Autos ecológicos

Movilidad sustentable

¿Un término de moda relacionado con la ecología y nuevas tendencias de transporte?

Movilidad sustentable

Últimamente escuchamos con mayor frecuencia el término de sustentabilidad, sobre todo en algún tema relacionado con la ecología, las ciudades modernas o algún tipo transporte eléctrico.

Cabe destacar que la sustentabilidad se preocupa por la conservación del medio ambiente a través de la utilización de transportes y maquinarias alternas que no consuman energía generada por gas, gasolina u otro tipo de combustible fósil.

Y ¿de dónde proviene el término de movilidad sustentable o sostenida? Este concepto nace a raíz de la preocupación por los problemas en el medio ambiente y sociales, ocacionados por la generalización durante la segunda mitad del siglo XX. Se buscaban alternativas de movilidad y producción que fueran armoniosas con la naturaleza, el aire, el agua y la salud, principalmente.

El ámbito de la movilidad sustentable es muy amplio, tanto como podamos hablar de procesos, desarrollos y tecnologías, entre otros; enfocados a resolver los problemas de transporte, producción y transformación, de todo lo que nos rodea.

Haciendo enfoque en el tema del transporte sustentable, existen varios conceptos relacionados con el desarrollo de tecnologías automotrices como: autos eléctricos, vehículos híbridos (Honda Insight o Toyota Prius) o vehículos eléctricos impulsados con  pila de combustible de hidrógeno (Honda FCX Clarity), entre otros.

Asimismo, existen políticas de movilidad sostenible enfocadas al transporte gestionadas por la administración pública, que se centran en reducir la congestión de las vías, reducir el consumo de combustible y controlar la cantidad de vehículos en circulación. Aunque hasta el momento dichas políticas no son lo suficientemente efectivas y fundamentadas para tales fines. Todavía hay mucho que trabajar al respecto.

Para lograr los objetivos planteados y tener mayor apoyo por parte del público en general, el catálogo de políticas públicas tendría que tomar en cuenta los siguientes puntos:

-        Planificación y diseño urbanístico favorable a la movilidad sostenible

-        Incentivos fiscales favorable al uso de la eco-movilidad

-        Regulación en las tarifas del transporte público

-        Incentivar a los dueños de rutas de transporte a cambiar paulatinamente sus unidades por modelos ecológicos

-        Incentivar con mayor fuerza el uso de transportes alternos como bicicleta, motocicleta, siempre apoyado de un programa de seguridad pública.

-        Electrificación del transporte público urbano

-        Mayor número de subsidios por parte de las autoridades para la actualización de los medios de transporte públicos y/o privados

Y a ti, ¿qué otras ideas se te ocurren?

Giovanna Ferreyra recomienda

Cuéntanos que opinas