Industria

Skyactiv-X, dos nuevas camionetas, Mazda3 2019; Miguel Barbeyto nos cuenta los planes de la marca

2018 fue el mejor año para Mazda desde que llegó a México, el Mazda2 Sedán fue un éxito y la perspectiva con la llegada del renovado Mazda3 2019 es alentadora

Skyactiv-X, dos nuevas camionetas, Mazda3 2019; Miguel Barbeyto nos cuenta los planes de la marca

Miguel Barbeyto, Presidente de Mazda de México, nos recibió en sus oficinas para platicar acerca de los resultados de 2018, así como los planes y expectativas de la marca para este año.

¿Mike, cuéntanos, cómo cerró Mazda en 2018?

Bastante bien, 2018 fue el año de mayor volumen para Mazda desde que llegamos a México hace 13 años, cerramos con 58,112 unidades, lo que representa un 4.1% de participación de mercado.

El crecimiento el año pasado fue del 7%, en una industria que desafortunadamente cayó justamente un 7%, lo cual tiene doble mérito, porque nuestro mercado ha venido a la baja los últimos tres años.

Prácticamente el resultado se debió a la introducción del Mazda 2 Sedán en junio de 2018, fabricado por cierto en nuestra planta de Salamanca, Gto.
Así le fue a @MazdaOficial en 2018 pic.twitter.com/Ix0LUKAWjX

Hace años, existía algo de temor en cuanto a que la llegada del Mazda2 Sedán fuera a dañar las ventas del Mazda3, ¿al final cómo lo recibió el mercado, hubo afectación para Mazda3?

Sí podría haber un riesgo de canibalización, pero no fue así, las ventas que tuvimos con el Mazda2 Sedán fueron adicionales, ya que las ventas del Mazda3 siguieron creciendo, nuestra participación dentro del segmento de los compactos (donde participa el Mazda3) fue del 13%, mientras que en años anteriores estuvimos en el 11.5 – 11.7%.
 

 El comportamiento de las SUVs para Mazda ¿cómo ha sido?

Desde hace tres años ha venido creciendo bastante, de hecho, te comparto un dato interesante, cuando lanzamos la marca en México, el 50% de nuestro volumen de ventas se conformaban del Mazda3, mientras que en 2018, el 38% de nuestras ventas fueron de Mazda3.

Lo anterior quiere decir que hay otros productos que han ido ganando participación dentro de las ventas de Mazda en México, el 48% de nuestras ventas en 2018 fueron SUVs; CX-3, CX-5 y CX-9, lo cual ayuda por un lado a tener mejor presencia en los segmentos que están creciendo más y por otro a tener mejor rentabilidad, tanto para nosotros como para nuestros distribuidores.
 

Es decir, se empieza a comportar mucho más parecido al mercado de EU

Exactamente, de hecho, nosotros lo que queremos es que en algún momento por lo menos el 50% de nuestro volumen de ventas sean SUVs y ya pensando más en el mediano plazo que ese porcentaje se incremente hasta el 60%.
 

Con respecto a segmentos que están sufriendo mucho como el de los sedanes medianos, ¿cómo se comportaron las ventas del Mazda6, considerando la adición de la versión Signature?

Es un segmento muy complejo, porque a través de los años ha venido cayendo mucho, de hecho, en enero de 2019 comparado con el mismo mes del año pasado cayó 50%. No sé si en el futuro cercano o lejano la categoría vaya a desaparecer, pero es un hecho que los consumidores están migrando hacia las SUVs.

Sin embargo, estamos bien representados con el Mazda6, nuevamente por darte un ejemplo en enero, si bien en cuanto a volumen caímos un poco con respecto del año pasado, ganamos 2 puntos de participación. En mayo de 2018 lanzamos el Mazda6 Signature y básicamente el 40% de nuestras ventas son de esta versión, lo cual demuestra que nuestros clientes están buscando productos más premium, que es justamente hacia en donde nos estamos orientando en el corto plazo.
 

¿Y con respecto a productos de nicho como el MX-5?

El MX-5 es un vehículo muy icónico en donde tenemos el 30% del segmento que nosotros denominamos como “Specialties” y vendemos entre 120 a 130 unidades al mes, que es lo que da el mercado.
 

Desde que Mazda llegó a México se hablaba de buscar una participación en el orden del 4%, hoy están ahí, ¿cuál sería el objetivo para éste y los años por venir en ese tema?

Pues mira, el objetivo para este año, porque cada año es distinto y tiene sus particularidades en cuestiones económicas, es mantener la misma participación de 2018, es decir, quedarnos en el mismo 4.1% de share, en una industria que de acuerdo a los diferentes análisis debiera caer. Nosotros internamente estamos proyectando una caída del 5% de todo el mercado.

