Tips y Consejos

Por qué un station wagon es una de las mejores opciones de compra

En México, el único ejemplar de este tipo de carrocería es el SEAT León ST.

Por qué un station wagon es una de las mejores opciones de compra

Nadie puede negar que en la actualidad las SUVs son los vehículos de moda, situación que ha provocado que los sedanes, hatchbacks y station wagons se vean desplazados en gusto del público.

Aunque todo indica que este boom por los utilitarios no será de algunos años, sino de décadas, es un hecho que en el mayor de los casos la gente se está dejando llevar por la moda. Y es que si nos ponemos a analizar, si se hiciera una compra racional, las SUVs no tendrían tanta popularidad como la que tienen hoy en día.

Mucho se dice que esta tendencia por comprar SUVs va por el lado psicológico, es decir, que la gente compra este tipo de vehículos por tener una posición de manejo más alta, algo que da poderío por este simple hecho.

Algo que también es cierto, es que las SUVs son un símbolo de estatus, pues no es lo mismo decir “tengo un coche” a mencionar “manejo una camioneta”. Y es que sin importar que existen utilitarios subcompactos o pequeños, por el simple hecho de ser una SUV ya no es un coche, sino una “camioneta”.

Pero como sucede en todo producto donde es más alta la demanda que la oferta, esta clase de vehículos tienen un precio más elevado, además de que al tener una carrocería ligeramente más grande versus un sedan del mismo tamaño, esto se ve reflejado en el costo final.

Considerando lo anterior, es que volvemos al tema de que si la gente hiciera una compra racional los SUVs no se venderían igual. Si pusiéramos en la balanza, practicidad, habitabilidad, confort y desempeño, es claro que una de las mejores opciones es un utilitario. Sin embargo, si a lo anterior se agrega el precio, entonces la balanza ya no es tan equilibrada, ya que por lo que se paga por una SUV pequeña se puede considerar un automóvil de talla compacta.

Si en la mente no está considerar un sedán por el diseño, entonces, podemos decir que por estilo lo más parecido es un station wagon. Aunque no tienen una posición de manejo alta como un SUV originada de una mayor distancia con respecto al suelo, esta clase de vehículos son lo más parecido a un utilitario. De hecho, el manejo es más estable por lo mismo que tienen una altura baja.

En pocas palabras, los station wagons reúnen lo mejor de dos mundos. Por un lado, ofrecen la maniobrabilidad de un sedán, pero por el otro, disponen de un amplio espacio, principalmente en la segunda fila de pasajeros y en la zona de carga, misma que es mucho más voluminosa que un hatchback.

Considerando que ofrecen el mismo espacio interior que un SUV con una carrocería de tamaño similar y que el manejo es más dinámico, entonces no hay más que decir que un station wagon es la mejor opción de compra. Por desgracia, en nuestro país esta clase de vehículos no han sido comprendidos como debieran ser, caso contrario a lo que sucede en Europa donde la popularidad es más que evidente.

Ante esta poca aceptación y la fama de los SUVs, las marcas que tienen presencia en México dudan en apostar por ofrecer un station wagon en sus filas. Por este motivo, al día de hoy, solo existe un ejemplar: el SEAT León ST -Station Touring-.

Si se considera que tiene un precio de $388,600 pesos y que el tamaño de su carrocería -4.5 metros- lo cataloga como un automóvil compacto, podemos ver que por esa misma cantidad de dinero y el nivel de equipamiento, la SUV que podría estar a la par es una Mazda CX-3 que vale $394,900 pesos y mide 30 centímetros menos.

Otra ventaja del León ST es que al tener un cuerpo más grande, y por la configuración de station wagon, el volumen de la cajuela es de 587 litros, en cambio en la CX-3 es de solo 350 litros. De esta manera, podemos ver que por un precio similar podemos tener un vehículo más grande y por ende con mayor habitabilidad.

Sólo para culminar, hay que mencionar que el SEAT León ST porta un motor turbo de 1.4 litros de 150 hp y 184 libras-pie de torque con caja automática DSG de siete. Respecto al equipamiento ofrece quemacocos, luces full LED, aire acondicionado de dos zonas, volante forrado de cuero con ajuste de altura y profundidad, y pantalla táctil de ocho pulgadas con el software SEAT Full Link (Apple Carplay, Android Auto, Mirror Link).

Luis Hernández recomienda

¿Qué opinas? Cuéntanos