Tecnología

Ford desarrolla tecnologías para agilizar el tránsito y facilitar el estacionamiento

Cada vez es mayor la confianza depositada en las máquinas.

Ford desarrolla tecnologías para agilizar el tránsito y facilitar el estacionamiento

Los embotellamientos son moneda frecuente en las gigantescas urbes con el consecuente fastidio, pérdida de tiempo y gasto de combustible que provocan. Al mismo tiempo, el estacionamiento en las ciudades, donde cada milímetro cuenta, ofrece desafíos al conductor que requieren de su habilidad y pericia. Quizá esto cambie, ya que Ford está investigando y desarrollando tecnologías para facilitar la conducción en estas situaciones.

El Asistente de Embotellamientos es una tecnología que la marca del óvalo está desarrollando para un mediano plazo. Mediante la utilización de sensores y una cámara, ayuda al vehículo a mantener distancia respecto a los otros aplicando los frenos en el tránsito. Asimismo, controla automáticamente la dirección para mantenerse en los límites del carril con la consecuente disminución en el stress del conductor y el beneficio de aportarle mayor fluidez al tránsito.

Estudios individuales de simulación concluyeron que si el 25% de los vehículos fueran equipados para seguir automáticamente al que está delante en un tramo del camino, el tiempo de traslado podría reducirse en un 37.5% y las demoras  en un 20%, con el consecuente beneficio de ahorro en el consumo de combustible.

Por otro lado, esta vez en el corto plazo, Ford planea ampliar el desarrollo de su tecnología de Asistencia Activa de Estacionamiento, que hoy solo permite a los conductores estacionar en forma paralela sin tocar las ruedas con el cordón, agregando la posibilidad de estacionar en forma perpendicular.

Utilizando sensores ultrasónicos, es capaz de  identificar lugares posibles de estacionamiento, en  longitud y profundidad, donde luego ubicará el vehículo utilizando la Dirección Asistida Eléctricamente (EPAS).

Cuando la Asistencia Activa de Estacionamiento detecta un lugar posible para colocar el vehículo, el sistema le avisará al conductor a través de una advertencia visual y auditiva requiriéndole que coloque la marcha atrás y que opere los frenos y el embrague, si fuera necesario, mientras que el propio vehículo controlará el volante

Ezequiel Las Heras recomienda

¿Qué opinas? Cuéntanos