Vende tu auto
Autoshows

Mercedes-Benz Clase E Cabriolet 2018, lujo a cielo abierto

El opulento descapotable hará su debut en el Salón de Ginebra.

Mercedes-Benz Clase E Cabriolet 2018, lujo a cielo abierto

El Mercedes-Benz Clase E completa su oferta con la introducción de la nueva variante descapotable, la cual se une a las carrocerías sedán, coupe y station wagon del conocido modelo. 

Es así que el Mercedes-Benz Clase E Cabriolet tiene un aspecto muy similar a la versión dos puertas salvo, obviamente, que no tiene techo y sí un sistema plegable de tela.

Mecánicamente tendrá tres motorizaciones de gasolina a elegir. El primero es un cuatro cilindros 2.0 l con 191 hp, mientras que los otros son un 2.0 l turbo de 181 hp y un V6 biturbo con 328 hp. Por primera vez, el descapotable viene con la posibilidad de tener el sistema de tracción 4matic AWD.

En cuanto a su tamaño, con 4,826 mm de largo, 1,860 mm de ancho y 1,428 mm de alto supera en todas las medidas a su predecesor. En cuanto a su capacidad, la cajuela puede contener 385 litros y 310 con el techo plegado.

Opcionalmente, el Mercedes-Benz Clase E Cabriolet puede optar por el Dynamic Body Control (DBC), que permite al usuario controlar la amortiguación según tres programas preestablecidos. También es una opción incluir un sistema neumático Air Body Control (ABC), que regula la firmeza de la suspensión. Ambos pueden controlarse, junto con otros parámetros del vehículo, como la respuesta del acelerador y de la transmisión, mediante el Dynamic Select.

Asimismo,  repite todas las cualidades en materia de seguridad que vimos en los otros miembros de la familia, como la advertencia de colisión inminente, frenado autónomo y además ahora puede mantener la distancia con otros vehículos de manera asistida a más de 210 Km/h.

Dentro del habitáculo, obviamente, el lujo se deja ver. Dos pantallas de 12.3” parecen unirse en el centro y del lado del conductor que sirven una como tablero de instrumentos y la otra para manejar la gran mayoría de los aspectos multimedia y funcionales del vehículo. Como es cada vez más usual, cuenta con tecnología capaz de conectarse con Andorid Auto y Apple Car. 

Completa la elegancia la capota, derivada de la usada en el Clase S convertible, que se puede ordenar en cuatro colores distintos. Y además, se puede guardar y desplegar automáticamente en sólo 20 segundos a velocidades de hasta 50 kilómetros por hora.

 

 

Mercedes-Benz Clase E Cabriolet

Federico Treguer recomienda

Cuentanos que opinas