Vende tu auto
Tuning

El Madbul, lo mejor de dos mundos para driftear

Reúne el estilo del drift con la carrocería de los 90s y componentes del RX-3 de los 70s.

El Madbul, lo mejor de dos mundos para driftear

Mientras muchos adoran los autos nuevos, algunos nos quedamos babeando cada vez que vemos un clásico, especialmente de fines de los 60s y principios de los 70s cuando las líneas fluidas y las proporciones lo decían todo sin necesidad de trazos artificiales.

Entre los mejores exponentes de este diseño simple, sincero y seductor están los viejos deportivos japoneses. Y uno de sus mejores representantes es el legendario RX-3 de Mazda.

Entre los mejores exponentes de este diseño simple, sincero y seductor están los viejos deportivos japoneses

Hoy hablaremos del Madbul, el RX-7 FD que utiliza el piloto neozelandés de drifting Mad Mike. Junto al Madbul, tambien cuenta con el Badbul (RX8) y el Radbul (MX-5) siendo un especialista en los modelos de Mazda. Con el Madbul, Mad Mike decidió abandonar (un poco) la exuberancia propia de los autos para estas competencias y dar cabida a los lineamientos del otro Mazda clásico.

Si bien la zaga conserva demasiado del auto de los 90s, el frontal aporta todo el encanto “setentero”, abandonando la trompa baja y con faros pop-up en favor de un corte más vertical. El resultado es más musculoso, especialmente en la combinación con el labio superior del cofre, el spoiler rojo y las salpicaderas sobredimensionadas.

En el lateral se disfruta de la línea plana del cofre, que va cediendo hacia las curvas del RX-7 a medida que la cintura avanza por las puertas.

Todo este despliegue tiene el respaldo del motor Wankel con cuatro rotores y 537 caballos que van a parar a las anchas ruedas traseras para hacerlas deslizar en perfectos, largos y humeantes derrapes.

Hernando Calaza recomienda

Cuentanos que opinas