Island en marzo de 2020.

Bugatti produjo un total de solo 38 chasis Type 55 Super Sport hasta 1935. Once de los 14 Los vehículos con carrocería roadster construidos por Jean Bugatti todavía existen.

Victor Rothschild, más tarde el tercer Baron Rothschild, compró el Type 55 como un automóvil nuevo y lo mantuvo en su colección durante muchas décadas.

En 1985, el profesor Dean S. Edmonds Jr. de Boston adquirió este Bugatti con el número de chasis 55220 por 440,000 libras esterlinas. Esto lo convirtió en el automóvil más caro jamás vendido en Gran Bretaña en ese momento.

Bugatti Type 35C 1928

Un Bugatti Type 35C Grand Prix que data de 1928 se vendió por 5.2 millones de dólares en una subasta de Gooding & Company en Londres, un récord para el Type 35.

Este automóvil con el número de chasis 4871 fue construido originalmente para el Targa Florio 1928. El primer propietario privado fue Jannine Jennky, un piloto de carreras francés que lo llevó a la victoria general en la primera Coupe de Bourgogne en Dijon.

Ahora con más de 90 años, el vehículo solo tuvo cuatro propietarios después de 1932. Se mantiene en su estado original, sin restaurar.

Hasta 1930, Bugatti produjo el Type 35C con un motor de ocho cilindros en línea y una capacidad de dos litros. Con la ayuda de un sobrealimentador de tipo Roots, la unidad de potencia ofrece una potencia de 125 hp, lo que permite una velocidad máxima de más de 200 km/h hace más de 90 años.

Bugatti Type 55 Super Sport 1931

Un entusiasta de Bugatti pagó 5.07 millones de dólares por un Type 55 de 1931 en París en febrero de 2020. Esto convirtió al vehículo con el número de chasis 55221 en el automóvil más caro que se vendió en una de las subastas de Rétromobile 2020.

Se trata de un vehículo excepcional: Louis Chiron y el conde Guy Bouriat-Quintart lo co-condujeron como coche de carreras de fábrica en las 24 Horas de Le Mans de 1932. El propietario posterior hizo que se colocara una carrocería Figoni única en el chasis.

Con esta carrocería, el Type 55 permaneció en la familia durante más de 60 años. Su motor turboalimentado de ocho cilindros y 2.3 litros produce una potencia de unos 160 hp.

Luis Hernández recomienda

Cuéntanos que opinas