Automovilismo

Roger Penske se convierte en el nuevo dueño del circuito de Indianapolis

Una de las empresas de Penske Corporations, se hará cargo de Indianapolis tras pasar 74 años bajo el poder de la familia Hulman.

Roger Penske se convierte en el nuevo dueño del circuito de Indianapolis

Tras la segunda guerra mundial, uno de los templos del mundo motor, como es Indianápolis, paso a manos de Tony Hulman, un empresario norteamericano que según se dice, compró el circuito para apoyar el marketing de uno de sus productos. Tuvo en la presidencia a Wilbur Shaw, quien había sido tricampeón de la Indy 500 y quien además le sugirió como mejorar el circuito, porque claro, quien mejor que un piloto para hacerlo. Desde entonces, que Hulman y su familia, se han hecho cargo del negocio por casi 74 años ininterrumpidos... hasta ahora.

Si existe un nombre de alto respeto y prestigio, sinónimo de triunfos en el mítico ovalo americano, ese es el billonario Roger Penske. Compitió en la SCCA con algunos buenos resultados, para cuando decidió retirarse y dejar a otros mejores que corrieran por él, mientras se dedicaba a administrar su equipo y sus otros negocios. Aparte compraba y vendía autos de competencia, lo que, sumado a sus participaciones en la pista, lo transformaron lentamente en un viejo lobo del motorsport americano, puesto que sigue participando de toda la actividad, hasta el día de hoy.

Y quizás también es esa la razón por la cual nadie se molesta y ven con buenos ojos que Penske sea el nuevo dueño de Indianápolis, ya que es alguien que sabe bastante más que todos nosotros sobre el tema.

El negocio, no ha sido divulgado en materias de cifras, pero se sabe que no solo incluye el circuito de 110 años, sino que también la productora que vela por los eventos a realizarse en el circuito y claramente, las licencias de la competencia. 

Tony George, nieto de Tony Hulman, había estado en conversaciones con Penske hace seis meses. Según lo que se cuenta, el imperio Hulman estaba decayendo con la muerte de Mari Hulman George, la matriarca del negocio y con la venta de otras empresas, lo que llevó finalmente a este momento.

Las dudas en este momento, están sobre el conflicto de intereses que se forma con esta poderosa adquisición, considerando que Penske es dueño de un equipo de IndyCar, de un equipo de NASCAR y de turismos, sin contar los otros negocios de los que forma parte. Según señaló a Associated Press, "Entiendo la integridad. En lo personal, se cuál es mi trabajo. Espero tener suficiente credibilidad para asegurar que no existirán conflictos. Hay mucha gente mirándome." 

A los colegas de Car & Driver, le comentó, "Hemos venido a esta pista por 50 años y hemos visto el crecimiento de la serie y comprendido su tecnología. También es una gran oportunidad de negocio para nosotros. Miramos estos 1000 acres y decimos, esta puede ser no solo la capital de las competencias en el mundo, sino que la capital del entretenimiento, aquí en Indiana."

Al parecer, los planes de Penske son tan grandes como su listado de victorias. Un nuevo capítulo se escribe en la historia de la IndyCar.

Hulman & Company Announces Sale to Penske Corporation

Jorge Beher recomienda

¿Qué opinas? Cuéntanos