Vende tu auto
Prueba de Manejo

Nissan Aprio 2008 a prueba

Intentará probar que puede ser tan confiable como el predilecto de los mexicanos, el Tsuru.<BR><BR><EM>Por: Rubén Hoyo</EM>

Nissan Aprio 2008 a prueba

Antecedentes

Julio de 2008. El Nissan Aprio es quizá uno de los mejores ejemplos de lo diversa que es la industria automotriz mexicana, se trata de un vehículo que fue diseñado por una filial de Renault llamada Dacia para los mercados de Europa del Este con la idea básica de ofrecer un vehículo robusto y de bajo costo, posteriormente ingresó al mercado del viejo continente bajo el paraguas de la marca Renault en donde se convirtió en un rotundo éxito, sobre todo en mercados desarrollados donde no se esperaba una respuesta muy positiva como el de Italia por mencionar uno, su nombre de pila en aquellas lejanas tierras es Logan.

El Aprio que llega a nuestro país es ensamblado en la planta de Curitiba, Brasil de donde también se exporta a otros mercados del cono sur como Argentina, aunque allá mantiene el emblema del Rombo, pero para nuestro país, por así convenir a los intereses de la alianza Renault - Nissan llega bajo el emblema de la marca japonesa mejor vendida de México. En pocas palabras es un auto concebido para el mercado de Europa del Este que se fabrica en brasil y se vende bajo emblema japonés para nuestro mercado.

Se trata también un concepto de vehículo donde podemos ver que el diseño está supeditado a la función y este a su vez a la disminución de costos de producción.

Cambios Exteriores: Su diseño no encaja con el estilo que Nissan nos venía mostrando en otros modelos, lo anterior debido a que se trata de un producto de origen Renault.
Cambios Interiores: El interior es práctico, orientado al ahorro de costos, la ergonomía podría ser mejor.
Precio: $147,700 pesos

Características Técnicas y Mecánicas

El responsable de movilizar al Aprio es un motor de cuatro cilindros con un desplazamiento de 1.6 litros que entrega una potencia de 103hp y 109 libras de torque que en el caso de la unidad probada se acoplaba a una transmisión manual de cinco velocidades aunque también hay de manera opcional una automática de cuatro con sobremarcha.

La caja manual presenta relaciones cortas en las primeras tres velocidades lo que permite que al arrancar el auto haya suficiente potencia disponible, mientras que la cuarta y quinta son algo más largas, dejando su uso para carretera y enfocadas a no requerir de un régimen de giro muy elevado para rodar rápido.

Destacan como equipo de serie las barras estabilizadoras para ambos ejes y la dirección hidráulica, mientras que otros sistemas de equipamiento de seguridad como las bolsas de aire frontales para conductor y pasajero (no se ofrecen bolsas laterales o de cortina), o los frenos ABS con EBV (Electronic Brake Variation) quedan reservadas para las versiones más costosas.

En cuanto al equipamiento de conveniencia podemos encontrar cristales y espejos eléctricos, también destinados para las versiones equipadas y un sistema de audio Radio/CD con 4 bocinas y carátula desmontable (¿todavía existen?). El aire acondicionado por su parte es de serie en todas las versiones con excepción de la más básica en donde se ofrece de manera opcional.

Evolución Técnica: Un vehículo con orientación utilitaria, aunque si representa un salto inmenso comparado con los veteranos del segmento.
Beneficios para Usted: Formas simples y tecnología suficiente para ofrecer un vehículo aguantador y espacioso.
Puede Mejorar: El equipamiento de seguridad debiera ser de serie en todas las versiones, el equipo de audio también podría ofrecer reproducción de MP3 y entrada auxiliar.

Confort

Quizá uno de los mejores argumentos a favor del Aprio sea el espacio interior que ofrece a los ocupantes tanto delanteros como traseros, sorprende ver como es capaz de transportar a un adulto de 1.80 metros sin comprometer en absoluto el espacio para la cabeza o piernas, la banca de los asientos tiene una altura bastante aceptable para no terminar con las rodillas cerca de los hombros, logrando así una postura cómoda para trayectos prolongados.

 

Si bien es cierto que en términos de espacio el Aprio es un exponente muy destacado del en el último año muy debilitado segmento de los subcompactos, el hecho de que haya sido concebido como un vehículo de bajo costo impacta fuertemente en la ergonomía, detalles como la ubicación del mando eléctrico de los espejos laterales por debajo del freno de mano o los mandos de los cristales traseros ubicados en el piso entre los asientos delanteros inmediatamente hacen pensar que en este vehículo la disminución de costos fue la preocupación principal, seguida de la forma y olvidando casi por completo el diseño. Los mandos de los cristales delanteros también se ubican en el tablero por debajo del arcaico sistema de audio.

Los plásticos si bien presentan buena calidad de ensamble son de tacto algo áspero, lo mismo para la tela de los asientos que también luce resistente pero algo simple en su aspecto.

Manejo

Si bien es cierto el Aprio es un vehículo de corte utilitario, la solidez con que está construido le otorga un manejo muy agradable, al ser un auto pensado para mercados en vías de desarrollo, los ingenieros asumieron que los caminos no siempre están en las mejores condiciones, por lo que el Aprio deberá durar muchos kilómetros antes de mostrar señales de cansancio que se traducen en ruidos de ensamble o daños en componentes de la suspensión, sin por ello pretender que los amortiguadores durarán para siempre. Adicionalmente la altura con respecto del piso es algo mayor que en otros vehículos del segmento, lo anterior permitirá que el vehículo pueda sortear los charcos y topes sin problema, aunque al curvear rápido se presenta algo de balanceo de la carrocería.

La posición de manejo es muy buena, presenta la altura suficiente y ello brinda una visibilidad excelente, un detalle relevante también es que el elevado nivel de  ruido que se filtra del exterior, sobre todo en altas velocidades, incluso pasados los 120 km/h se vuelve muy molesto.

Lo bueno: Excelente calidad de ensamble, se planta bien en el asfalto, buena visibilidad.
Puede Mejorar: El aislamiento acústico es un área de mejora.

Espacio de Carga

El espacio de cajuela es de lo mejor que hay en el segmento con 510 litros bastante superior a los 478 que ofrece el Fiesta de Ford o los 432 del Corsa de Chevrolet, asimismo la boca de entrada es muy amplia por lo que se pueden colocar objetos en verdad grandes.

Puede Mejorar: El tapizado de la cajuela es muy pobre, una alfombra de mejor aspecto y tacto ayudaría a olvidar un poco su orientación accesible.

Competencia

El Aprio llega al mismo segmento en donde el sempiterno Tsuru gobierna con puño de hierro, es también el mismo donde el Platina, otro producto también de origen Renault se desenvuelve y en donde Chevrolet y Ford están representados por las versiones de tres volúmenes del Corsa y Fiesta respectivamente, sin duda el éxito del Aprio dependerá de su más que nada de su confiabilidad, en caso de superar la terrible prueba que supone el uso rudo para el que seguramente será utilizado en nuestro país, podríamos estar ante el sucesor de las glorias del Tsuru.

Auto Nissan Aprio P Chevrolet Corsa E Ford Fiesta TC
Motor L4 1.6L L4 1.8L L4 1.6L
Potencia 103hp/109lb 100hp/120lb 95hp/101lb
Precio $147,700 $141,901 $146,500

Comentarios

rubenhoyo@autocosmos.com

Cuentanos que opinas