Novedades

Motor bóxer de Subaru cumple 50 años

En medio siglo la marca japonesa ha producido 16 millones de propulsores

Motor bóxer de Subaru cumple 50 años

Fue el 14 de mayo de 1966 cuando el motor bóxer de Subaru fue introducido por primera vez en el modelo Subaru 1000. Desde aquel día la marca japonesa ha mantenido la filosofía de equipar este tipo de bloques en sus vehículos. Además de celebrar el 50 aniversario de la introducción de los motores longitudinales de cilindros opuestos, Subaru también vitorea haber llegado a 16 millones de unidades producidas.

En su debut, el motor bóxer denominado EA que tenia una cilindrada de 1.0 litro y una potencia de 55 hp con el paso de los años la compañía lo ha evolucionado, en la actualidad todos los modelos de Subaru equipan esta clase de motores ya sea alimentados con gasolina o diesel. Podemos ver desde el 1.6 litros atmosférico con 114 hp en la versión de entrada del Subaru XV hasta los 300 hp que ofrece el 2.5 litros turbo que equipa el WRX STI.

Como lo mencionamos líneas arriba, el motor bóxer tiene la singularidad de tener los cilindros de forma horizontal y de forma opuesta, por lo tanto los se ubican simétricamente en dos cabezas afrontadas con dos pistones cada una. Esto permite que no existan inercias y se reduzcan las vibraciones, asimismo, es posible lograr un equilibrio rotacional y una sensación de suavidad a lo largo de todo el rango de revoluciones.

De igual forma, el perfil plano y bajo del motor, permite reducir la altura del centro de gravedad, mejorando la estabilidad y el comportamiento inclusive en SUVs cuya sensación al volante es similar a la de un sedán a pesar de ofrecer una mayor altura respecto al suelo.

Obviamente que el motor bóxer es uno de los elementos vitales del Symmetrical All-Wheel Drive que ofrece una combinación de estabilidad y tracción, y una equilibrada distribución de peso como resultado de la simetría del sistema de transmisión unido de forma longitudinal al motor bóxer. Esta combinación permite que todos los Subaru ofrezcan una sobresaliente estabilidad. Cabe mencionar que esta tecnología que en el pasado marzo alcanzó 15 millones de unidades producidas fue introducida en el Subaru Leone 4WD Estate, precursor del Outback e Impreza, en septiembre de 1972.

 

 

 

Luis Hernández recomienda

¿Qué opinas? Cuéntanos