En enero de 2019 nos establecimos por encima del objetivo, ya que obtuvimos un 4.6% de participación.
 

Pero con la llegada de nuevos productos debería mantenerse por encima del 4.5% ¿no crees?

Pudiera ser que con la llegada de nuevos modelos nos podamos mantener por encima del objetivo, ya sé a que producto te refieres y de momento no voy a decir más. Pero en marzo vamos a presentar en el Auto Show de Ginebra una nueva SUV, no es el reemplazo de ningún modelo ya existente y esto tendría que traer un volumen incremental, porque es un producto nuevo en el portafolio de Mazda.

¿Cuál ha sido la experiencia de Mazda de fabricar en México? ¿crees que ha mejorado la posición de nuestro mercado al interior de la corporación? ¿te facilita las cosas tener manufactura local?

Por supuesto que ha ayudado a que Mazda se consolide mejor en nuestro país, de hecho, hace pocos días cumplimos 5 años de que inició la producción en Salamanca. El año pasado se fabricaron 175 mil unidades en números redondos.

Y la relevancia de la marca claro que cambió, ya que, a menos de 10 años de haber llegado, se construyó una planta de manufactura, la primera fuera de Japón, generamos fuentes de empleo, desarrollamos proveedores. Y esto genera confianza en los consumidores, se trata de una marca que llegó para quedarse, porque seguimos invirtiendo.

Por otro lado, la curva de aprendizaje importante para transferir el conocimiento y tecnología de Japón a México, muchos ingenieros de aquí fueron a Japón a capacitarse y también muchos japoneses vinieron a nuestro país transfiriendo su know how.

Hoy en día la planta genera poco más de 5 mil empleos directos y muchos más indirectos. Entonces sí, claro que todo esto ha contribuido a consolidar a la marca en México y bueno vienen muchas cosas más en el futuro de las cuales todavía no puedo hablar.

Sobre la renovación de la red de distribuidores, para alinearse a esta nueva estrategia de enfoque más premium, ¿cómo va, ya se actualizaron todas las agencias?

No, al cierre de 2018 vamos al 40% de la red remodelada y el objetivo para este año es que lleguemos al 80%, para que en 2020 el proceso esté completado.

Esta renovación en realidad obedece al producto, es lo que va dictando lo que queremos comunicar y posicionar nuestros productos en el mercado, hablando de esa orientación hacia algo más premium. Esto se ejemplifica perfectamente con los lanzamientos, por ejemplo, el Mazda6 Signature que es un auto con mejores acabados, con mejor tecnología gracias al motor turbo y en noviembre de 2018 sumamos la CX-5 Signature, también con mecánica turbocargada. Y ahora lanzamos el primer vehículo de la séptima generación, el Mazda3 2019 que es un vehículo que cuando lo ves y te subes, ya sea para manejar o como acompañante, la sensación es completamente distinta por la calidad de materiales, ergonomía, diseño, manejo por supuesto.

Entonces a sabiendas de lo que venía, es que empezamos hace un par de años con este proyecto de la renovación de las agencias, ya que el producto tiene que venderse en un lugar que esté ad hoc, para que la experiencia de compra y servicio vaya acorde a esos nuevos vehículos. El cliente Mazda está evolucionando, son más exigentes y quieren obtener más, pero a un costo accesible.

Sobre el lanzamiento del Mazda3 2019, ¿a qué se debe que hayan eliminado las versiones 2.0 litros, siendo que los combustibles son cada vez más caros y en teoría ese motor podría entregar mejor rendimiento?

El segmento está moviéndose hacia motores un poco más pequeños pero turbo, pero nosotros nos diferenciamos porque cada vez hacemos los vehículos más ligeros, con lo cual obtienes mayor eficiencia y sin sacrificar desempeño. Mazda sigue creyendo que en los siguientes dos o tres décadas el motor de combustión va seguir siendo muy protagónico, aún cuando hay otros fabricantes apostando por tecnología híbrida o eléctrica. Nuestro motor 2.5 es muy eficiente y estamos convencidos que puede llegar a contaminar incluso menos que motores turbo más pequeños e incluso híbridos.

Yo ya lo manejé y se resolvieron mis dudas al respecto, sin embargo, ¿qué le dirías a los clientes con sobre este cambio de planteamiento en el Mazda3 2019, que ahora ya no tiene suspensión trasera independiente?

