Gadgets

Chevrolet Impala 1967, el auto estrella de Supernatural

Se trata del modelo protagonista de la serie americana, en el que los hermanos Winchester cruzan las carreteras del país en busca del demonio que asesino a su madre.

Chevrolet Impala 1967, el auto estrella de Supernatural

Supernatural es la serie que describe las aventuras de los hermanos Sam y Dean Winchester, interpretados por Jared Padalecki y Jensen Ackles respectivamente, quienes viajan a diferentes lugares de los Estados Unidos, investigando y combatiendo sucesos paranormales basados en leyendas urbanas de la cultura estadounidense, así como de criaturas sobrenaturales clásicas como vampiros, licántropos, demonios y fantasmas, entre otros.

 

Dean es el hermano mayor, y su auto representa su posesión más preciada, se trata de un Chevrolet Impala color negro modelo 1967 que era de su padre y es destruido en un choque al final de la primera temporada, pero Dean logra reconstruirlo y se convierte en el almacén donde guardan su arsenal como casi todos los cazadores, para combatir a todas las criaturas con las que se enfrentan.

 

El auto juega un papel importante al final de la quinta temporada, pues gracias a éste, Sam pudo recordar los momentos vividos con Dean y así, recobrar el control sobre su cuerpo y enviar a Lucifer de nuevo al infierno.

 

Un dato curioso es que este auto no era el destinado para los hermanos Winchester. Según Eric Kripke, creador de la serie, el auto que tenía en mente era un Mustang 1974, pero gracias al consejo de un vecino, se decidió al final por el Impala 1967, que es la cuarta generación del modelo, misma que se comercializó de 1965 a 1970. Esta generación tuvo disponible las variantes SS (Super Sport) por lo que los enormes V8 de 427 pulgadas cúbicas y 385 hp aunque hubo variantes de hasta 425hp.

 

El Impala es un vehículo producido por el fabricante estadounidense Chevrolet desde 1956, el primer modelo fue presentado en una exhibición de Chevrolet Motorama en 1956.

 

El nuevo Chevrolet Impala 2014 será fabricado en la plataforma más grande de GM que no es otra que una modificación de la ya conocida Epsilon, la cual actualmente se usa para construir el nuevo Cadillac XTS o el Buick LaCrosse, el cual ofrecerá más equipo que el Malibu y se ubicará como un producto superior dentro de la gama del fabricante norteamericano, tal cual sucede con los Taurus y Fusion de Ford.

 

Giovanna Ferreyra recomienda

¿Qué opinas? Cuéntanos