Motos

Panache Customs Yamaha XS360 Scrambler “Falkor”

El renacer de una moto.

Panache Customs Yamaha XS360 Scrambler “Falkor”

Cuando se trata de personalizar una motocicleta, no hay un marco de tiempo establecido. Puedes tenerla lista en poco más de un mes -si trabajas como poseído- o te puedes aventar toda una vida. Claro que esto último no es muy recomendable si te dedicas a esto para poner comida en la mesa, ¿verdad? El punto es que la Panache Customs Yamaha XS360 es una moto que tomó bastante tiempo en concretarse.

“Me tomó cerca de dos años desde el momento que empecé a quitar tornillos hasta que terminé la moto”, dijo Charles Murillon. “Tuve que esperar hasta poder pagar las partes de calidad que quería ponerle”. Esto dio pie a que sus colegas en Diamond Atelier le echaran carrilla, lo que a su vez llevó al nombre de la moto, Falkor, el famoso dragón de La Historia sin fin. La Panache Customs Yamaha XS360, por cierto, es el primer trabajo de este taller francés.

A Charlie le gusta ver motos que sobresalgan de la multitud gracias a su originalidad y calidad. “De esto es de lo que se trata Panache y esta es mi primer proyecto oficial”, comenta. “Es una Yamaha XS360 1977. Este modelo es muy raro en Francia, comparado con el más común XS400. Fue, literal, un hallazgo de granero, pero estaba en perfecto estado para trabajar en ella. La usaba como mi moto de diario y, después de un año de aprendizaje en Diamond Atelier, construí la moto más atractiva que pude hacer”.

Vuelve a la vida

Para la parte trasera de la Panache Customs Yamaha XS360, Charlie hizo una base para el asiento compuesta por siete secciones de tubos, cada uno con un radio diferente, los cuales se soldaron para lograr esta forma. “Una de las características más distintivas de la moto son los paneles laterales de acero inoxidable cepillado. Traen un doblez que crea una ilusión óptica interesante”. Detrás de estos están todos los componentes electrónicos dentro de una caja de acero. Para el cableado, tuvo que hacer un arnés especial, el cual complementó con controles Motone en el manubrio.

“Otra característica que añadimos son los discos frontales. De serie, la XS360 traía solo uno, pero también traía freno de disco atrás; de hecho, por eso me decidí por esta moto”, comentó Charles. “Los frenos originales son bastante malos, así que tuve que mejorarlos. Sorprendentemente, no hubo que hacer mayores adaptaciones para poner los discos de su hermana mayor, la XS650. Nada más pusieron un cilindro maestro más grande y mangueras metálicas, bueno, y un depósito que hicieron en aluminio.

Los headers originales estaban en buen estado, por lo cual Charlie solo los alargó un poco para lograr la forma que estaba buscando para la Panache Customs Yamaha XS360. “Puse dos silenciadores ‘Snuff or Not’ -que se usaban a fines de los setenta-, y se ven en muchas Honda de Enduro de la época. Hacen una gran diferencia y te permiten rodar en la ciudad sin hostigar mucho a los peatones”.

Como mencionamos más arriba, son los paneles laterales la pieza de la que Charlie se siente más orgulloso. “El juego de la luz en ellos es hermoso. Incluso tomamos en cuenta la dirección del cepillado para hacer que las líneas dirigieran la mirada hacia la cola. En un día soleado, además de que la pintura metálica cobra vida, esos paneles laterales realmente llaman la atención”.

La Panache Customs Yamaha XS360 es una de esas motos que nos encantan por múltiples razones. Le dan nueva vida a una máquina arrumbada, luce espectacular y es muy sencilla. La verdad, no tendríamos un solo problema en tenerla como nuestra motocicleta de todos los días.

 

Motorette.mx recomienda

¿Qué opinas? Cuéntanos