Tuning

BSI X-100 1956, un Ford F-100 excepcional

Equipa el mismo V8 del Ford Mustang.

BSI X-100 1956, un Ford F-100 excepcional

No hay otro país en el mundo que viva la cultura de los Hot Rods como Estados Unidos. Sin duda restaurar autos antiguos y dotarlos de motores llenos de caballos de fuerza es una pasión que cada vez toma más auge.

Obviamente que cuando hablamos de creadores de Hot Rods el primero que viene a la mente es Chip Foose, claro que es un hombre con talento, pero en América abundan tipos como él que tienen la misma creatividad, tal vez lo que les falta es un programa de televisión para ser igual de reconocidos.

Uno de los talleres que está a la par de Foose Design es Bodie Stroud Industries que recientemente creó un pick up que ellos bautizaron como BSI X-100 1956. Es un hecho que el año solamente queda como recordatorio de la fecha en la fue producida la carrocería porque de ahí en fuera, todo lo que contiene este Ford F-100 es totalmente nuevo.

De inicio los artesanos californianos de BSI reconstruyeron el cuerpo del F-100. Además de liberarlo del óxido, hicieron algunas adecuaciones en la lamina. Por ejemplo, hicieron algunos cambios en el cofre, estribos, la ventana trasera creció y redondearon las esquinas de las puertas. Después de ello lo pintaron de un color rojo sumamente atractivo.

Por debajo de la piel de este BSI X-100 1956 existe un chasis de alta resistencia y una suspensión independiente con coilovers. Esta reconfiguración además de mejorar el control del vehículo da cabida a un juego de rines de 19 pulgadas para el eje delantero y de 20 para el trasero.

Para accionar este espectacular pick up se puede elegir entre dos motores con una potencia de 412 o 630 hp. Todo este poder se origina del V8 de 5.0 litros de Ford conocido como Coyote, en el caso de la versión con más caballos de fuerza, el ocho cilindros se hace valer de un supercargador. En ambas versiones la transmisión es automática también de origan Ford. Esta potencia es contenida por un sistema de frenos de disco de 13 pulgadas y seis pinzas.

De la misma manera que la mecánica y exterior, la cabina del BSI X-100 1956 es bastante atractiva. Dentro del tablero original se instalaron un nuevo cuadro de instrumentos y medidores, así como sistema de aire acondicionado. Al mismo tiempo se intercambió la banca tradicional por asientos de cubo ajustables separados por una consola que alberga la palanca de cambios.

Sin importar que seas amante de los pick ups o de los hot rods, este Ford F-100 modernizado es un vehículo realmente espectacular por donde se le mire.

 

 

 

 

 

Luis Hernández recomienda

Cuéntanos que opinas