Prueba de Manejo

Mazda MX-5 vs Mazda MX-5 RF ¿cuál es mejor?

Fuimos a la ruta del vino entre San Miguel de Allende y Dolores Hidalgo para averiguarlo

Mazda MX-5 vs Mazda MX-5 RF ¿cuál es mejor?

El Mazda MX-5 es un favorito de nuestra redacción, lo hemos probado tantas veces como hemos podido. Y siempre encontramos una excusa para volver a pedir uno.

Lo manejamos tanto cuando se presentó la versión roadster, como cuando hizo lo propio la variante RF, lo hemos sometido a diferentes comparativas como por ejemplo: MX-5 Roadster vs Suzuki Swift Sport para determinar cuál era el mejor deportivo accesible, o bien al MX-5 RF vs Porsche 911 Targa para exponer como dos filosofías tan dispares pueden llevarnos a un resultado similar.

Pero jamás nos habíamos detenido a analizar cuál de las dos versiones es la mejor, por un lado, tenemos al MX-5 común; es decir el roadster con un planteamiento muy purista, mientras que por el otro, está el MX-5 RF que representa una propuesta más versátil, equipada y estilizada.

Mazda MX-5 vs Mazda MX-5 RF

Una prueba en pista sería una victoria muy fácil para el roadster, pesa menos y es manual. Por lo que decidimos llevarlos hacia la ruta del vino entre San Miguel de Allende y Dolores Hidalgo, en Guanajuato, para tratar de vivir una experiencia apropiada para el afortunado poseedor de alguno de estos convertibles y de paso, determinar cuál es el mejor.

Al pensar en vino mexicano, lo primero que se nos viene a la mente es el Valle de Guadalupe, de eso no hay la menor duda. Y aunque ciertamente es la región vinícola más representativa, está lejos de ser el único lugar de nuestro país en donde se lleva a cabo esta actividad.

Cerca de la Ciudad de México tenemos ejemplos como Freixenet o La Redonda que están a un par de horas manejando y que para visitar, degustar o bien pasar un rato son excelentes opciones. Sin embargo, con solo recorrer unos cuantos kilómetros más, entre San Miguel de Allende y Dolores Hidalgo en Guanajuato, recientemente han surgido varias opciones que bien podrían competir con lo mejor del enoturismo a nivel mundial.

Si cruzar la Toscana a bordo de un Alfa Romeo convertible es tu idea de un roadtrip perfecto, me da gusto decirte que hay manera de hacer algo muy similar aquí en México. Pero para nada sería lo mismo hacer este recorrido en tu camioneta familiar, la forma correcta como se debe vivir esta experiencia es a cielo abierto, con clase y mucho estilo.

Y el Mazda MX-5, el convertible más vendido de la historia cumple con todos esos requisitos, además de ser divertido, confiable y todavía mejor, accesible.

El Manejo

Salimos a horas muy decentes de nuestras oficinas ubicadas al norte de la Ciudad de México rumbo a San Miguel de Allende, Kons tras el volante del MX-5 y yo haciendo lo propio en el MX-5 RF cuyas siglas vienen de “Retractable Fastback”, de camino, la parada obligada pasando la caseta de Palmillas en Santiago para almorzar, aunque nuestro antojo al final se decantó por unas carnitas en lugar de la tradicional barbacoa. Luego del desayuno, seguimos el camino.

Mazda MX-5 vs Mazda MX-5 RF

Ambos comparten el mismo motor cuatro cilindros Skyactiv de 2.0 litros con 181 hp y 151 lb-pie de torque que en el caso del MX-5 se acopla a una transmisión manual de seis velocidades, mientras que en el MX-5 RF es una automática con mismo número de relaciones. En ambos casos, la tracción es al eje posterior.

El MX-5 demanda mayor involucramiento por parte del piloto debido a la presencia de la transmisión manual, que además incrementa mucho el nivel de control que se tiene sobre el auto. Sin embargo, tanto dirección como sistema de frenos en ambos casos son muy directos.

Por otra parte, el ajuste de la suspensión si se percibe algo distinto ya que el MX-5 se siente algo más ágil y nervioso, mientras que el MX-5 RF se percibe un poco más firme y ligeramente menos comunicativo. Quizá la diferencia de ajuste se deba al incremento de peso, ya que el RF es 74 kilos más pesado.

Circulamos a buenos ritmos, 120 – 140 km/h, sin ir demasiado aprisa pues, ya que con el MX-5 no es necesario, el manejo se disfruta mucho sin necesidad de ir matándote y esto se debe a que se trata de un auto muy comunicativo y de reacciones vivas. Para el medio día, ya habíamos llegado al viñedo San Lucas pocos kilómetros antes de San Miguel de Allende.

Viñedo San Lucas

Este espectacular viñedo con edificios de ladrillo inspirados en los de Puerto Madero de la Ciudad de Buenos Aires, luce tan armónico y perfecto que bien podrías creer que se trata de un set de filmación. San Lucas ofrece no solo la posibilidad de hacer catas, previa cita por supuesto, sino también comer en un agradable restaurante mediterráneo, así como conocer las instalaciones en donde se produce el vino, o bien la bodega en donde se encuentran las barricas. 

Dentro del lugar hay un pequeño hotel de 14 habitaciones a todo lujo con SPA, que está rodeado de casas ya que también se trata de un desarrollo inmobiliario en el que los condóminos básicamente tienen una suntuosa finca rodeada de vides, olivos y lavandas, pero no se tienen que preocupar por los cuidados y mantenimiento que este tipo de cultivos requieren.

