Prueba de Manejo

Chevrolet Cheyenne 2014 a prueba

Uno de los íconos de carga se reinventa

Chevrolet Cheyenne 2014 a prueba

 

Antecedentes

Al referirse a la Chevrolet Cheyenne en México, inmediatamente nos viene a la mente el famoso “slogan” usado hace algunos años por GM para publicitar este producto… ¿y… la Cheyenne A´pa?, sin duda el mejor y más recordado anuncio de GM en México en los últimos lustros.

Resulta que el nombre Cheyenne se usa únicamente en México para comercializar un producto que en Estados Unidos se conoce como Silverado (aquí las "Silverado" son las versiones con menos equipo).

La Cheyenne nació en 1960 como una franca competencia para la pickup serie F de Ford y en el mercado estadounidense dejó de llamarse así en 1999. Las cabezas de GM México decidieron –y convencieron a las altas esferas de la corporación para seguir utilizando el nombre en nuestro país, ya que es uno de los más conocidos y arraigados con el paso de los años.

En el pasado Salón de Detroit (2013) se presentó la nueva generación de la plataforma C/K (Denominada Full Size Pick Up) y está fabricada en la planta de GM ubicada en Silao, Guanajuato en el Bajío mexicano.

 

Precio: $683,900.00

Seguro desde $22,534 con Atlas, vía Autocompara de Santander

Características técnicas y mecánicas

La versión que evaluamos es la más equipada y de hecho la más grande, sin temor a equivocanos es el vehículo más largo –que no sea un camión- que se puede adquirir. La versión doble Cabina mide de defensa a defensa casi 6.1 metros de largo (6,086mm), la anchura es generosa,  más de dos metros (2,032 mm), la altura es un poco menor a dos metros(1,885 mm) y la distancia entre ejes es superior a la longitud total del un smart con 3,886 mm entre eje y eje. Como podemos leer, se trata de un vehículo de dimensiones MUY generosas y lo primero que viene a la mente es ¿qué clase de fuente de poder se necesita para mover esa enorme masa?

Una de las cosas interesantes de la Cheyenne 2014 es precisamente el motor que porta, ya que los ingenieros han encontrado el balance entre desempeño, potencia y eficiencia de combustible con una motorización de tamaño razonable a las dimisiones, se trata de un EcoTec V8 de 5.3 litros SIDI VVT, AMF (Active Fuel Management), dotado de algunas tecnologías que le permiten funcionar con eficiencia y ofrecer consumos ecuánimes, siempre y cuando el conductor tenga buenos hábitos al presionar el acelerador.

La potencia nominal del V8, es de 355 Hp en el rango de las 5,600 rpm y la fuerza de torque se sitúa en las 383 Lb-pie a 4,100 giros del motor,  el propulsor está acoplado a una transmisión automática tradicional de seis velocidades.

El peso bruto del vehículo es de 2,510 kg, por lo que tiene una relación de peso-potencia de 7 kilos por Hp de fuerza.

El sistema de frenos es de disco en las cuatro llantas, asistido con ABS y calza rines de aleación de aluminio de 20 x 9.

 

Diseño exterior

Las dimensiones de la Cheyenne 2014 simplemente son descomunales, es grande por donde se le vea. El diseño conjuga muchas líneas rectas, la parrilla frontal, así como la defensa delantera son cromadas, muy al estilo Yankee, los pasos de rueda son cuadrados y eso también le brinda carácter. La batea de carga cuenta con un “bed liner” que protege la superficie metálica de la misma contra rayones o golpes cuando se manipulen objetos pesados y voluminosos, la tapa ofrece un sistema denominado “EZ Lift Tailgate”, un aditamento que permite abrir –o cerrar- la compuerta trasera sin ningún esfuerzo, gracias a unas barras de torsión, la defensa trasera está reforzada estructuralmente para acoplar un remolque.

 

Confort

Es la mejor parte de la Chevrolet Cheyenne 2014, ya que nuestra versión de prueba era la de tope de gama presentaba todo el lujo imaginable a bordo. Empecemos por las tapicerías de piel, de buena factura y con una apariencia, tacto y aroma 100% Premium, evidentemente todas las ventanillas son de accionamiento eléctrico, el aire acondicionado es bizona programable, los asientos son calefactables y el equipo de audio reproduce CDs en el formato tradicional o en MP3 y cuenta con una pantalla de LCD de ocho pulgadas con el sistema MyLink además de que la versión cuenta con el sistema OnStar que explicamos muy bien en una nota relacionada (Cheyenne y Sierra son los primeros productos de GM en incorporarlo en México).

