Chevrolet Equinox 2018 llega a México desde $456,100 pesos
29/06/2017 Lanzamientos

Chevrolet Equinox 2018 llega a México desde $456,100 pesos

Este SUV sobresale por mucho por la cantidad de equipamiento

Con una serie de mejoras enfocadas en el diseño, confort y seguridad, la tercera generación del Equinox 2018 hace su arribo a los distribuidores del país en cuatro versiones -LS, LT, Premier y Premier Plus- que como es costumbre varían en función de la cantidad de equipamiento.

Los SUVs son lo de hoy

Como lo hemos visto en los últimos años, el segmento de los SUVs es el de mayor crecimiento en el mercado automotor nacional y mundial. Esta demanda por los Sport Utility Vehicles ha hecho que el consumidor no sólo tenga una basta lista de opciones, sino que al mismo tiempo la feroz competencia ha logrado que se desarrollen productos más atractivos ya sea en acabados, amplitud, manejo y/o equipamiento.

Dentro de todos los tamaños de SUVs que existen, los compactos y subcompactos son lo que generan el mayor volumen de ventas y por consecuencia es uno de los más competidos, y en México no es la excepción. En lo que va de año, los números demuestran que dos de los tres modelos más vendidos de este sector son camionetas compactas, para ser más específicos Honda CR-V y Nissan X-Trail se ubican en lo más alto.

Si bien, estos son los best sellers detrás de ellos existe una larga lista de modelos que pretenden hacer que su rebanada del pastel sea más grande ofreciendo una serie de amenidades. Uno de los ejemplos más claros y recientes es el Chevrolet Equinox 2018 que llega con una notable serie de modernizaciones con el objetivo de ser más atractivo en todos los aspectos.

¿Cuándo nació Equinox?

Antes de hablar de los detalles que presenta esta nueva etapa de este SUV que tiene una enorme cantidad de rivales -Nissan X-Trail, Honda CR-V, Kia Sportage, Hyundai Tucson, Volkswagen Tiguan, Ford Escape, Mazda CX-5, Toyota RAV4, Jeep Compass, Peugeot 3008, nos remontaremos un poco a los orígenes del Equinox.

Fue en 2005 cuando General Motors realizó el debut de este utilitario que al año siguiente hizo su aparición en nuestro país. Sin embargo, cuando surge la segunda generación, en 2010, esta ya no llegó a México debido a que fue substituida por Captiva. Posteriormente, con una serie de acomodos en la gama de Chevrolet, en 2015  el Equinox vuelve a la escena mexicana como parte de las reformas que sufrió el capítulo dos.

Dado que la segunda generación cumplió lo que tenía que cumplir, en el segundo semestre de 2016 aparece un Equinox totalmente renovado y con el sello hecho en México para competir de lleno en el duro segmento de los SUVs compactos que cada vez tiene más ventas y un espectro de opciones nunca antes visto.

¿Qué hay de nuevo?

Todo. Sí, el Equinox 2018 es complemente nuevo respecto a su antecesor al grado que solo conserva el nombre. Iniciando por el diseño, ahora esta tercera generación luce la misma imagen que hemos visto en algunos modelos de la marca, como lo es el Cruze, el Volt y el Malibu, por citar algunos nombres. De esta manera vemos una carrocería más moderna y aerodinámica respecto a su antecesor. Como parte de estas adecuaciones estéticas, recibe luces de LED, rines que van de 17 a 19 pulgadas, una parrilla con ventilas activas y, el sello de la casa, los elementos en cromo.

Junto a estas adecuaciones estéticas también es importante señalar que esta tercera generación tiene una carrocería 120 mm más corta por lo que queda con un largo de 4,651 mm, esto es 65 mm más que el Honda CR-V. Pero debido a que es más corta y al uso de un chasis recortado y con materiales más ligeros, en la báscula la tercera generación es 180 kilogramos más ligera. Obviamente que estos cambios no sólo sea más atractivo a la vista, sino a la par permiten que el vehículo mejore su desempeño y sea más eficiente.

