Automovilismo

Porsche triunfa en las 6 Horas de México

Audi y Toyota tomaron la segunda y tercera posición

6 Horas de México 2016

El campeonato mundial de resistencia debutó en el icónico circuito de los Hermanos Rodríguez en la Ciudad de México, convirtiéndose en el mejor espectáculo del año del deporte motor en nuestro país. Si este serial o las siglas WEC no te suenan mucho, la mejor manera de describirlos es que se trata de los mismos autos que corren en la brutal prueba de las 24 Horas de Le Mans.

La quinta fecha del WEC en 2016, en lo que ya parece una costumbre vio nuevamente en lo más alto del podio a Porsche, en esta ocasión al campeón reinante, el 919 Hybrid #1 comandado por  la terna Bernhard/Hartley/Webber que se impusieron sobre el Audi R18 #7 de Lotterer/Fassler, mientras que en tercero arribó el Toyota TS050 Hybrid #6 de Conway/Sarrazin/Kobayashi.

Ya lo anticipaban las prácticas y calificaciones del viernes, la batalla entre Audi y Porsche sería muy cerrada, luego de que el Audi #8 se llevara la Pole Position, seguido del Porsche #2 con una brevísima diferencia de 0.042, el Audi #7 y nuevamente un Porsche, el #1 completaron las primeras cuatro posiciones. Los Toyotas calificaron en quinto y sexto, era muy claro que esta no era su carrera.

Previo a la carrera, los comentarios generalizados por parte de pilotos y equipos fueron por un lado que el nuevo trazado que diseñaron para recibir a la F1 le quitó todo el ritmo a las eses, afirmación de la que sin ser un experto estoy de acuerdo (en pocas palabras echaron a perder la sección más divertida del antiguo trazado), en segunda que la pista quedó muy estrecha, por lo que con la cantidad de autos que compiten al mismo tiempo en una carrera del WEC, habría tramos muy congestionados y en consecuencia contactos, situación que en la carrera se repitió constantemente y por último que nadie quería correr con lluvia, otra circunstancia incontrolable y que se presentó en un par de ocasiones durante la competencia obligando a los equipos a ajustar su estrategia.

Llegó el sábado, parecía que la lluvia haría su aparición de forma irremediable sobre el Autódromo Hermanos Rodríguez, los autos que arrancaban en las posiciones 1 y 2 llevaban neumáticos de lluvia, mientras que los siguientes dos montaban slicks. Llegó la arrancada e inmediatamente, el Audi #7 que había calificado tercero se fue a la primera posición rebasando a su compañero R18 #8 que había obtenido la pole y el 919 #1 hizo lo propio con su compañero el 919 #2 para así lanzarse con todo a perseguir a los Audis, para que llegada la vuelta No. 21 rebasara al R18 #7.

En el giro No. 35 aprovechando una bandera amarilla el 919 #1 ingresó a pits y Webber tomó el mando, tan pronto como reinició la carrera el australiano sobrepasó al Audi #8 conducido por Di Grassi, posición que conservó prácticamente hasta el final.

Sin embargo, en la vuelta número 109 Porsche llamó a sus dos vehículos a boxes, sin embargo una confusión provocó que Bernhard regresara a pista luego de haber circulado por el carril hacia pits y fue penalizado con un  stop-and-go que cumplió en la vuelta No. 120 y que le hizo perder el liderato ante Duval al mando del R18 #8.

 

 

En el giro 140, la lluvia ya hacía estragos en la pista, los tramos de las eses y el Foro Sol frecuentemente se llenaban de autos y el R18 #8 sufrió un despiste que en definitiva sentenció su resultado final.

 

 

Luego de 162 vueltas Hartley entregó el vehículo a Bernhard quien regresó al circuito con neumáticos intermedios y prácticamente ya sin asfalto mojado, en ese momento marchaba en segunda posición luego de una espectacular remontada del R18 #7 de Lotterer que paró a repostar en el giro 172 heredando el liderato a Bernhard quien lo mantuvo hasta el final.

Sin embargo, en el giro 226 el drama se hizo presente la que el 919 #1 que tenía la victoria asegurada sufrió un pequeño despiste debido a que una pequeña brisa volvió a mojar la pista.

 

 

Así, luego de una rápida recuperación el Porsche 919 Hybrid #1, tras 230 vueltas consiguió la victoria en la primera edición de las 6 Horas de México.

 

 

Por su parte, el Toyota TS050 #6 aprovechó que el 919 #2 aun llevaba neumáticos de lluvia para efectuar un espectacular rebase que le permitiría finalizar en un tercer lugar que en definitiva le supo a victoria a la firma nipona, luego de que el auto #5 tuviera que abandonar la carrera por problemas en la electrónica.

 

 

La categoría LMP2 tampoco estuvo exenta de drama y emoción, luego de que el auto RGR Racing #43 del mexicano Ricardo González conquistara la primera posición de forma dramática, ante un fallo en el sistema de frenos del auto de G-Drive Racing. Mientras que los Alpine nunca encontraron la manera de superar el reto de la altura que afectaba drásticamente el desempeño de sus V8 aspirados.

 

En la categoría de los Gran Turismo, los Aston Martin dominaron de punta a punta, siendo los tres Ford GT la gran decepción de la carrera, mismos que nunca mostraron un nivel competitivo, aunque eso sí, no podemos dejar de aceptar que eran los autos más atractivos de la parrilla.

Así, la quinta fecha del WEC finalizó, en una carrera que en un par de vueltas permitió a los asistentes ver más rebases de los que se generan en toda la temporada de la F1. Una carrera que en primera instancia podría parecer demasiado larga, pero que luego de tanta emoción se fue en un suspiro, dejándonos el mejor evento del deporte motor que tendremos este año, ya que ni en sueños una carrera de la F1 actual podría ser tan divertida y dramática.

 

Rubén Hoyo recomienda

¿Qué opinas? Cuéntanos