 

Conectividad

Hablando de conectividad, la Cheyenne es uno de los vehículos que más opciones le ofrece al conductor y a sus acompañantes, pues cuenta además de la tradicional conectividad Bluetooth para teléfonos celulares (con controles al volante), brinda la opción de conexión via puerto USB, con cuatro entradas (con interfaz para reproductores Apple), si ello fuera poco, también tiene un “slot” para una tarjeta de memoria SD y para finalizar una puerto AUX de entrada miniplug. Por si hiciera falta, ofrece la opción de cargar las baterías todos esos adminículos electrónicos en todo momento, además de todos los puertos USB tiene cuatro entradas de corriente, dos con la tradicional toma del encendedor de cigarros y dos más con un contacto tradicional (como los de casa) para clavijas de tres polos (con tierra), sin temor a equivocarnos, es el vehículo en el mercado nacional que más puertos y conexiones ofrece.

En pocas palabras alguien dentro de la Cheyenne 2014 puede (¡al mismo tiempo!) Enchufar una cafetera portátil y prepararse un café, conectar una rasuradora eléctrica y rasurarse mientras escucha su música favorita o realizar una llamada telefónica con el teléfono enlazado vía Bluetooth, mientras su “laptop” se está cargando dentro de la consola central.

¡Lo único que le haría falta es que junto a la ranura para la tarjeta SD el fabricante coloque un par de ranuras para tostar pan y así se tiene el desayuno completo!

 

Manejo

Pese a las dimensiones de la Cheyenne 2014 el manejo es fácil, ya que gracias a las tamaño de los espejos retrovisores, aunado a la posición alta de manejo se tienen prácticamente dominadas las cuatro esquinas del vehículo.

El motor V8 está dotado de una función automática de desconexión de cuatro cilindros cuando la pick up circula a una velocidad constante, es prácticamente imperceptible cuando el sistema entra en funcionamiento, sólo un testigo lumínico en el cuadro de instrumentos nos informa cuando está activado.

La transmisión de seis velocidades hace los cambios de forma suave y si en algún momento se requiere torque para hacer un rebase, la sobremarcha entra en acción en milésimas dándonos ese extra exigido casi de inmediato.

Si no se tienen hábitos de manejo demasiado “Racing” y se es gentil con el pie derecho los consumos pueden ser contenidos, tomado en cuenta las dimensiones del vehículo.

La suspensión de esta versión es una de las características diferenciadoras de la versión, denominada Z71 con amplias prestaciones para el “off Road” y los amortiguadores están firmados por RANCHO.

En ciudad la Cheyene se mueve con suavidad, insisto las dimensiones no son un obstáculo y si se domina un vehículo de ese tamaño, puede uno desenvolverse con soltura en el tráfico citadino cómodamente gracias a todas las amenidades a bordo.

 

4X4

Si de salir del camino se trata, la doble tracción se acopla con una perilla ubicada en el tablero, ¡ojo! pero no nos confundamos con un inocente botón, bajo el chasis se encuentra un sistema de tracción sumamente capaz y poderoso que consta de dos diferenciales y una caja reductora que contando con con las llantas adecuadas las capacidades todo terreno son amplísimas, quizá lo único que no sea muy favorable de este modelo es el vadeo por su larga distancia entre ejes, los ángulos ventrales –delantero y trasero- son los adecuados, pero el problema podría presentarse cuando el vehículo se “empanzone” en un obstáculo y quede atorado justo por la mitad, pero eso se presentaría en condiciones muy extremas que honestamente dudo que el propietario de un vehículo de estas características se atreva a somenter.

 

Conclusión

Un producto netamente estadounidense, lleno de cromos y con unas dimensiones descomunales, con unos acabados muy bien realizados y una calidad de materiales acorde a su precio. ¡Un aplauso para GM pues el producto mejoró mucho con relación a la generación anterior!

Una mecánica amigable con el medio ambiente –y también con el bolsillo del propietario- ya que no es demasiado gastalona de combustible (manejándola con mesura).

Es un producto ambiguo, ya que pocos clientes que la adquieran serán capaces de someterla y probar sus facultades todo terreno, será una visión común “jalando” remolques con coches de carreras, motos o embarcaciones.

Disfruten el video y huelga comentar que hay un error en la descripción de la potencia nominal del V8, en el video dice que tiene 315 Hp (Potencia de la Cheyenne 2013), cuando el modelo 2014, porta EcoTec V8 de 5.3 litros SIDI VVT, AMF (Active Fuel Management) que entrega 355 HP, en el rango de las 5,600 rpm.

 

 

Chevrolet Cheyenne LTZ Doble Cabina 4x4 2014

Alejandro Konstantonis recomienda

¿Qué opinas? Cuéntanos