Vende tu auto
Tecnología

Con motivo de su aniversario, te contamos como era el sistema operativo BMW iDrive hace 20 años

Este sistema es uno de los precursores en asistencia de control y conectividad para los conductores.

Con motivo de su aniversario, te contamos como era el sistema operativo BMW iDrive hace 20 años

BMW celebra 20 años de la introducción de su sistema operativo BMW iDrive, introducido por primera vez en el modelo BMW Serie 7 , que se estrenó una cabina con menos botones en el tablero y que, en su lugar apareció una pantalla de color en el panel de instrumentos (la pantalla de control) y un mando giratorio en la consola central (el controlador iDrive).

Este sistema permitió a los conductores controlar una gran cantidad de funciones de configuración, entretenimiento, navegación y telecomunicaciones del vehículo con una única herramienta operativa. Además, el BMW Serie 7 incluyó la primera tecnología de control por voz con funciones cartográficas, que permitió activar determinadas funciones mediante comandos hablados.

 El controlador iDrive y el control por voz hicieron que el funcionamiento de los sistemas del vehículo fuera más fácil y seguro al permitir que el conductor no tenga que encontrar y activar un botón específico para cada función individual, ya que ahora podía ubicar fácilmente un único controlador, que se encuentra en un lugar ergonómicamente ideal de la consola central.

Mediante este botón, diversas funciones con controladas medianterotación, presión y cambio. Con lo cual el conductor podía ver la información en la pantalla de control, integrada en el centro del panel de instrumentos a la altura de los ojos, con la misma rapidez y seguridad, pues solo necesitaban desviar la mirada en escasas milésimas de segundo para comprobar el estado operativo de los sistemas.

Evolución constante

El sistema BMW iDrive también allanó el camino para la introducción de servicios digitales, que han permitido una progresión constante de la relación entre el usuario y el vehículo. La primera etapa de desarrollo del sistema incorporó el servicio BMW Online a los automóviles BMW. La integración del motor de búsqueda de Google siguió en 2007, antes de que BMW se convirtiera en el primer fabricante de vehículos en todo el mundo en desbloquear el acceso ilimitado a Internet en el automóvil el año siguiente. En respuesta al auge de los teléfonos inteligentes, y las aplicaciones digitales desarrolladas especialmente para ellos, las aplicaciones de terceros pudieron integrarse en el sistema operativo BMW iDrive a partir de 2012.

 La conexión entre el vehículo y el conductor se hizo aún más estrecha en 2016. La aplicación BMW Connected permitió a los clientes integrar completamente su automóvil en su estilo de vida digital. Los destinos ingresados ​​en una aplicación de navegación se podían importar directamente desde un teléfono inteligente al vehículo, mientras que la información sobre el estado del vehículo también era accesible en un teléfono móvil u otro dispositivo digital. Este servicio ofrece ahora una gama aún más amplia de funciones a través de la aplicación My BMW.

Al mismo tiempo, BMW implementó más innovaciones para optimizar la comodidad y la seguridad de conducción. En 2004 se convirtió en el primer fabricante de vehículos en presentar un Head-Up Display, que proyectaba información de conducción relevante en el parabrisas en la línea de visión directa del conductor. Y el funcionamiento multimodal alcanzó otro nuevo nivel en 2015 con el estreno mundial del sistema BMW Gesture Control (control de gestos) en el Serie 7. 

Inteligencia digital para apoyar al conductor

Hace 20 años, la audacia de explorar una respuesta revolucionaria al desafío de una complejidad cada vez más funcional llevó a BMW a ser pionero en la operación intuitiva a bordo. Y el sistema BMW iDrive también marca el rumbo de la inteligencia digital, lo que permite que la experiencia de conducción se adapte con mayor precisión a las necesidades y preferencias del cliente.

Esto significa que, en muchas situaciones, el vehículo tiene acceso a una mayor cantidad de información que el conductor. Por ejemplo, puede recibir y mostrar advertencias de peligro de otros vehículos BMW y hacer predicciones sobre la disponibilidad de espacios de estacionamiento en un destino, entre otras funciones.

Con la evolución de este tipo de sistemas, será cada vez más frecuente ver a los conductores hablando con su auto, pidiendole tareas o sugerencias, para facilitar el diario vivir.

Héctor Siza Morales recomienda

Cuéntanos que opinas