Novedades

Polaris Slingshot Grand Touring 2020, un elegante, pero agresivo todoterreno

¿Qué se puede escribir de este modelito del fabricante de Minnesota? Que es el juguete perfecto para una tarde divertida.

Polaris Slingshot Grand Touring 2020, un elegante, pero agresivo todoterreno

El Slingshot es un vehículo de tres ruedas fabricado por el especialista Polaris desde 2015, y como este año cumple cinco años en el mercado, la marca fundada en Minnesota había presentado a principios de año una actualización para hacerlo más atractivo.

El diseño exterior tiene cambios importantes: grupos ópticos estilizados, nuevas unidades lumínicas en la parte inferior del vehículo, un cofre más angosto y salpicaderas nuevas. Por dentro los asientos son de nueva factura, el volante es más deportivo, y en la consola central se suma un sistema de infoentretenimiento.

Sin embargo, el cambio más relevante es el reemplazo del motor de cuatro cilindros 2.4 litros de origen General Motors de 175 Hp, por uno de desarrollo propio. Se trata de un dos litros aspirado que genera 200 caballos de fuerza y 144 Lb-pie de par, con corte de inyección a las 8,500 rpm, y que puede acoplarse a una transmisión manual o una autompatizada, ambas de cinco marchas.

 Y si bien la variante Grand Touring había desaparecido del catálogo, Polaris lanza ahora una nueva edición especial de sólo 300 unidades denominada Grand Touring LE. Según la marca, está pensada para cubrir distancias en carreteras y el uso en un entorno urbano, con un nivel de confort y estilo nunca visto en el modelo.

Esta versión Grand Touring LE luce un exclusivo color verde Fairway Green con algunos elementos contrastantes en bronce, y tanto los rines delanteros de 18" como traseros de 20 pulgadas están pintados en el mismo tono bronce. Y como la idea es que se puedan realizar viajes más largos, la marca añadió un deflector de aire más grande y un techo duro escamoteable (que la marca denomina Slingshade) y combina con la carrocería.

En el habitáculo se mantienen los dos asientos tipo butaca, pero con detalles en color bronce, que contrastan con materiales en piano negro e iluminación ambiental. Esta versión integra un equipo de audio Rockford Fosgate y un sistema de infoentretenimiento con pantalla de 7 pulgadas y navegación GPS. Entre los opcionales están los asientos con ajuste eléctrico, calefaccionados y refrigerados.

Mecánicamente utiliza el mismo motor 2.0, pero con 180 Hp y sólo acolpado a la caja robotizada. La marca indica que se ofrece una actualización que mejora las especificaciones aumentando la potencia hasta los 200 Hp.

¿Precio? $33,999 dólares, unos 737 mil pesos mexicanos. Un juguete perfecto, sin duda, salvo por el precio.

Marcelo Palomino recomienda

Cuéntanos que opinas