Industria

Porsche volverá a construir los 911 GT2 RS destruidos en naufragio

Cuatro unidades volverán a las líneas de producción tras el accidente del carguero "Grande America".

Porsche volverá a construir los 911 GT2 RS destruidos en naufragio

El Grande América es un barco carguero italiano, propiedad de la naviera Grimaldi, uno de los tantos barcos que se encargan de mover el parque automotriz del mundo. Y como puede suceder en cualquier tipo de transporte, hay riesgos. Ahora, es de muy mala suerte que justo ocurra en un navío con autos exclusivos.

El 12 de marzo, el Grande América, según lo que cuenta Grimaldi en un comunicado, transitaba a 140 millas de la costa francesa, contemplando a bordo una carga compuesta de material rodado, contenedores y algunos productos genéricos, cargados en Amberes y Hamburgo con destino a Casablanca (Marruecos), Dakar (Senegal), Conakry (Guinea), los puertos brasileños de Suape, Vitoria, Río de Janeiro, Santos y Paranagua, así como Zárate (Argentina) y Montevideo (Uruguay). Si somos específicos, podemos detallar un total de 2,210 vehículos, de los cuales 1,298 eran nuevos.

También había 365 contenedores, 247 de los cuales estaban almacenados en la cubierta superior (exterior) y el resto en la cubierta inferior. El 78% de las unidades estaban destinadas a América del Sur y el resto a África Occidental (principalmente Casablanca). Los contenedores con carga peligrosa según la clasificación de la OMI (Organización Marítima Internacional) eran 45, de los cuales 34 se almacenaron en la cubierta superior y el resto dentro del barco. Estos productos peligrosos incluían 10 toneladas de ácido clorhídrico y 70 toneladas de ácido sulfúrico.

Y ese mismo 12 de marzo, con toda esta carga encima, se declara un incendio en la nave. La tripulación debe evacuar la nave a la brevedad, mientras se toman las medidas necesarias para monitorear y resguardar el mar, en caso de exposición o derrame de los elementos contaminantes. También se llamó a un barco que pueda extraer los containers del fondo del mar y así evitar deshechos y basura, que es prácticamente en lo que se convirtieron todos los autos y productos que llevaba este barco.

Pero como somos un sitio web de industria motor, la verdad es que nos interesa algo muy particular. De los 2,210 vehículos, ya señalamos que 1,298 eran nuevos. De esos modelos, 37 eran Porsche, que venían desde el puerto de Hamburgo al puerto de Santos, para encontrarse con sus dueños. Y dentro de esos 37, venían cuatro Porsche 911 GT2 RS, que como sabemos, dejaron de fabricarse en febrero de este año, sin contar que es de los deportivos más exclusivos, veloces y deseados por cualquier persona en el mundo. Eran, según se dice, los autos más exclusivos de la embarcación.

Triste es, que esos GT2 RS no fueron manejados jamás y nunca conocerán el cariño de sus futuros dueños. Pero, en una situación muy poco común, nuestros colegas de Carscoops pudieron hacerse con una carta, aparentemente oficial, donde Porsche Alemania y Porsche Brasil, a sabiendas de que el GT2 RS no se fabricará más, reanudará la producción y construirá cuatro nuevas unidades para reponer las que fueron siniestradas, a modo de validar la relación con sus clientes y valorar su lealtad a la marca.

Los nuevos GT2 serán fabricados en abril y deberían ser entregados a mitad de año. Y ojalá, no les suceda nada en el camino.

Jorge Beher recomienda

¿Qué opinas? Cuéntanos