Lanzamientos

Renault Kwid, un caso para analizar

¿Qué es? ¿Es un hatchback, una camioneta pequeña, en qué segmento participa?

Renault Kwid, un caso para analizar

¿Una pequeña SUV, un hatchback, una camionetita?

Analizando las formas y el diseño encontramos puntos a resaltar que lo pueden encasillar dentro del aspecto de un SUV, sin pretensiones para el Off Road, y la primera de ellas es la altura de la carrocería con relación al piso, esos 18 centímetros lo hacen pasar por casi cualquier obstáculo urbano sin temor a golpear el piso del vehículo. La carrocería es hatchback lo que hace que el vehículo sea mucho más fácil de estacionar, y aunque no lo parezca la capacidad de carga es de 290 litros con el asiento trasero funcional, y hasta 1,100 litros con el respaldo abatido.

 

¿A qué segmento pertenece?

La tipificación actual encasilla a Renault Kwid en el segmento A, que se compone por vehículos pequeños, de no más de 3.7 metros de largo

La motorización es una novedad en Renault

Utiliza por primera vez una planta de poder de TRES cilindros, Kwid porta un motor de aspiración natural de reciente desarrollo denominado SCe (Smart Control Effficiency) de 1.0 litro de desplazamiento de tres cilindros que ofrece una potencia de 66 hp en el rango de las 5,500 rpm y genera un torque de 69lb-pie a las 4,250 revoluciones que nos promete rendimientos de combustible cercanos a los 20 km por litro. 

Si se dan cuenta el Torque es mayor a la Potencia y eso se refleja en la respuesta del acelerador, pues no se nos olvide que el Torque es justo lo que la gente quiere, esa sensación de aceleración al pisar el pedal, que mucha gente confunde con los caballos de fuerza.

 

Conectividad

La vinculación entre nuestros dispositivos -auto y teléfono- se ha vuelto simplemente en una primera necesidad, y pensando en ello Kwid está dotado de esa ansiada compatibilidad llamada “SmartPhone Replication” o mejor conocida como Andriod Auto o Apple CarPlay. Seguramente el simple hecho de la posibilidad de emparejamiento con los teléfonos móviles será un detonante de compra debido al perfil del cliente de éste segmento.

¿El manejo?

La relación peso-potencia es la adecuada para un vehículo de estas dimensiones, el peso vehicular es de 760 kilos y haciendo una simple operación aritmética nos damos cuenta que cada caballo de fuerza del Kwid le toca mover 11.5 kilos de masa.

Conducir en ciudad es hasta divertido, ya que con un poco de pericia podemos hacer caber al Kwid en pequeños huecos del tránsito, en velocidades de autopista podemos circular a buenos promedios ya que el rango de giro del motor de tres cilindros, aunado a la transmisión manual de cinco cambios nos permite velocidades crucero sin dificultad.

¿Seguridad?

Los frenos ABS lo hacen más seguro y en el caso de un accidente las cuatro bolsas de aire –dos frontales y dos laterales- brindan mucho mayor seguridad a los ocupantes. Hoy es el único vehículo del segmento A disponible en México que ofrece esa seguridad activa y pasiva, si bien nadie se compra un vehículo pensando en chocar, es mucho mejor estar equipado si eso sucede.

Conoce Kwid, no hay nada igual en el mercado

Renault Kwid - Precio y seguridad su mejor propuesta | Autocosmos

Alejandro Konstantonis recomienda

¿Qué opinas? Cuéntanos