Vende tu auto
Novedades

Un Ferrari Roma "Tailor Made" es único e irrepetible

Se trata de un auto creado por el departamento de personalización.

Un Ferrari Roma "Tailor Made" es único e irrepetible

Ferrari presenta otro súper auto único en su clase, esta vez se trata de un Roma creado por el departamento de personalización y hecho a medida (Tailor Made).

Dentro de las particularidades de este auto especial son los detalles inspirados en la tradición japonesa, conservando a la vez la elegancia del modelo original en su sentido más puro y sofisticado.

Antes de entrar en detalle es importante mencionar que Ferrari Tailor Made es un programa exclusivo para aquellas personas que desean personalizar cada elemento de su Ferrari.

Al elegir este programa de personalización, los clientes son asistidos por un equipo de expertos que, bajo la dirección de un diseñador personal, interpreta sus deseos y a la vez preserva los principios estéticos de la marca Ferrari.

En el caso del Ferrari Roma, la historia inició cuando Evan Orensten y Josh Rubin, fundadores de Cool Hunting, publicación estadounidense dedicada al diseño, cultura y tecnología, recibieron y aceptaron la oferta de personalizar un Roma, y así explorar hasta dónde podía llegar el programa de personalización a la carta de Ferrari.

Como parte de la personalización, se reunieron con Flavio Manzoni, jefe de Diseño de Ferrari, en el showroom de Ferrari Tailor Made en Nueva York, después de varios viajes de investigación a Japón, específicamente para conocer más sobre las artes tradicionales y métodos artesanales.

A raíz de esta vivencia, propusieron incorporar algunas de esas ideas y materiales únicos en el proyecto de Roma Tailor Made, tal y como lo entendía COOL HUNTING.

Flavio Manzoni y su equipo encontraron paralelismos entre la cultura y la filosofía de diseño italianas y japonesas. Entre ellos, una firme devoción por la calidad, la implicación emocional con el cliente y unos exquisitos conocimientos artesanales transmitidos de generación en generación.

De inicio, la tonalidad del Roma se inspiró en los tradicionales tintes índigo japoneses, especialmente el azul vívido de la pintura exterior, creado para este auto y denominado Indigo Metal.

Este tono también se encuentra en las telas sakiori de los asientos y las alfombras. Pero ¿qué es el sakiori? Es uno de los ejemplos de reciclaje más antiguos del mundo. Data del siglo XVIII, cuando el algodón y la seda solo eran accesibles para la nobleza y las grandes fortunas de Japón. Los kimonos ya deteriorados se desmontaban, la tela se cortaba en tiras y se volvía a confeccionar con hilos nuevos para crear un tejido cálido, confortable y duradero. La palabra procede del japonés saku (rasgar) y oru (tejer).

Para el Ferrari Roma se utilizaron dos kimonos vintage: uno de aproximadamente 75 años de antigüedad teñido de índigo; y otro de unos 45 años teñido tanto de índigo como del famoso tinte Amami Oshima Tsumugi a base de barro.

En lugar de entrelazar las hebras del kimono con algodón o seda como dicta la tradición, se trenzaron con nylon de alta resistencia para asegurar la durabilidad que requiere este material aplicado al interior del vehículo.

Esta temática del índigo también aparece en el techo del habitáculo. Está compuesto por dos pieles teñidas de índigo: una con un exclusivo color plano diseñado a tono con la composición cromática del auto, y la otra pintada a mano con el método roketsu, que se remonta al siglo VIII.

Se trata de un método de tinción a la cera que forma intrincados patrones repetidos con un solo color y que solía utilizase para decorar la seda o el algodón de kimonos y obis. Las pieles se enviaron después a Italia, donde los artesanos italianos las cortaron en cintas y las tejieron a mano en un proceso denominado intreccio para formar una obra artística elegante y única.

También las manijas de las puertas del interior del Roma se inspiran en Japón. Están envueltas firmemente en bandas de cuero negro tejidas a mano en homenaje al tsukami, el antiguo arte de envolver las empuñaduras de las catanas.

Por su parte, el selector de velocidades fue elaborada mediante el mismo proceso de las emblemáticas latas de cobre para té.

Otro detalle es el emblema en el reposabrazos central y las puertas, se trata de un kamon, símbolo que pasaba de generación en generación en la cultura japonesa. Representa una rueda de una carreta de bueyes (transporte popular entre los aristócratas durante el periodo Heian, 794-1185) combinada con los ocho pistones del motor V8 -620 hp- del Roma.

Este Ferrari Roma de Tailor Made especialmente diseñado permanecerá en el showroom de Ferrari Tailor Made durante el New York Design Week (NYC x Design) para conmemorar el espacio en el que se inició este proyecto.

Luis Hernández recomienda

Cuentanos que opinas