Prueba de Manejo

FIAT Uno 2015 a prueba

Este subcompacto se renueva para mejorar sus ventas, conoce los nuevos cambios.

FIAT Uno 2015 a prueba

Antecedentes

El FIAT Uno llega a México en 2013 con la intención de penetrar en el mercado de mayor demanda en nuestro país, el de los subcompactos. Sin embargo los resultados de ventas después de dos años no fueron del todo buenos. Por ello la marca italiana, decidió renovarlo a la brevedad y hacerlo de manera sustancial para marcar una gran diferencia con el modelo 2015.

En su exterior recibe un recibe un facelift que consta de un rediseño de parrilla, faros, fascias, nuevos rines de 14 pulgadas y unas calaveras muy atractivas. Con estos cambios se ve más fresco y llamativo que a algunos puede gustarles o desagradarles.

Se comercializan dos versiones la de entrada de $159,900 pesos y la más equipada denominada “Way” objeto de nuestra prueba.

Precio: $170,400 pesos

Mecánica

El motor se mantiene igual sin cambios con respecto al modelo 2013, éste es un 1.4L de cuatro cilindros con 85 Hp y 90 Lb-pie de torque, la transmisión es manual de cinco velocidades y la tracción es delantera.

La suspensión delantera es McPherson con barra estabilizadora, atrás es de eje torsional con ruedas tiradas y resortes.

En el rubro de seguridad tenemos bolsas de aire frontales y frenos ABS, que ya se ofrecían desde el modelo anterior, mientras que para la versión Way ofrece sensores de reversa.

Interior y equipamiento

Las principales mejoras para este nuevo hatchback son en la cabina, posee un nuevo diseño de consola central como tablero de instrumentos, las vestiduras como la calidad de materiales se ven y se sienten bien al tacto, se nota a primera vista la importancia que le dieron al ensamble de éstos.

Referente a equipamiento tenemos nuevo sistema de infoentretenimiento que permite la conectividad vía Bluetooth, auxiliar como USB  para smartphones o reproductores de música. El dispositivo es muy fácil de usar y es bastante amigable. No obstante encontramos que la calidad de audio del estéreo es realmente mala.

En el tablero de instrumentos –justo al centro del velocímetro- encontramos una nueva pantalla, la cual nos informa qué tan bien estamos cuidando el combustible y nos indica cuando hacer los cambios para mejorarlo. Asimismo al momento de poner reversa, en ella se despliega una imagen que nos informa de los sensores de reversa.  

En cuanto a la habitabilidad tenemos que cuatro pasajeros viajan cómodamente, pero un quinto ya iría muy molesto. El espacio de la cajuela es de 280L, muy pequeña por lo que si es necesario hay que plegar los asientos posteriores.

La apertura de puertas es centralizada por medio de una llave, cuenta con elevadores y espejos retrovisores eléctricos, así como aire acondicionado.

Manejo

Una vez a bordo del FIAT Uno 2015, el auto se siente sólido y bien construido. La suspensión es suave y tiene buena altura, es ideal pues pasas cómodamente por baches o por terracería.

La dirección tiene el punto perfecto de dureza y suavidad para manejar en cualquier condición de manejo, retroalimenta muy el camino, lo que da mucha confianza al momento de maniobrar.

Respecto al comportamiento del propulsor tenemos que la aceleración, como muchos autos de segmento, es regular le falta potencia. En subidas trepa pero llega a estancarse, por lo que hay que cambiar a una velocidad menor para no perder tanta fuerza de ascenso. En rectas le cuesta superar los 100 Km/h y lo más que pudimos levantarlo con mucho esfuerzo fueron 130 Km/h, lo que sería su límite. Para obtener un buen desempeño como torque hay que revolucionarlo por encima de las 3,000 vueltas.

La caja es demasiado suave con cambios largos y un poco precisos, el traslado de la quinta velocidad es muy largo pareciera como si se tratará de un camión. Asimismo en este punto quisiera dar a notar que la palanca de frenos al momento de jalarla está muy frágil, se siente aguada, no nos gustó para nada.

Hablando de rendimiento de combustible, durante el tiempo que lo estuvimos manejando nos otorgó un promedio de ciudad como carretera de 13-14 km/l.

Conclusión

La calidad de interiores es impecable para su segmento, el sistema de infoentretenimiento es bueno, fácil de usar como sincronizar vía Bluetooth como USB, el manejo es aceptable y el consumo de combustible también.

El diseño es atractivo sujeto a gustos, menos feo que el modelo anterior.

Los peros: baja aceleración y poco espacio en cajuela -se aminora el daño plegando asientos-, la calidad de audio del estéreo nos deja un mal sabor de boca y como señalamos antes, el funcionamiento del freno de mano nos desagrado mucho se siente muy endeble.

FIAT Uno 2015 a prueba

Jorge Blancarte recomienda

¿Qué opinas? Cuéntanos