Prueba de Manejo

Dodge Charger SXT Premium 2013 a prueba en México

El actualizado Charger ahora con una transmisión de ocho velocidades y motor V6 Pentastar.

Dodge Charger SXT Premium 2013 a prueba en México

 

Antecedentes

Aunque ya es un vehículo completamente conocido en nuestro mercado y relativamente aceptado, la marca estadounidense renueva este modelo, trayendo una versión la cual destaca primordialmente porque porta la nueva transmisión de ocho velocidades de reciente desarrollo.

Ahora con esta variante denominada SXT Premium, son tres las opciones que el cliente tiene a escoger del Dodge Charger, situándose ésta en medio del modelo de entrada y el R/T. Esto sin contar la unidad tope de gama bajo la marca SRT.

Precio: $499,900 pesos

Características y mecánicas

Tiene un tren motriz V6 de 3.6L Pentastar de 292 caballos disponibles a las 6,350 rpm, mientras que su par máximo es de 260 Lb-pie a 4,800 rpm. La tracción es trasera y la caja de cambios es nueva, una automática de ocho marchas.

La dirección es electro-hidráulica, la suspensión delantera es independiente de doble horquilla, entretanto la trasera es five link también independiente. Además cuenta con nivelación automática. Los frenos son de disco en las cuatro ruedas.

Referente a dimensiones mide 5,077m de largo, de ancho tiene 1,905 y 1,482 mm de alto.

Confort

Al ser un vehículo grande, cinco pasajeros van muy cómodos y viajan a placer con mucho espacio para las piernas. El tamaño de la cajuela es por demás decir que es bastante generoso.

Hablando de equipamiento ofrece de todo, por lo que destacaremos encendido y apertura de las puertas sin llave, aire acondicionado de dos zonas, asientos del conductor como acompañante eléctricos con calefacción, volante forrado en piel al igual que los asientos, sistema de infoentretenimiento con pantalla táctil de 8.4 con navegador, reproductor CD-DVD-Mp3-iPod y radio AM-FM, el estéreo es de seis bocinas Alpine, entre otros detalles.

En el rubro de seguridad cuenta con frenos ABS, asistencia de frenado de emergencia, control de tracción, asistente de estacionamiento con cámara trasera, manos libres, dispositivo de monitoreo de la presión de las llantas –en lo particular llega a ser bastante molesto ya que hasta que no le haces caso, y nivelas la presión de las llantas, no deja de informar insistentemente el estado de los neumáticos.

Manejo

Al volante es divertido de conducir desde el instante que pisas el acelerador -te enamorarás del sonido del motor. Al arranque responde muy bien, es brioso y ágil; su motor V6 hace un buen trabajo al mover los 1,820 Kg de peso total, en ningún momento se siente rígido o tosco, es bastante adictivo.

La sensación de la dirección como de la suspensión es bastante manejable con un toque deportivo realmente apreciable. Al correr en curvas a pesar de su longitud como su peso se siente muy estable, la sensación de sobreviraje es casi nula.

El trabajo de la transmisión es muy suave con cambios muy precisos sin revolucionar mucho el motor para obtener el torque requerido en rectas o pendientes elevadas. Sin duda algo a destacar, es su buen desempeño en el ahorro de combustible, hicimos una sola de carga en los días que lo manejamos, recorriendo por arriba de los 350 Km. Según cifras oficiales su rendimiento combinado es de 10 Km/l.

La posición de manejo es ajustable para aquellos que prefieren estar pegados casi al suelo o relativamente elevada para tener una mejor visibilidad, en cualquier caso es muy ergonómica con todos los instrumentos al alcance. Aquí algo que nos desagradó bastante es que el freno de mano, es más bien de pedal –igualito al de una minivan- preferimos uno de palanca que esté colocado en la consola central o incluso un freno electrónico que por el precio que vale bien valdría la pena.

Conclusión

El Charger es un vehículo que ofrece personalidad, comodidad y poderío al estilo estadounidense, si eres más del europeo le encontrarás más defectos que virtudes. Aclarando esto es necesario decir que su “pero” realmente sería el precio y que por ese costo el equipamiento podría estar aún más elevado precisamente al nivel de fabricantes europeos.

Es necesario recalcar que el funcionamiento de la nueva transmisión es muy bueno y se refleja en el bolsillo al momento de cargar combustible.

En lo particular me gusto mucho, me divertí manejándolo, levanta miradas y en color rojo luce muy bien.

Te invitamos a ver la galería como el video respectivos.

Dodge Charger SXT Premium 2013 a prueba

Jorge Blancarte recomienda

¿Qué opinas? Cuéntanos