Hay por ahí muchos que piensan que por el ya no tener suspensión trasera independiente vamos a ser aburridos, siendo que antes éramos divertidos. Yo los invitaría a que lo manejen, yo tuve la oportunidad de manejarlo aquí en la Ciudad de México y el manejo y desempeño del nuevo Mazda3 2019 es muy superior, a pesar de que nuestras calles tienen muchas irregularidades, baches, topes, realmente no se percibe ese cambio. Porque el vehículo está diseñado para que el manejo sea mejor, toda esa filosofía de desarrollo del Mazda3 2019 centrada en la persona, que haya menor balanceo de la cabeza, el mejor soporte a la columna, que sientas menor fatiga, etc. Todo esto implica que no habrá sacrificio de ningún tipo, pero que lo manejen y se formen su propia opinión, que cada quien luego de probarlo haga su juicio de valor.

Sobre la tecnología de motores Skyactiv X y aunque en el lanzamiento nos confirmaron que Europa tendrá prioridad ¿tienes fechas de llegada a nuestro mercado?

No hay todavía nada, se está estudiando porque la calidad del combustible que hay en México no va acorde con la tecnología Skyactiv -X, no queremos tener problemas de calidad y confiabilidad por ese motivo.

Hasta que no tengamos certeza de que la tecnología puede funcionar perfectamente en las condiciones de nuestro mercado no lo vamos a traer.

¿Qué tendría que suceder entonces para que Skyactiv-X llegue a México?

Pues serían dos cosas; por un lado, Mazda tendría que desarrollar alguna modificación para ese motor y eso implica un costo que alguien tiene que absorber y se tendría que ver reflejado en el precio de los productos, entonces habría que ver si los clientes estarían dispuestos a pagarlo o no.

Lo segundo sería que ahora con la entrada de nuevos jugadores para la distribución de combustibles, llegaran gasolinas propias de esas marcas, como las que están disponibles en Europa o EU y no las que se comercializan hasta hoy, que a lo sumo se le añaden aditivos y nada más para que la tecnología pueda funcionar perfectamente.

Sobre la alianza de Mazda con Toyota, ¿Cuándo crees que se vaya a empezar a reflejar en los productos esta colaboración?

De hecho, en el mercado ya hay productos que se benefician de esta colaboración, en Japón comercializamos autos híbridos con tecnología desarrollada conjuntamente con Toyota, para México no tenemos planes todavía de traer este tipo de autos.

Hay un proyecto conjunto de un auto 100% eléctrico para 2021, pero esto solo aplicaría para EU y Europa porque las regulaciones en esos mercados son cada vez más estrictas y la flota tiene que cumplir un nivel promedio de emisiones de CO2 y evitar penalizaciones.

Entonces para el mercado mexicano todavía no hay planes porque no hace sentido de negocio, tener un eléctrico aquí es muy costoso.

Muchas gracias Mike, ¿algo más que nos quieras compartir?

Yo creo que algo muy interesante de Mazda es que está muy preocupada por el medio ambiente enfocándose en tecnología, en ser sustentable, disminuir emisiones y mejorar el rendimiento de combustible. Mazda mide mediante una visión denominada well to wheel, el impacto ambiental de un auto desde que extraen las materias primas para fabricarlo hasta que se desecha, y en ese ciclo los eléctricos no son superiores a los de combustión. Claro en el ciclo de uso, sí los eléctricos contaminan menos, pero al considerar la fabricación y desecho de las baterías la cosa cambia.

Debido a lo anterior es que Mazda sigue apostando fuertemente por mejorar la eficiencia del motor de combustión y esa es la razón de que hayamos desarrollado la tecnología Skyactiv-X y en cuanto a la alianza con Toyota, desarrollaremos temas de conectividad, seguridad, fabricamos un auto para ellos aquí en Salamanca.

En 2021 abriremos nuestra planta compartida con ellos en Alabama, EU, serán dos líneas de producción, una para el Toyota Corolla y la otra de Mazda será una nueva SUV para el mercado norteamericano. Entonces queda claro que Mazda sigue invirtiendo y creciendo.

Para Mazda a nivel global, México es el séptimo mercado más importante en cuanto a volumen de ventas, sin embargo, si tomamos en cuenta muchas otras variables que medimos en la compañía tales como: ventas, rentabilidad, lealtad de nuestros clientes, retención, servicio, etc. Ahí Mazda de México se posiciona como el segundo mercado para la corporación a nivel global.

Oye, ¿y con respecto al motor rotativo?

No hay nada, por ahora no hay nada al respecto.

 

Rubén Hoyo recomienda

¿Qué opinas? Cuéntanos