Industria

Garrett, la reconocida empresa de turbos se declara en quiebra

La empresa se vio afectada por el COVID-19 y también por indemnizaciones pagadas a Honeywell después de su independización.

Garrett, la reconocida empresa de turbos se declara en quiebra

La firma suiza Garrett, uno de los fabricantes más reconocidos de turboalimentadores, ha firmado voluntariamente su bancarrota para proteger su negocio ante los embates de la pandemia del Coronavirus. Tristemente, esto sucede a dos años de haberse independizado de Honeywell, otro importante fabricante de turbocompresores.

Los problemas de Garrett no solo aparecieron con el COVID-19, sino que con un tema más delicado. Mientras Garrett fue parte de Honeywell, otra división del grupo, Bendix, sufrió demandas de víctimas que se vieron expuestas a piezas con asbesto, que como sabemos, es altamente cancerígeno y se ha buscado disminuir al máximo en muchas autopartes, especialmente, sistemas de frenado.

Culpa de las denuncias, tanto Honeywell como Garrett, han tenido que hacerse cargo de las indemnizaciones, incluso estando Garrett ya independizada. El año pasado, la firma suiza demandó a Honeywell, tratando de buscar un acuerdo que la liberará de aquellos cargos económicos, los cuales fueron impuestos por Honeywell, amarrando a la empresa suiza por 30 años, tras haberse separado.

Garrett actualmente está buscando venderse en la bolsa por cerca de 2.1 billones de dólares, donde la empresa KPS Capital Partners es la favorita para hacer el rescate.

Jorge Beher recomienda

Cuéntanos que opinas