Este es el plan para la industria automotriz durante el próximo sexenio
15/11/2018 Industria

Este es el plan para la industria automotriz durante el próximo sexenio

Esto se dio a conocer durante el foro México en el cruce de caminos, organizado por Hogan Lovells.

A pocos días de que el sexenio de Andrés Manuel López Obrador de inicio, la firma de abogados, Hogan Lovells, organizó el foro “México en el cruce de caminos”, el cual tuvo la participación de Iván Rivas Rodríguez, asesor económico y experto de políticas públicas del equipo de transición del presidente electo, quien dio un breve viso de cuales son las políticas contempladas para el sector industrial y económico más importante del país. Sobre todo, tras la firma del Tratado México, Estados Unidos y Canadá.

Ahí, Rivas Rodríguez enfatizó que las políticas irán encaminadas con el fin de impulsar a las pequeñas y medianas empresas (pymes) especializadas en la proveeduría, ya que deben de adaptarse a nuevos tiempos en los que la movilidad compartida, electrificación y manejo autónomo serán algunas de las tecnologías que cada vez aumentarán su importancia y penetración en la industria. “Necesitamos pymes más productivas y eficientes, así como pasar de la mano de obra a la mente de obra”, señaló.

En este sentido, precisó que para llegar a venderle a las grandes OEMs deben apoyar a las pymes con consultoría y capacitación, para que puedan crecer adecuadamente y así recibir las certificaciones necesarias. “Para lograr este objetivo nos respaldaremos en Nacional Financiera (Nafin) y el Banco Nacional de Comercio Exterior (Bancomext), al mismo tiempo que impulsaremos el programa Jóvenes con futuro”.

Abundó que, en promedio, una pyme tarda en madurar entre 5 a 7 años y aunque el objetivo primordial es lograr que sean proveedores de las armadoras establecidas en el México, también se busca que suministren a cualquier factoría del mundo. En este sentido aclaró que el gobierno entrante recurrirá a “menos subsidios y mayor financiamiento”.

Esclareció que no están peleados con las grandes armadoras para que sigan con el crecimiento en sus ventas y las inversiones en México. “Si aumentamos nuestro contenido nacional al final aumenta la parte de origen de todo Norteamérica y podemos seguir exportando autos”.

Al cuestionarle sobre cuáles son los planes para los fabricantes mexicanos como DINA, y VUHL señaló que están contemplados en este plan ya que se debe impulsar lo hecho en México. Puntualizó que el caso concreto de DINA (cuya historia puedes ver dando click aquí) han existido acercamientos, ya que la camionera está muy interesada en impulsar empresas de proveeduría en Ciudad Sahagún, ya que, en la actualidad, los suministros llegan desde distintas partes del país, lo cual aumenta los costos de producción. “Debemos de trabajar para hacer más valiosa su cadena de trabajo”.

En cuanto a VUHL, refirió que no ha habido pláticas, pero están al pendiente del trabajo realizado por Guillermo e Iker Echeverría, por lo que existe disposición para reunirse con ellos para ver de que manera podrían trabajar.

Cabe recordar, que como parte de las negociaciones del Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC), se estableció una nueva regla de origen automotriz que establece que el 40% del contenido de un vehículo debe de proceder de países donde el salario es de 16 dólares la hora, pero, un fabricante puede obtener un descuento extra de 10% si realiza labores de investigación y desarrollo (I+D) ya sea en Estados Unidos, México o Canadá. “Podemos sacar provecho de la regla de origen”, indicó.

En esta misma sintonía, Luis de la Calle, socio fundador de De la Calle, Madrazo Mancera, señaló que de las automotrices coreanas, europeas y asiáticas tendrán la difícil decisión de elegir entre Estados Unidos o México al momento de realizar inversiones, pero desde su perspectiva, nuestro país puede resultar atractivo en I+D, ya que algunas empresas como Nemak y Rassini, destacan en este ramo.

Sin embargo, aseguró que pese a existir una gran cantidad de ingenieros nacionales trabajando en el rubro automotriz, son muy pocos aquellos involucrados en tecnologías el manejo autónomo o la propulsión eléctrica. Lo cual al mismo tiempo representa una desventaja competitiva.

Asimismo, expuso que otro punto a favor es que de entre los tres países de América del Norte, México es gracias a sus diversos tratados de libre comercio, la única nación capaz de enviar el mismo producto a diversos mercados alrededor del globo. 

Por último, agregó que el próximo sexenio debe de volcar sus ojos a la explotación del gas natural, ya que es una materia prima fundamental de la que se pueden obtener diversos derivados a un precio competitivo, lo cual resultaría ventajoso para las compañías afincadas en nuestro país.  

 

¿Qué opinas? Cuéntanos