Tuning

Esta Raptor con un V8 de General Motors vale más $6 millones de pesos

Tiene una potencia y desempeño superior cuando se trata de rodar en el off-road.

Esta Raptor con un V8 de General Motors vale más $6 millones de pesos

Con el fin de no elevar los costos, lo que hacen la mayoría de los tuners para elevar el poder, es alterar el software del motor y/o imponer un sistema de sobrealimentación. Sin embargo, hay casos, como los auto clásicos donde se imponen motores modernos para elevar de manera drástica el desempeño.

Pero esto de cambiar el motor por completo no exclusivo de los autos vintage, sino también se da en vehículos modernos como es el caso de esta F-150 Raptor transformada por Jimco Racing, un reconocido taller y proveedor de piezas para vehículos todoterreno de carreras que acumula más de 600 victorias, 90 campeonatos en Estados Unidos, México, Australia, Sudáfrica y Europa.

Bautizada como Jimco Racing Luxury Pre-Runner, esta pickup es todo un verdadero super deportivo del off-road debido a que cuenta con una serie de adecuaciones en su imagen y componentes mecánicos.

Si bien su apariencia es la de un vehículo de competencia, la realidad es que sus modificaciones permiten que pueda circular en calles y carreteras. Y es que, uno de los puntos clave del trabajo de personalización que dan ese espíritu racing es la carrocería de fibra de vidrio con prominentes salpicaderas, los neumáticos todoterreno BF Goodrich KR3 de 40 pulgadas, la eliminación de LEDs en el techo y la eliminación de las defensas.   

Esta apariencia agresiva también parte de la mayor altura del vehículo que proviene de las ruedas y del sistema de suspensión con un recorrido de 26 pulgadas en la parte delantera y 32 pulgadas en la parte trasera (66 y 81 centímetros) y los amortiguadores coilover Fox de 3.0 pulgadas.

Pero bueno retomando lo de quitar y poner el motor original, esta Raptor fue despojada de su V6 de 3.5 litros para imponer un ocho cilindros de General Motors, mismo que fue tocado por Jimco Racing para registrar una potencia total de 650 hp, esto es 200 hp más.

De igual manera, la transmisión automática de 10 velocidades fue intercambiada por una caja de cuatro velocidades también con el sello de GM y el sistema de frenos por unos de alto desempeño de la marca Brembo.  

Adentro, el ambiente de competencia se hace presente en los asientos de cubo, pero forrados de cuero, el volante de forrado de alcántara y en el tablero que es digno de un auto de carreras. Para no perder el confort, no pierde el sistema de aire acondicionado y porta un iPad para el sistema de información y entretenimiento.  

Aunque este Jimco Racing Luxury Pre-Runner aun no tiene precio, su precio puede superar fácilmente los $250,000 dólares ($6 millones de pesos).

Luis Hernández recomienda

Cuéntanos que opinas