Vende tu auto
Gadgets

El potente rojo del cronógrafo SW Steel-Ceramic, de Jaquet Droz

Jaquet Droz viste de rojo por primera vez al SW, un versátil reloj de caja de acero y movimiento mecánico automático JD2663A-S con tratamiento de rutenio.

El potente rojo del cronógrafo SW Steel-Ceramic, de Jaquet Droz

Con más de 300 años de historia, Jaquet Droz ha sido capaz de superar modas y evolucionar permanentemente en sus creaciones, así lo comprueba la serie SW, una colección que continúa seduciendo a coleccionistas por su diseño único.

El nuevo SW Steel-Ceramic impacta por su intenso rojo, un tono que se utiliza por primera vez no solamente en la serie SW, si no en una creación Jaquet Droz.

El reloj cuenta con una caja de acero rodeada de un bisel en cerámica negra, un material antirrayaduras e inalterable. La corona está atornillada a las 3, lo que garantiza una estanqueidad hasta 50 m. Además, está protegida con un sobremoldeado de caucho para lograr un ajuste óptimo. En cada lado se extienden dos garras que brindan protección frente a los golpes.

Cada pieza del SW Steel-Ceramic, de Jaquet Droz,  refleja el cuidado que la casa pone a los acabados de reloj. Los cuernos han sido ahuecados para aumentar la masa y crear un aspecto más deportivo. Su superficie está pulida, ofreciendo un reflejo perfecto del bisel acanalado, detalle característico de la colección SW. Por su parte, los apliques en oro blanco 18 quilates situados en el dial lacado negro, presentan un satinado vertical.

A través de un cristal de zafiro con tratamiento antirreflejos, el SW Steel-Ceramic, de Jaquet Droz, revela el movimiento mecánico automático JD2663A-S con tratamiento de rutenio, doble barrilete y masa oscilante en oro blanco 18 quilates para garantizar una reserva de marcha de casi tres días (68 h). Cuenta con superficies que alternan el acabado pulido, satinado o con decoración Côtes de Genève junto al número de serie individual.

La pulsera de tejido hecha a mano evoca la punta del Grande Seconde a las 6, pero también la de las manecillas de las horas y los minutos, así como los índices de los cuartos de hora que sobrevuelan, todos recubiertos de Super-LumiNova. En las intersecciones de las manecillas, los números 5, 6 y 7 aparecen hábilmente diseñados con números árabes rojos, mientras que el resto de las horas se expresan en números romanos. Bajo estos tres números se sitúan dos apliques cruzados a las 3 y a las 9 que fijan firmemente el célebre diseño en forma de «8» formado por la esfera de la Grande Seconde y la de las horas y los minutos.

El nuevo SW Steel-Ceramic, de Jaquet Droz, es una pieza de atractivo estilo contemporáneo que más que decir el tiempo, nos cuenta una historia.

Revolution recomienda

Cuéntanos que opinas