Vende tu auto
Prueba de Manejo

Infiniti QX60 Hybrid 2015 a prueba

Una opción híbrida de lujo con capacidad para siete pasajeros

Infiniti QX60 Hybrid 2015 a prueba

Antecedentes

El Infiniti QX60 se presentó en 2011 como una nueva opción en el mercado de camionetas de lujo con siete plazas, sólo que en ese entonces lo conocíamos como JX35 pues conservaba la nomenclatura original de la marca japonesa.

Está basado en el Nissan Pathfinder actual –de hecho sus siluetas son muy similares y hasta salen de la misma línea de producción en Nashville, Tennessee.

En 2014 se presentó esta versión con dos motores (uno a gasolina y otro eléctrico) llamado QX60 Hybrid y se posiciona desde principios del año 2015 como el tope de gama del modelo en México.

Algo que es importante mencionar es que al ser un vehículo de estas características, está exento de pagar tenencia en algunas ciudades y estados del país, lo cual lo convierte en una opción más atractiva dentro del segmento de lujo. Ahora sí, vamos a nuestra prueba.

 

Precio: $835,000 pesos

 

Características técnicas y mecánicas

Como bien dijimos algunas líneas arriba, esta versión del QX60 (es un crossover mediano y por eso usaremos el artículo masculino para mencionarlo) utiliza dos motores para su impulsión y la gran sorpresa es que el motor térmico –a gasolina- es un pequeño cuatro cilindros de 2.5L de capacidad pero que está sobrealimentado por un súper cargador para así entregar 230 Hp y 243 Lb-pie de torque. El segundo motor es el eléctrico que se encuentra en el volante inercial del motor para así entregar unos 20 Hp más. Esto significa que en total, este vehículo eroga 250 caballos de fuerza -10 Hp menos que la versión V6 con el motor 3.5L.

La transmisión es la automática CVT X-Tronic de Nissan que realmente no tiene cambios pues en lugar de contar con engranes internos, tiene una banda y dos poleas que cambian de diámetro según se vaya a acelerando. La idea de este tipo de transmisiones es que sea muy compacta –ocupa menos espacio que cualquier otra- y mantiene al motor en un rango ideal de revoluciones para entregar el mejor consumo de combustible y potencia. Finalmente, la entrega de todo el poder se hace mediante un sistema de tracción integral a las cuatro llantas.

Algo importante a mencionar es que el sistema híbrido del QX60 Hybrid es en línea o de primera generación. Esto significa que ambos motores trabajan al mismo tiempo y todo el tiempo a diferencia de otros sistemas más modernos donde se puede prescindir del motor térmico para tener momentos de propulsión 100% eléctricos que ayudan a elevar el ahorro de combustible considerablemente. La energía de frenado se puede recuperar y mandar de nuevo a la batería, de esta forma se recicla y es más eficiente. La marca promete un consumo de 14.7 Km/l en ciudad, 17 en carretera y 15.7 combinado.

Gracias a este sistema de tracción y a las baterías que alimentan al motor eléctrico, el peso de este crossover es bastante alto pues supera las dos toneladas para quedar en 2,100 Kg.

Debajo de la carrocería encontramos una suspensión delantera independiente McPherson, suspensión trasera independiente Multilink, frenos de disco en las cuatro esquinas con sistema de ABS y control de estabilidad y enormes rines de 20 pulgadas para completar el look Premium.

 

Confort

El interior del Infiniti QX60 Hybrid 2015 se siente realmente de lujo, con materiales auténticos como piel para los asientos, madera para algunas partes de la consola central y metal para otros interruptores y manijas. Es muy amplio también y es que con un largo total vehicular de casi 5m y una distancia entre ejes de 2.9m tenemos un habitáculo grande y con capacidad para cargar siete pasajeros o cinco con una cajuela más amplia.

La segunda fila de asientos cuenta con un sistema de entretenimiento que consta de un par de pantallas colocadas en las cabeceras frontales que vienen acompañadas de un control remoto y audífonos inalámbricos para que cada quien pueda disfrutar de su música o una película de forma independiente. Esta segunda fila está dividida en tres asientos, dos de los cuales se mueven en conjunto (central y lateral izquierdo) para permitir el acceso a las plazas de hasta atrás. Esto lo hacen con un sistema muy práctico que pliega la parte baja del asiento y el respaldo, así deja más espacio para facilitar el subir a la tercera fila. Además se puede deslizar la segunda fila unos centímetros para atrás o adelante para dejar más espacio para las piernas de quienes viajan en la parte trasera o si no están ocupadas, maximizar el confort de los ocupantes de la segunda fila.

Hablando del espacio de los dos asientos individuales de hasta atrás, no es mucho así que podríamos decir que su uso estará reservado más bien para niños o algún viaje corto con adultos ya que están muy bajos, provocando que las rodillas queden por encima de la pelvis y sea muy incómodo. También el espacio para la cabeza no es el mejor, eso sí, cuenta con porta vasos, salidas de aire acondicionado y bocinas para los que viajan hasta atrás.

Algo que ayuda definitivamente a sentirse más amplio el interior es el toldo panorámico que aunque el quemacocos delantero es muy pequeño, la parte trasera se beneficia de un área acristalada muy grande para que entre luz y se pueda disfrutar del camino a cielo “abierto”.

