Vende tu auto
Tecnología

Omega 1, el motor a combustión sin pistones que lo cambia todo

Un motor rotativo sin juntas ni pistones que llega a las 25.000 rpm con muy bajo consumo ¿Cómo funciona?

Omega 1, el motor a combustión sin pistones que lo cambia todo

Admitámoslo. Por más que a muchos de nosotros nos encante escuchar el rugido de un motor quemando combustible, sabemos que indefectiblemente el mundo se camina hacia la movilidad eléctrica, y es muy posible que en un par de décadas tengamos un auto eléctrico, si no es que ya lo hicimos antes. Los motores sonando parece que se van a quedar en la historia, pero hoy te quiero mostrar algo que me devolvió la esperanza.

Lo que ves en imágenes y video es el Omega 1, un motor rotativo de combustión interna inventado por Matthew Riley para la empresa Astron Aerospace. El motor soluciona uno de los grandes inconvenientes en los motores de combustión interna, (además de usar combustibles fósiles) que es la baja eficiencia, ya que se pierde muchísima energía a través del calor, fricción y demás.

¿Cómo funciona?

El Omega 1 es un motor rotativo pero cuyo funcionamiento no está relacionado al conocido Wankel. El diseño divide el ciclo de combustión de cuatro tiempos en dos. En una mitad del motor tenemos dos “rotores de paletas” que se encargan de la admisión y la compresión, y otro par en el otro lado para la combustión y el escape. Dos ejes que giran en sentido contrario recorren el motor y estos rotores, cada uno sincronizado por engranajes de gran tamaño.

Estos engranajes y sus cojinetes son los únicos puntos de contacto en todo el motor, por lo tanto, las únicas piezas que requieren lubricación. Las tolerancias muy estrictas son clave para poder prescindir de juntas en el rotor, al igual que las altas RPM involucradas, ya que "no hay suficiente tiempo para que el aire se filtre cuando está funcionando” según Astron Aerospace.

Además de todo esto también hay una entrada de aire sobrealimentada que funciona a una presión extremadamente alta, de 200 a 300 psi. Otro elemento interesante es la función “skip fire”. Mientras acelera, el motor se encenderá durante cada rotación, pero a velocidad de crucero, solo quemará combustible cuando sea necesario, esto puede ser cada 5, 10 o 50 rotaciones, lo que mejora enormemente el consumo de combustible y por ende, sus emisiones.

El motor tiene una potencia de 160 CV y 170 lb-pie de torque, con un ralentí de 1.000rpm, valores cercanos a lo que funciona un motor normal. Pero lo divertido viene al acelerar, ya que la “línea roja” está recién en las 25.000 rpm.

En resumen, estas son sus capacidades:

  • Diseño modular y apilable
  • Puede prescindir de juntas
  • Bajo consumo de combustible
  • 160 CV y 170 lb-pie de torque
  • Ralentí a 1.000 rpm
  • Puede funcionar a 25.000 rpm

La unión hace la fuerza

Otra ventaja de este diseño es que al igual que los Wankel rotativos, también son modulares, esto quiere decir que pueden acoplarse uno al lado del otro y generar una unidad más potente. En teoría, dos motores Omega 1 funcionando juntos pesarían alrededor de 150 Kg y producirían unos 320 CV y 340 Lb-pie, funcionando a 25.000 rpm y gastando poco combustible. Sí, suena demasiado bien para ser verdad.

La idea es que este impulsor tenga aplicaciones en generadores, náutica, aerospacio y vehículos recreativos terrestres. Si bien el desarrollo está en una etapa muy temprana, vale la pena echarle un ojo, porque podría ser el invento que salve a los motores de combustión interna frente al avance de la electrificación.

¿Te gustaría tener un motor que funcione a 25.000 rpm? ¿Te molesta o te gusta el ruido?

Así funciona el Omega 1

Ezequiel Las Heras recomienda

Cuentanos que opinas