Autoshows

Lo mejor del Salón de Tokio 2009

Un Salón muy local, pero que demostró que en la práctica la industria japonesa lleva la batuta en materia ecológica<br />

Lo mejor del Salón de Tokio 2009

Tokio, sin duda una de las ciudades más fascinantes del globo, que se erige al menos por ahora como la capital de Asia. Es una urbe ordenada, cosmopolita, silenciosa y muy limpia, que alberga cada dos años a la que en otros tiempos fuera la exposición automotriz más importante de ese continente. El Tokio Motor Show en su edición 2009, al igual que el Salón de Detroit, resultó una prueba incuestionable de lo deteriorada que se encuentra la industria automotriz global en estos días, fue un show local y no porque los fabricantes japoneses se robraran la atención de los asistentes gracias a sus conceptos y lanzamientos, sino porque el resto de la industria automotriz global no estuvo presente. A decir verdad Lotus, Catherham y Alpina fueron los únicos fabricantes no japoneses presentes, y su relevancia en términos de volumen de ventas es prácticamente nula.

Pero los fabricantes japoneses tienen muchas cosas que decir, su relevancia a nivel mundial es innegable y prueba de ello es que el más grande del mundo (Toyota) tiene su origen en ese país. La industria del país del sol naciente ha tomado, al igual que la norteamericana o europea, la bandera de la movilidad sustentable como ventana de oportunidad para reinventarse, pero en la práctica los fabricantes nipones son los únicos que han logrado pasar de las palabras a las acciones. Son los más avanzados en términos de autos eléctricos, hidrógeno o híbridos y desde hace mucho tiempo sabían que los autos con espacios inteligentes y consumos reducidos serían el futuro de la automoción global.

Si hay que mencionar un solo auto como el más importante del salón, este fue sin duda el Nissan Leaf, el primer eléctrico de producción masiva que llegará a EU, Japón y Europa a finales del año que viene y que en México será lanzado inicialmente con 500 unidades un años después, debido al acuerdo que firmó Nissan con el Gobierno del DF para desarrollar la infraestructura necesaria.
Nuevamente, la firma que se erige como número 1 en ventas en nuestro país se robó el salón de Tokio al igual que hace 2 años , cuando presentó su súper deportivo accesible el GT-R, el totalmente nuevo Infiniti M que estrenó un moderno tren motor híbrido, y el eléctrico conceptual Land Glider redondearon la propuesta de Nissan.

El segundo auto de producción en importancia fue por supuesto el súper deportivo de Lexus, el LF-A que con su poderoso motor V10, construcción de fibra de carbón reforzada con plástico y un precio estratosféricamente alto, de $375,000 dólares, se convierte en el auto japonés más costoso del mercado. El FT-86 Concept, un coupé que le da a los fanáticos de Toyota una esperanza para un auto divertido y el Prius Plug-In Hybrid (enchufable) fueron las cartas fuertes del fabricante número 1 del mundo. Por su parte, Honda con toda una propuesta de vehículos eléctricos (motos y el auto retro EV-N) se quedó atrás presentando solo una versión todavía conceptual del esperado coupé CR-Z, aunque se dice que la versión final no varía prácticamente nada y será el primer híbrido con transmisión manual a presentarse en Detroit 2010. De cualquier manera el mensaje relevante de Honda a través de su CEO fue que se enfocarán en autos eléctricos porque la infraestructura para el hidrógeno está tomando demasiado tiempo en desarrollarse.

Del resto de los presentes, Mazda fue el único que presentó cosas interesantes,  con su nueva familia de motores y transmisión Sky que le permitirán reducir significativamente los consumos y que se complementará con algunas técnicas de construcción ligera. Lo anterior le permitiría a un auto compacto aspirar a entregar rendimientos por encima de los 20 kilómetros por litro.


El Salón de Tokio 2009, fue al igual que el resto de los salones que se han llevado a cabo este año, un evento lleno de propuestas verdes, pero en este caso los nipones dan un paso adelante presentando no solo ideas, sino propuestas con fecha de introducción real y con un esquema que comprende no solo la fabricación o uso en el tiempo de vida del automóvil, sino el segundo uso de la batería y su posterior reciclaje. El autoshow más exótico y fascinante del año nos ha dejado como enseñanza que la industria automotriz japonesa está más que lista para hacer realidad las propuestas de movilidad sustentable. El auto cero emisiones para las masas ya es una realidad y quizá esta noticia ayude al resto de los fabricantes a dar el paso hacia los eléctricos más rápido, ya que el hidrógeno se ve todavía como una solución lejana.
 

Cuéntanos que opinas