¿Está a la par de un SUV Premium?

Cuando se trata de la versión Premium Plus, sí. Chevrolet no paró en rediseñar por completo cada una de las partes que conforman la arquitectura del interior y que al final de lo alinean con el estilo del Cruze. Al mismo tiempo incorpora más equipamiento de serie y mejores materiales. Si se trata de enumerar los elementos de serie, los primeros elementos que vienen a la mente está la llave remota, la pantalla táctil, la cámara de reversa, la disponibilidad de Android Auto y CarPlay, así como de Wi-Fi por medio de OnStar 4G LTE. Este último además de ofrecer los servicios conocidos de este sistema de General Motors ofrece conexión a Internet a siete dispositivos móviles.

Cuando se trata de la variante más equipada es cuando se pone al tu por tu con los SUVs de lujo. Y es que dentro del amplio inventario podemos brilla la cámara de 360 grados, la tapicería de cuero en los los asientos, tablero, volante y paneles de las puertas, los asientos delanteros calefactables y ventilados, la fila posterior con calefacción, el volante calefactable, seis puertos USB, un cargador inalámbrico para teléfonos y techo panorámico

¿Al ser más corta pierde amplitud?

Digamos que si, pero el afectado es el espacio de la zona de carga y no en el espacio de piernas para los pasajeros de la parte trasera. Aun perdiendo 50 litros de volumen, los 846 litros de capacidad resultan suficientes para el equipaje. En dado caso que de requerir más espacio existe un doble fondo, además de la posibilidad de reclinar el respaldo de la segunda fila para dejar un piso totalmente plano. Respecto a la versión Premier Plus equipa apertura automática con manos libres.

¿Tiene menos caballos de fuerza?

Una vez más la respuesta es afirmativa. Claro que esto no quiere decir que tenga un pobre desenvolvimiento, más bien al contrario, ya que tiene más torque que su predecesor. Lo anterior como consecuencia de usar la misma formula de Honda CR-V, esto quiere decir que monta un cuatro cilindros turbo de 1.5 litros sólo que este caso ofrece 170 hp y 203 libras-pie de torque, estos 12 hp menos y 33 libras-pie más que la generación anterior. Así que al combinar un motor con más empuje, menos peso y una distancia entre ejes más corta, el vehículo tiene un mejor papel sobretodo al manejar en carretera donde se requiere una destacada capacidad de respuesta en cuestas y pronunciadas y rebases.

Al volante también debemos destacar el buen papel de la suspensión y el chasis, que en combinación entregan con menos balanceo en curvas y un andar más suave aun cuando se circula en caminos en mal estado. Algo que también es notable en la conducción es la excelente insonorización de la cabina, incluso a velocidades de autopista lo que permite que el manejo sea más agradable al no existir ruidos de la rodadura y la fricción del viento.

Quien si no la debe es la caja automática de seis cambios para tener una experiencia de manejo más enérgica. Además, teniendo una trasmisión con más marchas estaríamos hablando de un consumo de gasolina más eficiente. Ya que estamos con las exigencias, tal vez un modo de manejo ecológico y/o deportivo completarían de manera perfecta la experiencia de manejo.

¿Qué tan seguro es?

Una vez más destaca por mucho la versión tope de gama Premier Plus, pero no sólo de las demás variantes sino de los competidores. Esta incluye sensores de estacionamiento traseros, cámara de 360 grados, alerta de tráfico posterior, monitoreo de punto ciego, alerta de cambio y abandono de carril, advertencia de colisión frontal y frenado de emergencia automático a bajas velocidades. A esto se suman las seis bolsas de aire, el freno de mano eléctrico, frenos con ABS y distribución electrónica de frenado, control de tracción y de estabilidad que vienen de serie.

Por último, ¿cuánto cuesta?

Precios en México de Chevrolet Equinox 2018

Versión

Precio

LS

$456,100 pesos

LT

$483,900 pesos

Premier

$527,500 pesos

Premier Plus

$547,500 pesos

 

¿Qué opinas? Cuéntanos