Prueba de Manejo

smart ForTwo 2016 a prueba

La versión de entrada se denomina Passion y nos dejó un buen sabor de boca

smart ForTwo 2016 a prueba

Antecedentes

smart, sí así con minúsculas, nace en Europa hace casi 20 años. La intención de dos gigantes industriales era la de ofrecer un automóvil citadino confiable y con un estilo propio y diferente que revolucionó hasta en la forma de comercializarlo. La idea inicial surge del fabricante suizo de relojes baratos Swatch, quien se acercó a Mercedes-Benz y le propuso la creación del smart fortwo, cuyo nombre es la conjunción de las iniciales de ambas empresas, es decir la S es de Swatch, y la M de Mercedes, aunados a la palabra Art. Un nombre poético, cuyo resultado ha sido interesante.

Durante los primero años el consumidor veía con un poco de recelo al smart, hasta que Mercedes-Benz empezó a difundir videos con diversas pruebas de choque, en donde el público se podía dar cuenta de lo resistente y seguro que era el pequeño auto, incluso uno de los más comentados fue uno en donde chocan un Mercedes Clase S y el pequeño smart fortwo.

 

Precio: $199,900.00 pesos

*Como dato cultural el precio que publicamos en el video de esta prueba tiene un error, ofrecemos una disculpa, el precio correcto y actualizado es este.

 

Características Técnicas y Mecánicas

La nueva generación de smart es el resultado del trabajo conjunto entre Mercedes-Benz y Renault, específicamente este modelo cuenta con un 70% de partes del modelo Twingo de la marca francesa (Modelo que no se vende en nuestro país). Tiene un pequeño motor de aspiración natural de tres cilindros y 999 cm3 que entrega 71hp en el rango de las 6,000 rpm y genera una fuerza de torque de 67 lb-pie a las 2850 vueltas y está acoplado a una transmisión manual tradicional (palanca y pedal de embrague) de cinco relaciones. Al ser un vehículo tan ligero, la relación peso potencia es más que adecuada, y además de que es ágil y divertido de conducir los consumos son realmente contenidos logrando 20.4 km por litro en uso urbano, en autopista podemos lograr hasta 27 km por litro, y si el uso es combinado la cifra de consumo quedará en satisfactorios 24.3 km recorridos por un litro de combustible.

 

Confort

Nos ofrece todas las amenidades que hoy son obligatorias, cuenta con vidrios eléctricos, aire acondicionado y un equipo de audio con una conectividad bluetooth o por cable usb. En esta versión no podemos hablar de Infoentretenimiento, ya que es inexistente, habría que pagar una cuota extra para acceder a un sistema de audio con una pantalla táctil, en donde se pueda desplegar un navegador, o las funciones de un “Smartphone” mediante el “Mirror Link”  El toldo es panorámico y tiene una cortina corrediza aislante, las tapicerías son te de tela resistente y cómoda

Si la carta fuerte del smart siempre ha sido su estilo y apariencia, el manejo reafirma ese aspecto divertido que siempre ha tenido la marca.

Manejo

Si la carta fuerte del smart ha sido su estilo y apariencia, el manejo reafirma ese aspecto divertido que siempre ha tenido la marca. Rápidamente uno encuentra una postura de manejo adecuada y cómoda, evidentemente todos los controles están al alcance de la mano, si bien la versión de prueba (Passion) no nos ofrece muchas amenidades a bordo, la funcionalidad es total.

Pese a tener un motor tan pequeño es muy ágil, y ahora con la transmisión manual el rodamiento a bajas velocidades no es una pesadilla como lo era en las anteriores generaciones, que portaban una caja de cambios centrífuga que tenía una respuesta errática y brusca.

la ágil respuesta del acelerador nos puede llevar hasta los 150 km/h

La distancia entre ejes corta de 1,555mm, y el bajo peso de 880 kilos nos brindan un vehículo sumamente divertido, ya que la ágil respuesta del acelerador no se hace esperar y nos puede llevar hasta los 150 km/h en este pequeñín, que gracias a la configuración de la suspensión y la impulsión en el eje trasero nos entregan unas sensaciones de manejo muy comunicativas, y por qué no decirlo hasta divertidas.

Aunque parezca que el sistema de frenos no está a ala altura del smart –por tener tambores atrás- el trabajo de los mismos es impecable, en ningún momento demuestra fatiga y al estar dotados de ABS las frenadas son contundentes.

El tamaño reducido, los cortos voladizos trasero y delantero nos invitan a buscar recovecos en el tránsito citadino, y uno de los puntos a resaltar es la enorme maniobrabilidad del smart, el radio de giro es de 6.96 metros, algo más parecido a una motocicleta que a un automóvil. Los tiros de la palanca son precisos, y tienen un tacto muy Renault. Cuenta con la función Start-Stop que apaga el motor cuando estamos detenidos.

 

Conclusión

Sin duda es una buena opción, si tus necesidades de movilidad son para una o dos personas con pocas pretensiones de transportar cosas voluminosas.

Es un vehículo muy seguro, ya que cuenta con 5 bolsas de aire y frenos ABS, además de ESP. Sin lugar a dudas no creo que haya en el mercado un vehículo de $200 mil pesos que ofrezca tanta seguridad para los ocupantes

Un “City Car” en toda la extensión de la palabra, pequeño, divertido y con mucha onda, que se desenvuelve muy bien en ambientes urbanos, y en carretera su desempeño es bastante digno.

Ágil, divertido y poco contaminante que tristemente no cuenta con ningún tipo de incentivo fiscal de compra, y debería tenerlo, pero nuestras autoridades simplemente están ciegas al respecto.

 

 

smart ForTwo 2016 a prueba

Alejandro Konstantonis recomienda

¿Qué opinas? Cuéntanos