Ford Fusion Sport 2017 a prueba
26/06/2017 Reportes de Manejo

Ford Fusion Sport 2017 a prueba

Por fuera se ve igual que todos, pero en sus entrañas encontramos un V6 Ecoboost twinturbo y tracción integral

Mientras las áreas ejecutivas de Ford sufren una reestructura a raíz del despido de Mark Fields quien seguirá siendo CEO del conglomerado mundial del óvalo hasta el día 1 de agosto del 2017 y que será sustituido por Jim Hackett, los lanzamientos y develaciones no se detienen y quizá por tanto “ruido” corporativo la llegada al mercado del Fusion Sport pasó un poco desapercibida, ya que el foco mediático estaba en enfocado en otras cuestiones que atañen a Ford Motor Company.

Antecedentes

Sobre el Fusion hemos escrito mucho en Autocosmos, hace algún tiempo hice la prueba de la versión híbrida, y después conviví una semana con el Fusión de cuatro cilindros, con el motor Ecoboost, que me dejó un gran sabor de boca en su desempeño y rendimiento. Hoy toca el turno de conocer la versión más radical jamás creada de un Fusion, la versión denominada simple y de manera muy sosa Sport, yo no entiendo por que no lo calificaron como un Fusion ST, para ingresarlo a la estirpe deportiva en donde hacen papeles muy dignos el Fiesta, y el Focus cuya versión ST acaba de ser descontinuada.

Precio: $690,000.00

Las especificaciones técnicas son sobresalientes, ya que el motor Ecoboost Twinturbo de 2.7 litros está acoplado a una transmisión automática de seis cambios y para completar la oferta de desempeño la tracción es integral (AWD), seguramente ya se dieron cuenta que no es cualquier Fusion, es el Fusion de Fusions porque es capaz de generar 325 caballos de potencia a 5,500 rpm y una fuerza de torque de 380 lb-pie en el rango de las 3,500 vueltas.

Fusion Sport, es el Fusion de Fusions

Como se los comenté, el Fusion es un viejo conocido de nuestra redacción, y los aspectos exteriores de esta nueva versión son prácticamente similares a los de las versiones probadas con anterioridad, en el Fusion Sport hay muchas mejoras que no se notan a simple vista, por ejemplo las luces LED o los enormes rines de 19 pulgadas con llantas 235/45, o algunas adiciones aerodinámicas y un deflector trasero que lo hacen verse distinto ante un ojo entrenado, las verdaderas mejoras del Fusion Sport están en su desempeño y comportamiento, además de una muy buena experiencia a bordo.

Y como el desempeño es lo más notorio de este vehículo, empezaré por ahí mi crónica, tras el volante la sensación es confortable, y cuadro de instrumentos es configurable y nos despliega informaciones relevantes según elijamos, por ejemplo en la opción Sport, se destaca un tacómetro virtual, o si elegimos un modo Eco de conducción lo preponderante será el consumo y rendimiento, y ya que hablamos de consumos quiero acotar que ese es uno de los talones de Aquiles del Fusion Sport, el 2.7 litros es sediento y exigente de gasolina Premiun y si llevamos las cosas aprisa en la carretera el consumo puede equipararse al del V8 de un Shelby GT500.

El manejo puedo calificarlo de excelente, muy a la alemana, las aceleraciones son constantes sin ser súbitas son sumadamente contundentes. El aplomo se hace presente en cualquier situación en una autopista sinuosa, ya que gracias a la tracción integral la sensación de control es total, hay muy poco balanceo de la carrocería y con 380 libras-pie de torque a disposición del acelerador desde las 3500 revoluciones el manejo se vuelve divertido y muy veloz hasta los 215 km/h en donde hay un gobernador de velocidad terminal para nuestra tristeza. Sin temor a equivocarme el Fusion Sport puede sin problemas y con las llantas adecuadas girar a velocidades cercanas a los 250 km/h.

0 a 100 km/ en 5.3 segundos

El esquema de suspensión es similar a los de las otras versiones del modelo, es decir esquema McPherson adelante y multibrazo atrás, lo interesante del Fusion Sport es que los amortiguadores –firmados por Tockico- y tienen 12 sensores que hacen que los delanteros se comuniquen con los traseros, es decir, si la suspensión delantera cae en un bache o detecta una imperfección en el camino, en nanosegundos los amortiguadores delanteros le “avisan” a los traseros de lo que van a pasar y se ponen mucho más firmes.

Ya que probamos el comportamiento dinámico, analicemos la experiencia a bordo, y lo primero que encontramos es un nivel de materiales muy acorde al precio que se paga por esta versión, las tapicerías con una combinación de piel y Alcantara son elegantes y sobre todo confortables en viajes largos, ya que el cuerpo está en contacto con el material textil que respira mucho mejor que la piel. Los plásticos e insertos de otros materiales emulando metal o fibra de carbón están muy bien integrados y no hay queja de ellos, solamente resaltan –para mal- los plásticos de las coderas de las puertas, que sin ser de baja calidad, su aspecto brillosos lo demerita el directa proporción a los demás materiales.

El manejo es de lo mejor que ofrece el Fusion Sport

SYNC3 = Conectividad

Se empata perfectamente con los sistemas Car Play de Apple, o Android Auto, quizá el único inconveniente es que la conexión con el teléfono del usuario debe ser vía alámbrica, por el puerto USB, si bien la mayoría de los comandos del teléfono y de las bibliotecas de música también pueden gestionarse mediante los comandos en la pantalla táctil de 8 pulgadas, con el teléfono enlazado vía bluetooth.

Regresemos a la conexión por cable, ya que con ella se puede acceder a las App Link, y podemos “espejear” algunas de las aplicaciones de nuestro teléfono en la pantalla, por ejemplo no hay que importar la libreta de contactos, o si nos llega un mensaje de texto (SMS) que por cierto ya nadie manda, el sistema nos lo leerá mientras nosotros no despegamos la vista del camino, ni las manos del volante. Ojalá pronto los sistemas CarPlay y Android Auto sean capaces de interactuar con plataformas como WhatsApp, y que los protocolos como SYNC3 sean capaces de reproducirlos con voz y permitir que el usuario interactúe con la interfaz del vehículo con ese tipo de redes sociales, el reto es grande, ya que el factor de distracción para el conductor es enorme.

Seguridad

Estamos ante un vehículo Premium –tanto en precio como en equipamiento- y la seguridad está completamente a la altura, ya que además de los obligados frenos ABS ofrece muchas asistencias como el sensor de punto ciego en los retrovisores, o la asistencia de abandono de carril mediante un ligero endurecimiento de la dirección, si el vehículo pisa la raya divisoria de los carriles, eso si, si no hay un carril delimitado, no nos avisará del abandono del mismo, ya que el vínculo entre el carril y el vehículo es precisamente la línea pintada en el piso. Tiene bolsas de aire frontales, laterales y de cortina, además de los ya tradicionales controles de estabilidad y de tracción.

Conclusión

El Fusión Sport da mucho más de lo que ofrece visualmente, el comprador tendrá disponible un sedán de muy buen tamaño, cómodo y confortable, además con una inmensa área de carga y por otro lado tendrá la opción de conducción de un Gran Turismo, de rápidas reacciones y muy buen manejo.

 

Ford Fusion Sport 2017 a prueba

¿Qué opinas? Cuéntanos