Prueba de Manejo

Audi Driving Experience 2014, manejamos los productos deportivos de la marca en pista

Entre ellos, estuvieron el R8 V10 Plus y el recién llegado RS7

Audi Driving Experience 2014, manejamos los productos deportivos de la marca en pista

El evento, organizado por Audi de México, nos permitió tener un contacto directo en pista con los modelos más deportivos y extravagantes que ofrece la marca en nuestro mercado.

Viajamos al Autódromo Miguel E. Abed, localizado en el pueblo de Amozoc, Puebla, donde alguna vez corrimos las 4 horas de México a bordo de un Volkswagen Bora TDI Cup. Ahí, la marca nos recibió con los productos que manejaríamos en el día que iban desde los recién estrenados Audi S3 y S3 sedán, el SQ5 (que ya habíamos probado en la calle y carretera), el S8 (que manejamos en nuestro especial de Lo Mejor de 2013), el exótico R8 V10 Plus (cuya prueba puedes leer aquí), el S7 y el todavía más deportivo y exótico RS7.

La prueba consistió en dar tres vueltas a bordo de cada auto en la pista, siempre con la seguridad ante todo. Y estas fueron nuestras impresiones de cada uno:

-Audi S3 y S3 sedán: El motor 2.0L con 280 Hp funciona muy bien y gracias al sistema de tracción, le da la potencia necesaria en todo momento. Nos gusta la pequeña explosión que produce cuando la transmisión cambia de una velocidad a otra pero sí se llega a sentir un poco pesado en la parte de enfrente que lo lleva a subvirar bastante si no se mide la velocidad de entrada a una curva o si se pisa de más el acelerador al salir de la curva. La versión sedán, a pesar de  ser un poco más largo, no se alcanza a sentir mayor transferencia de peso de la cajuela, algo que habla muy bien de un producto refinado.

-Audi SQ5: Los 354 Hp del motor V6 súpercargado empujan muy bien. Eso lo comprobamos en nuestra prueba de manejo que realizamos hace algunas semanas, pero lo que sí nos sorprendió es que en pista se siente mucho más el peso del vehículo y la dirección nos pareció demasiado suave, creemos que para un uso en carretera funciona mucho mejor.

-Audi S8: El buque insignia de la marca tiene un motor V8 de 4.0L con 520 Hp que empuja como si no hubiera mañana. Gracias al sistema quattro, tiene muy buen agarre, aunque eso sí, se nota el peso de este enorme sedán en las curvas y en las frenadas. Para un sedán de estas proporciones el manejo es muy bueno, aunque la pista no es su mejor escenario.

-Audi S7: Tiene la misma mecánica que el S8, de hecho utiliza la misma plataforma. Se siente ligeramente más orientado al manejo deportivo que el S8, con menos peso que arrastrar pero con el mismo empuje y agarre gracias al sistema de tracción integral y al motor.

-Audi R8 V10 Plus. Éste es el auto que más se sintió en casa dentro de la pista y es que la suspensión no permite que la carrocería se mueva de lado a lado, los frenos –de carbón cerámico- resisten mucho más la fatiga y la dirección es prácticamente telepática pues con sólo mirar hacia donde se quiere ir, el auto da la vuelta en ese sentido. El motor central también le permite ser mucho más neutro en las curvas.

-Audi RS7. Si el S7 y S8 son sorprendentes, el RS7 lo es todavía mucho más. El motor V8 de que encontramos en el S7, está repotenciado para alcanzar los 560 Hp y 552 Lb-pie de torque. Estos se sienten con cualquier toque del pedal derecho, pero sin duda lo más distinto entre el S7 y RS7 son la suspensión, frenos y dirección que están orientados a un manejo deportivo más agresivo y para soportar mejor la fatiga de la pista. Creemos que aunque el manejo dentro de la pista fue muy bueno, el lugar donde lucirá más es en la carretera, una autopista o una pista mucho más amplia ya que sus facultades resaltan a mayor velocidad.

 

 

Héctor Mañón Texto y Fotos recomienda

¿Qué opinas? Cuéntanos