Novedades

Alpina D3 S, el M3 diésel que BMW no se atreve a construir

El preparador especializado en BMW lanza su interpretación de la Serie 3 con motor diésel.

Alpina D3 S, el M3 diésel que BMW no se atreve a construir

En el último Salón de Frankfurt, Alpina presentó el B3 2020, su especial interpretación de la nueva generación de la Serie 3 con carrocería familiar. Aquel modelo del preparador especializado en BMW montaba un seis cilindros en línea turbocardado, de 3.0 litros de capacidad, con 470 caballos y un par máximo de 516 lb-pie. Nada mal para un auto familiar.

Ahora, Alpina vuelve a la carga con el D3 S, básicamente el mismo modelo exhibido hace unos meses, pero equipado con un portentoso motor turbodiésel. Ahh, y con opción de carrocería sedán y touring.

La modificaciones estética realizadas por Alpina son las mismas del B3: tres tomas de aire en defensas, el labio inferior más grande y plano, las letras de Alpina, rines de 19" tradicionales en la historia del preparador bávaro, un gran difusor de aire trasero y una cuádruple salida de escape.

Por dentro, el D3 S muestra cambios sutiles donde, básicamente, se inserta el nombre y logo de Alpina en volante, asientos y alfombrillas.

Pero vamos a la mecánica, que es lo que importa en Alpina. El D3 S utiliza la misma base mecánica del M340d, que incluye un seis cilindros en línea, 3.0 turbodiésel, modificado para entregar 350 Hp y 538 lb-pie de par, esto es 15 caballos y 22 libras más que el modelo de BMW.

Asociado a una caja ZF de ocho cambios automática, Alpina indica que el 0 a 100 km/h lo realiza en 4.6 segundos en el caso del sedán, y en 4.8 si se trata del station wagon. Las máximas se quedan en 273 y 270 km/h, respectivamente. Todas son cifras similares a las que se pueden encontrar en un M340d.

Alpina añadió un diferencial trasero controlado electrónicamente, los frenos provienen del B5 Biturbo y tanto los componentes del chasis y la suspensión se trajeros del B3. 

Marcelo Palomino recomienda