Viñedos San Lucas

Tan buena aceptación ha tenido este concepto, que a un costado se encuentra San Francisco, otro viñedo con el mismo concepto de hotel boutique de lujo y propiedades, aunque con un tipo de construcción y decoración más modernos. En este caso, la vista tanto de las habitaciones como de la terraza del restaurante es directamente hacia un espejo de agua en primer plano y de fondo, los viñedos y las montañas. Una postal que fácilmente te deja sin aliento.

Sutiles diferencias de equipamiento

Muy a nuestro pesar, dejamos atrás los viñedos San Lucas y San Francisco para adentrarnos en la ciudad de moda de nuestro país, la concurrida San Miguel, en donde por cierto lo menos recomendable es manejar, aun si es a bordo de un MX-5. Hay tanto tránsito y es tan difícil estacionarse que es simplemente una pesadilla.

Pero luego de una buena cena y gracias a la plática con un taxista local, encontramos un par de buenos spots para retratar nuestros MX-5 en San Miguel de noche, con lo cual, la temperatura bajó un poco y fue buen momento para cerrar la capota, en donde se puede apreciar lo atractivo que luce el RF a toldo cerrado, un gran punto a su favor.

Además de las diferencias en entre el MX-5 y el MX-5 RF que presenta el tipo de toldo y la transmisión. Tenemos algunas variaciones estéticas como el color negro en: Rines, marco del parabrisas, toldo y espejos del MX-5.

Puertas adentro, también encontramos alteraciones dignas de mención. Por un lado, el MX-5 tiene asientos forrados en tela y climatizador manual, mientras que el MX-5 RF tiene asientos forrados en cuero y con calefacción, así como un climatizador automático.

Viñedo Tres Raíces

Miguel Hidalgo y Costilla lo sabía, los independentistas lo sabían, y ahora también lo sabes tú. La tierra de Guanajuato es fértil y el clima es ideal, razón por la cual, el cura padre de la patria plantó vides y de paso enseñó al pueblo de Dolores el noble arte de hacer vino. Sin embargo, luego de la Independencia la actividad se perdió, aunque afortunadamente no para siempre.

Al día siguiente, muy temprano, visitamos un viñedo muy joven en las cercanías de Dolores Hidalgo del que teníamos muy poca información, se trata de Tres Raíces y vaya que nos llevamos una gran sorpresa.

Viñedo Tres Raíces

Con un estilo completamente distinto al de los dos del día anterior, pero no por ello menos impresionante, Tres Raíces te deja sin palabras desde su entrada de piedra, que al abrir su inmenso portón, revela un camino flanqueado de vides que termina en una rotonda que al centro presume en un gran cubo metálico el logo de la vinícola. Un poco más al fondo hay una moderna construcción que en su interior tiene un sofisticado restaurante, con decoración de muy buen gusto y comida de autor, que para nuestra mala suerte no estaba en funcionamiento ese día. Asimismo, también hay una galería que exhibe piezas de artistas locales, espacios para eventos y más al fondo, la fastuosa entrada de lo que próximamente será un hotel boutique de lujo.

Es época de las fiestas de la vendimia, por lo que el personal del viñedo estaba a toda máquina, seleccionando uvas y trabajando en la producción, no eran ni las siete de la mañana y se sentía mucho movimiento en el lugar. Algo que al menos a mí, aunque había tenido oportunidad de visitar otros viñedos tanto en México como en el extranjero y nunca me había tocado ver.

Conclusión

Luego de manejar casi 800 kilómetros en el MX-5 y MX-5 RF queda claro que ambos son excelentes deportivos. Se ven espectaculares, son divertidos y tienen muchísimo estilo. Sin embargo las diferencias entre ambos si son suficientemente grandes para permitirles posicionarse de manera muy distinta.

Por un lado, el MX-5 es para el que disfruta el manejo por sobre todas las cosas, es simplemente mejor auto deportivo, muy purista, pero sin dejar de ser utilizable en carretera o ciudad. Habría que ir a algo muy extremo como un Vuhl 05 o un 911 GT3 para tener un manejo más radical, aunque ello implicaría no solo inversiones exponencialmente mayores, sino sacrificios importantes en cuanto a capacidad de uso cotidiano.

Mazda MX-5 vs Mazda MX-5 RF

Por otro lado, el MX-5 RF es menos purista, la suspensión ligeramente menos comunicativa, el aumento de peso y el hecho de que solo está disponible en caja automática, inmediatamente hace que el amante de los deportivos puro y duro no lo quiera voltear ni a ver. Pero en cambio, es un auto más práctico, está mejor aislado gracias al toldo rígido, todavía más utilizable como auto del diario y por si fuera poco, al mismo tiempo es un hermoso coupé.

Luego de todo lo anterior, debo decir que en mi opinión el mejor es el MX-5 a secas, es decir el roadster. Aunque quizá, en unos años que quiera algo ligeramente más cómodo, podría pensar en un MX-5 RF.

Agradecemos por las facilidades para la realización de este artículo a:

Viñedos San Lucas

Viñedo Tres Raíces

 

Mazda MX-5 vs Mazda MX-5 RF

Rubén Hoyo recomienda

¿Qué opinas? Cuéntanos