Vende tu auto
Lanzamientos

Nuevo Acura TSX 2009, primer contacto

Gran calidad de marcha y ensamble son sus principales argumentos contra sus fuertes competidores alemanes. <EM>Por: Rubén Hoyo, enviado</EM>

Nuevo Acura TSX 2009, primer contacto

Puerto Vallarta, Jalisco a 03 de abril de 2008. Acura, la filial de lujo de la japonesa Honda es una marca joven en nuestro mercado, con grandes retos de frente, ya que en el mercado al que se dirige, adicionalmente a factores que son obligados como un buen desempeño o calidad, el comprador también busca posicionamiento y prestigio.

Desde su llegada en 2004, Acura ha revolucionado el segmento de lujo en muchos aspectos, quizá el más famoso de ellos es su excepcional nivel de servicio postventa, que dicho sea de paso lleva el buen nivel que se consiguió en Honda a un nivel todavía más alto.

Acura se encuentra en un profundo proceso de renovación, por lo que aunque inicialmente este nuevo TSX llegue a competir virtualmente al mismo segmento que el TL, la gama se irá adecuando de tal manera que la próxima generación del TL que llegará a fines de este año se moverá un segmento hacia arriba, dejando al TSX la responsabilidad de competir contra titanes del mercado como el BMW Serie 3 o el Mercedes Benz Clase C.

Es importante aclarar que este TSX se comercializa en Europa como un Honda Accord, pero lo anterior no quiere decir que este exponente comercializado en nuestro continente bajo el emblema Acura sea un producto inferior, simplemente se trata de que Honda en Europa se posiciona  de frente con los rivales y marcas mencionados en párrafos anteriores.

El Acura TSX 2009 es un vehículo bien logrado, de calidad de ensamble y marcha excelentes, con un tren motor que balancea muy bien el performance con elementos casi contradictorios como la economía de combustible y niveles de emisiones contaminantes. El motor es un cuatro cilindros de 2.4 litros DOHC V-Tec que alcanza los 205 hp y 170 libras de torque, acoplado a una transmisión automática de cinco velocidades con modo sport y accionamiento para el modo manual a través de unas paletas ubicadas detrás del volante.

Si bien es cierto las cifras de potencia no son para espantar a nadie, el TSX mostró capacidades dinámicas bastante buenas, permitiendo ritmos de hasta 200 km/h en autopistas, se planta bien en el asfalto y transmite mucha solidez, una vez llegado al tramo de carretera sinuosa de doble sentido y asfalto en malas condiciones, el TSX nos brindó una calidad de marcha sorprendente, muy parecido a lo visto en vehículos alemanes del segmento, con un comportamiento muy neutro en curvas, algo suvbirante al límite pero siempre controlable simplemente levantando un poco el pedal del acelerador.

Un detalle importante si el conductor gusta de un manejo deportivo es que la transmisión en el modo sport efectúa los cambios de forma rápida y permite aguantar el cambio a elevado régimen de giro, lo anterior permite exprimir todo el jugo al motor.

En el interior, la atmósfera lograda por Acura es de sobriedad y calidad, los plásticos, cuero y texturas son de excelente tacto, el habitáculo está perfectamente aislado aún a velocidades muy elevadas o rodando sobre pavimento en malas condiciones, el equipamiento es muy completo, con un estéreo de alta fidelidad con siete bocinas y 360 watts que incorpora una interfase para iPod muy avanzada, ya que al conectarlo vía USB, la pantalla toma la forma de la conocida interfase del popular dispositivo de Apple, cediendo el control a los mandos del vehículo que al contar con una perilla circular, permite la navegación a través de los menús de manera muy natural e intuitiva.

Otro detalle relevante es la capacidad de conectar dispositivos telefónicos a través de Bluetooth, donde una vez vinculado el teléfono y grabados los contactos, se pueden hacer marcaciones por voz o en su defecto marcar por número mencionando dígito por dígito, en caso de que el aparato telefónico almacene archivos musicales, el sistema de audio es capaz de reproducirlos mediante la misma mecánica de comunicación.

El Acura TSX 2009 es un vehículo diseñado para que sea disfrutado por los ocupantes, la atmósfera y comodidad que brinda son sobresalientes, adicional a un manejo muy bueno. En el caso del diseño exterior, aunque de formas angulosas, este ejemplar es más bien sobrio y discreto, de líneas inconfundiblemente japonesas.

El precio aunque no está definido estará entre los 35 a 40 mil dólares, mientras que la última semana de abril será fecha de llegada a los concesionarios que serán 12 para fines de este año y la proyección de ventas es de 1,000 unidades anuales.

Comentarios - rubenhoyo@autocosmos.com -

Cuentanos que opinas