Novedades

Porqué el Toyota Prius 2020 es mejor compra que un auto convencional o que uno totalmente eléctrico

Es el vehículo pro ambiente más vendido del mundo.

Porqué el Toyota Prius 2020 es mejor compra que un auto convencional o que uno totalmente eléctrico

Desde antes que se pensara en una movilidad 100 por ciento eléctrica, a finales del siglo XX, Toyota inició la comercialización de un vehículo que detonó la eficiencia de combustible en los automóviles: el Prius.

Sin pensar que la industria del automóvil se dirigiría a hacia las emisiones cero, Toyota creó un sistema que sería el puente entre los vehículos con motor de combustión y los eléctricos.

Y es que, en lo que se completa el plan de solo ofrecer autos cero emisiones a nivel mundial -se espera sea más allá de 2050-, la tecnología híbrida es la mejor solución si se busca un automóvil ecológico, eficiente, y al mismo tiempo, un optimo desempeño.

Digamos que los automóviles híbridos como el Prius ofrecen lo mejor de dos mundos. Si se compara con un vehículo de combustión el consumo de gasolina es mucho menor, en tanto que versus un auto eléctrico no se depende de la autonomía o tiempos de recarga de la batería.

Siendo un poco más específicos, si confronta el consumo de un auto convencional de las mismas dimensiones del Prius, el gasto de combustible es de solo la mitad. Esto quiere decir que, si se recorre la misma distancia con el tanque lleno, en el modelo de Toyota el medidor marcaría ¾, mientras que el de su contraparte registraría que resta 1/4 de depósito.

Debido a que el funcionamiento del motor eléctrico es a bajas velocidades y en el arranque, situaciones donde más se consume gasolina, el Prius hace su mejor papel en la conducción urbana.

Contrario a lo que sucede con los vehículos tradicionales, donde el consumo es mayor en ciudad, en el modelo de Toyota su mejor eficiencia es al andar a bajas velocidades y en el tráfico.

Gracias al sistema híbrido, esa gran ingesta de gasolina que se genera por estar parando y avanzando, en el Prius no sucede, ya que a bajas velocidades no funciona el motor de combustión. Incluso, este solo entra en operación, hasta que el vehículo haya “tomado vuelo”.

Igualmente, el sistema híbrido tiene la capacidad de hacer que el motor a gasolina deje de funcionar cuando se desciende una pendiente o cuando se suelta el pedal del acelerador.

Esto hace que no solo en ciudad el Prius sea eficiente en tránsito urbano, sino también cuando se circula en autopistas o carreteras.

Ahora bien, que sea un auto enfocado a la eficiencia no quiere decir que la conducción del Toyota Prius sea lenta. Cuando se requiere poderío, tanto el motor de cuatro cilindros como el eléctrico trabajan en conjunto para otorgar la energía necesaria para esas situaciones de recuperación o de rebase.

Si bien estas son las bondades y ventajas del Prius frente a un auto convencional, lo mismo sucede con un vehículo eléctrico. En primer lugar, la autonomía del Prius que supera los 1,000 kilómetros por tanque no tiene comparación alguna con un vehículo cero emisiones.

Esto hace que para los viajes largos no haya inconvenientes por encontrar un centro de carga. En el caso de los traslados urbanos, como se mencionó, al funcionar gran parte en modo eléctrico el consumo de gasolina es sumamente baja.

A esto también hay que sumar que no hay que tener que esperas minutos u horas para cargar la batería, puesto que la batería del Prius se recarga por medio de la energía que se produce al momento de frenar o desacelerar.

En caso de que llegué a su límite, este proceso lo hace por medio del mismo motor de gasolina, así que no hay que tener que enchufarlo a una toma de corriente.

Aunado a todo a lo anterior, el precio del Prius es un factor sumamente importante, puesto que no tiene punto de comparación con alguno de los autos eléctricos más accesibles que se ofrecen en la actualidad.

Así que todo esto en conjunto, un automóvil híbrido es la mejor opción de compra si lo que se requiere es no gastar dinero en gasolina, pero a la vez no se desea gastar mucho en la adquisición de uno 100 por ciento eléctrico.

A todo lo anterior hay que sumar que el Prius como automóvil híbrido tiene una serie de beneficios que un auto convencional no tiene. De inicio no se paga el Impuesto Sobre Automóviles Nuevos -ISAN, tampoco hay cobro de tenencia sin importar el precio, no entran al programa de verificación vehicular que aplica en ciertas ciudades del país y circula todos los días.

Considerando cada uno de los puntos mencionados anteriormente, queda claro que el Toyota Prius es una de las mejores compras de automóvil hoy en día.

Luis Hernández recomienda

Cuéntanos que opinas