Novedades

“I Have a Dream“, es el diario de la ucraniana Anna Gechishkina en motocicleta

Ya son más de 70,000 kilómetros recorridos, 24 meses y cuatro continentes visitados

“I Have a Dream“, es el diario de la ucraniana Anna Gechishkina en motocicleta

Desde que era una niña Anna Grechishkina tuvo el sueño de conocer el mundo, y hace 10 años, - cuando comenzó a conducir moto y al visitar algunos países como Rusia, Moldavia, Turquía, Grecia, Siria e India-, vio que podía hacer realidad su sueño a través de un viaje en solitario con su motocicleta. La ruta comenzó el 27 de julio de 2013 en Kiev, su ciudad natal en Ucrania, y en estos 24 meses ha conocido países de Europa, Asia, Oceanía y América. Aunque salió con solo 1.000 dólares en el bolsillo, Anna manifestó que ha recibido la ayuda de familiares, amigos y empresas que se han sumado a su causa, así como de las personas que ha conocido en todo el mundo y la han apoyado con alojamiento y alimentos.

Anna no pensó que fuera a estar en carretera durante tanto tiempo, inicialmente el viaje estaba planeado para solo dos años pero se extenderá un año más para seguir recorriendo Suramérica y luego viajar hacia África, desde donde volverá a Kiev, Ucrania.

Su compañera de viaje durante los más de 70.000 kilómetros recorridos en este sueño, ha sido una  KTM 1190 Adventure. “En todos los países siempre me preguntan qué tan confiable es la moto y yo solo puedo decirles que no me ha fallado ni una vez, a pesar de atravesar todo tipo de climas y terrenos. Ha sido la mejor compañía para hacer este sueño realidad”, destaca Grechishkina.

Anna ha querido disfrutar de su viaje por lo que nos contó que como hay días que recorre 300 o más kilómetros, a veces, hace recorridos cortos porque ha querido conocer más algunos lugares. Le recomienda a las mujeres que quieran darse un año sabático viajando en moto: “Es mejor que conduzcan en el día, es más seguro. En la noche, todas las condiciones cambian y pueden exponerse a algún peligro sin necesidad”.

Además de buscar cumplir un sueño, este viaje también tiene un propósito muy especial: Anna es la fundadora del proyecto social Moto Segura, una iniciativa de motociclistas que tienen el objetivo de ayudar a los más necesitados. Por eso en los países que ha visitado, Anna ha compartido charlas en orfanatos, asilos, hospitales, colegios, guarderías, entre otros, buscando siempre compartirles un mensaje en el que les cuenta de sus aventuras, de su visión del mundo y de los sueños, invitándolos a perseguir sus sueños y a nunca tener miedo de dar el primer paso para alcanzarlos.

“Esta ha sido una experiencia que definitivamente ha cambiado mi vida, al permitirme conocer tantas personas y ver como ocurren “milagros” para que pueda continuar mi camino. Creo que es como dicen, que cuando uno realmente quiere algo, el universo entero te ayuda abriendo las puertas”, finalizó la hermosa motociclista ucraniana Anna Grechishkina. 

Fernando Díaz recomienda

Cuéntanos que opinas