Novedades

Así es un operativo en gasolinera realizado por Profeco

Descubre cómo y porqué son infraccionadas las estaciones de servicio.

Así es un operativo en gasolinera realizado por Profeco

Desde mediados del año pasado sabemos cuáles son las gasolineras que no despechan litros completos y denuncias en video como la de Víctor Reyes que circula en las redes sociales nos han inspirado a entablar una queja sobre los abusos que se viven en las gasolineras.

La Procuraduría Federal del Consumidor nos ha alertado de las nuevas modalidades de robo en las gasolineras pero a ciencia cierta nadie sabe cómo funciona el Programa Nacional de Verificación de Combustibles mediante el que Profeco realiza los operativos de verificación en las gasolineras así que te lo presentamos a continuación:

La brigada se presenta en su centro laboral y hasta el último momento el jefe de la unidad recibe la orden de verificación para evitar que le den el "pitazo" a la gasolinera y no puedan manipular el sistema electrónico con el que se controla la calibración de las bombas despachadoras.

Cuando la brigada llega a la estación de servicio se encarga de verificar que se cumpla con la Ley Federal de Protección al Consumidor (artículos 5, 7 y 57), su reglamento y normas técnicas y metrológicas aplicables (NOM-005-SCFI-2011 y NOM-185-SCFI-2012).

Cabe señalar que los verificadores van uniformados y con sus identificaciones para evitar cualquier problema. Asimismo, el jefe de la brigada le entrega el oficio original que ordena la verificación al encargado de la gasolinera, y se le solicita que nombre a dos testigos para que supervisen el proceso de verificación.

En la inspección física, Profeco no sólo checa que las bombas despachadoras funcionen correctamente, cuenten con el holograma de verificación vigente, sin importar si lo tienen se realiza la verificación volumétrica para ver si despacha litros exactos mediante unos recipientes que tienen una escala perfectamente graduada llamados jarras por lo que a este proceso se le conoce como jarreo.

El jarreo se realiza nueves veces para que sea efectivo; tres veces a la velocidad más baja en que despacha la bomba, tres a velocidad media y por último a la velocidad más alta. Hay que recordar que los instrumentos del dispensario se desgastan por el servicio, la temperatura y otros factores así que está permitido que por cada 20 litros de gasolina, falten 100 mililitros. En caso de que las bombas despachadoras rebasen este margen de error son inmovilizadas.

La inspección del sistema electrónico se realiza para comprobar que el software, registros electrónicos y la arquitectura del dispensario cumplan con las especificaciones aprobadas para el modelo o prototipo. Al término de ésta, se levanta un acta de irregularidades, hechos u omisiones encontradas y la firman los involucrados.

Con esto se inicia un proceso administrativo contra la estación de servicio y dependiendo de las faltas es la multa que deberá pagar.

Si quieres denunciar a alguna gasolinera ante Profeco puedes hacerlo llamando al Teléfono del Consumidor o bien, puedes mandar un mail a denunciasgasolina@profeco.gob.mx

Operativo en gasolinera

Miriam Santillán recomienda

¿Qué opinas? Cuéntanos