Entre las amenidades que encontramos en el interior están las tomas de corriente de 12 volts, asientos calefactables y con aire acondicionado para las plazas frontales (sólo calefactables para la segunda fila), controles de audio en el volante, control de crucero, luces y limpiadores automáticos, controles de audio también para las plazas traseras, aire acondicionado de tres zonas automático y computadora de viaje.

La seguridad es uno de los pilares sobre los que fue construido ese QX60 Hybrid pues equipa una gran cantidad de sistemas como el asistente de cambio de carril con corrección automática, frenado automático, cámaras de visión 360° y frenado de emergencia. Todos se pueden activar o desactivar mediante un botón en el volante, lo cual es muy conveniente pues no hay que meterse a la computadora para encontrarlos.

El sistema de info-entretenimiento consta de una pantalla al centro del tablero desde la que podemos controlar el sistema de audio (con 15 bocinas y firmado por Bose), las entradas auxiliar, USB, CD y Bluetooth, la conexión con el teléfono mediante Bluetooth y el control de clima. Cabe decir que si bien el sistema reconocer perfectamente a los dispositivos Apple, los usuarios de Android tendrán que esperar a una actualización posterior para poder controlar su música con el sistema.

 

Manejo

Nos llamó la atención esa extraña combinación del motor súper cargado de cuatro cilindros pues es uno que no vemos en ningún otro producto de la marca o inclusive del Grupo Renault-Nissan pero el resultado es un motor no tan eficiente y que le falta potencia en más de una ocasión. La verdad es que la versión de seis cilindros tampoco es la más rápida pero sí sentimos que entrega una sensación de manejo más Premium que este motor híbrido. Parte del problema creemos, es la transmisión CVT que le quita torque al motor tanto en la parte baja como en la alta del tacómetro. Le cuestan trabajo algunos rebases y cuando está el motor frío, no querrás encontrarte con una pendiente muy inclinada pues se siente como si no fuera a subir.

Tal vez si no fuera tan pesada mejoraría esta sensación de manejo en baja velocidad pero habrían sacrificado también el sistema de tracción integral que aporta gran cantidad del peso adquirido en la versión.

No todo está mal, la verdad es que una vez andando a un ritmo constante, el Infiniti QX60 Hybrid funciona muy bien e inclusive es cuando se nota más el ahorro de combustible, con el motor eléctrico “rellenando” los espacios de eficiencia que no puede cubrir el de gasolina. La suspensión es muy suave y  funciona muy bien en ciudad o carretera, absorbiendo las irregularidades del camino sin sacrificar agarre o sensación de confianza en las curvas por ejemplo.

Los frenos regenerativos no se sienten tan naturales o no como unos convencionales, así que toma un poco de tiempo acostumbrarse.

Encontramos tres modos de conducción: Normal, Sport y ECO en los que realmente se percibe más el cambio en el modo ECO pues no sólo retarda la respuesta del acelerador y modifica el comportamiento de la caja para funcionar a menos revoluciones por minuto, sino que también se mete con el pedal del acelerador, entregando más resistencia para ser accionado, un detalle muy conveniente y tecnológico.

Anteriormente te mencionamos los sistemas de seguridad que prácticamente evitan cualquier tipo de accidente pues frenan al vehículo si un auto disminuye la velocidad y no hemos pisado el freno, te regresa al tu carril si de repente lo abandonas y te avisa si viene algún auto en el punto ciego por ejemplo. El problema es que todos estos sistemas están calibrados para funcionar en el primer mundo, donde casi todos respetan una distancia mayor y usan las direccionales para cambiarse de carril. En nuestro país se vuelven muy intrusivos y al poco tiempo de manejar los terminamos desconectando. Creemos que los clientes de Infiniti QX60 lo utilizarán tal vez un par de veces o inclusive para sorprender a algún amigo pero tarde o temprano terminarán haciendo lo mismo que nosotros.

 

Conclusión

Después de conducir el Infiniti QX60 Hybrid 2015 por poco más de una semana y analizar nuestros pensamientos, llegamos a la conclusión que es un vehículo que sí ofrece muchas cosas en el interior pero también tiene otras cuantas en las que se nota su edad como el sistema de info-entretenimiento y el diseño que ya empieza a verse cansado pero también es un vehículo demasiado caro pues no entrega una experiencia Premium 100% al conducirlo. Esa falta de potencia sin duda es uno sus mayores problemas y también la transmisión CVT que provoca que se meta más ruido al habitáculo cuando aceleramos fuertemente.

Otro dato a considerar es que en Estados Unidos se ha dejado de ofrecer para este 2015 su hermana, el Nissan Pathfinder Hybrid, lo cual nos hace sospechar de la viabilidad de esta versión de Infiniti en un futuro. ¿Desaparecerá? ¿Cambiará radicalmente? Tendremos que esperar unos meses más para saberlo. Mientras tanto, si nos preguntan, nosotros nos quedamos con la versión más sencilla a gasolina y con el motor V6 de 3.5L, de paso nos ahorramos unos cuantos miles de pesos.

 

 

 

Probamos el Infiniti QX60 Hybrid 2015

Héctor Mañón recomienda

Cuéntanos que opinas