Tuning

Alpina cumple 50 años y lo celebra con mucha potencia

El preparador de BMW está de manteles largos y lo celebra con 600 caballos de fuerza

Alpina cumple 50 años y lo celebra con mucha potencia

Cuando Alpina le pone las manos encima a un BMW, el resultado es un vehículo extremo y para celebrar su aniversario de oro decidió crear una serie limitada de 50 vehículos B5 (así se llama el M5 cuando Alpina lo modifica) y 50 unidades del B6 (M6). Para tal efecto el preparador alemán se concentró en el V8 de 5.4 litros del constructor bávaro para dar vida a la creación más poderosa de su historia y que portarán los vehículos arriba descritos.

Las modificaciones –al de por si- poderoso V8 son las siguientes: La admisión completa fue modificada, los intercoolers del turbocargador –enfriado por agua- alimentan de mezcla al motor que también sufrió una severa dieta, ya que el conjunto de pistones y bielas ahora es mucho más ligero, teniendo mucho menos peso inercial y por ende un mejor desempeño en altos regímenes de rpm. Para desalojar los gases remanentes de los cilindros, Alpina encargó al fabricante de sistemas de escape Acrapovic un sistema fabricado en titanio de tan solo 17 kilos de peso, mucho más ligero que la tubería original de acero inoxidable. Estas modificaciones mecánicas elevan la potencia a 600 hp y lo mejor del caso, como Alpina es un “tuner” oficial avalado por BMW el vehículo conserva la garantía de dos años de defensa a defensa.

En el rubro estético, los B5 y B6 de Alpina se destacan por portar los ya característicos rines de la marca –un modelo multibrazo con el emblema del 50 aniversario- que además de hacerlos ver agresivo, los hace ser más ágiles, ya que el juego de cuatro piezas también es mucho más ligero que los que porta un M5 o un M6 de fábrica, el diámetro es de 20 pulgadas y los anchos varían, nueve pulgadas para el eje delantero y 10 para el trasero.

Los interiores de los B5 y B6 de Alpina también son un capítulo aparte. Las tapicerías son de piel, con una agresiva combinación de pespuntes y costuras en colores verde, amarillo y negro, la piel del centro de los asientos es en color verde, en los respaldos encontramos unos emblemas con el logo de Alpina conformado por las fechas 1965 y 2015 y la rúbrica del fundador, Burkard Bovensiepen.

El número de la edición estará plasmado en una placa en la consola central y en un llavero especial el numero con el emblema del 50 aniversario de Alpina y el de la unidad al que pertenecen las llaves. Los instrumentos también están firmados por Alpina y la cromática es en tonos azules.

Los precios de las ediciones B5 y B6 de Alpina rondan los 120 mil Euros y se producirán en tres colores, Verde Alpina, Azul Alpina, o en una edición aun más especial personalizada además por el departamento Individual de BMW, que será color Sepia.

 

 

Alejandro Konstantonis recomienda

¿Qué opinas? Cuéntanos