Duelo generacional, la Suzuki Vitara de ayer y hoy
09/05/2017 Investigación

Duelo generacional, la Suzuki Vitara de ayer y hoy

Te invitamos a conocer la evolución tecnológica de la Suzuki Vitara a través de un vistazo en el tiempo.

Es altamente probable que ubiques a la Suzuki Vitara como uno de los modelos más actuales y atractivos dentro del catálogo de productos de la firma nipona en México. Después de todo, su lanzamiento se realizó en el aún cercano 2016. Pero que pensarías, si te digo que, en realidad, detrás de esta moderna SUV hay una rica historia. Tan vasta que vale la pena regresar casi 30 años en el tiempo para equiparar las similitudes y evoluciones tecnológicas que conectan a la Vitara con su ancestro.

Corría el año de 1988, cuando el mundo de la moda estaba dominado por los flecos; las personas en la calle silbaban “Patience” de los Guns N' Roses o cantaban “Tu y Yo Somos Uno Mismo” de Timbiriche; mientras que el mundo del cine conocía “La tumba de las luciérnagas” (Isao Takahata) y “Beetlejuice” de Tim Burton, cuando en el Salón de Tokyo hizo su debut internacional la primera Suzuki Vitara, un pequeño todoterreno que se convirtió en el objeto de deseo de la juventud de los noventa por su propuesta moderna y juvenil, pero al mismo tiempo robusta.

Pero la Suzuki Vitara (también conocida como Escudo, Siderkick o Tracker, entre muchos otros nombres) no sólo era un diseño bonito, muy a tono con las tendencias de la época, sino que además era un vehículo que a pesar de sus sobresalientes capacidades “off road” era lo suficientemente avanzado y confortable como para considerar su uso diario. Algo completamente desigual a los enormes y estorbosos todoterrenos de aquel entonces. Incluso no sería nada descabellado considerarla un ancestro de las actuales SUVs subcompactas, un segmento que hoy día está en boga. Esto a pesar de su clásica construcción sobre un chasis de escalera.

Pero sabías que a pesar de las casi tres décadas que separan a la nueva Suzuki Vitara con la original, hay algunas coincidencias que las conectan. Para empezar, está su nombre, el cual sólo se ha utilizado en el modelo clásico y en el actual. Esto se debe a que la segunda y tercera generación adoptaron la identidad de Grand Vitara/Grand Escudo. Esto por su aumento de dimensiones y el cambio de filosofía volviéndose un vehículo un tanto más serio.

Bajo el cofre la Vitara original montaba un motor de cuatro cilindros de 1.6 litros que para la época ya se mostraba bastante moderno gracias a su sistema de inyección de combustible y convertidor catalítico, lo que le permitía alcanzar unos aceptables 80 caballos de fuerza. Sin embargo, el salto tecnológico se daría en 1991 con la llegada de las 16 válvulas y la inyección multipunto, mejoras que elevaron su potencia hasta los 95 caballos de fuerza.

Efectivamente, la nueva Suzuki Vitara también cuenta con un propulsor de idéntica cilindrada, pero de ahí en fuera, no hay ninguna otra similitud ya que son bloques completamente distintos. El actual es mucho más moderno debido al uso de tecnologías como el doble árbol de levas a la cabeza (DOHC) o la distribución de válvulas variable (VVT-i). El uso de estos elementos propician una potencia de 118 hp, pero lo que es aún mejor es que gracias al actuar de una transmisión automática de seis velocidades, anuncia un consumo mixto de 18.2 km/l, uno de los más eficientes de su clase.

Por cierto, la primera Vitara no sólo sirvió para llevar a la juventud de los noventa a vacacionar a las playas. Sino que también se le considera una leyenda dentro del deporte motor. Prueba de ello es la sorprendente victoria del Suzuki Escudo Pikes Peak de la mano del legendario Nobuhiro “Monster” Tajima en la competición de ascenso de montaña más famosa del mundo en 1996.

Si bien, la similitud entre el modelo de calle y el de competencia era mínima, su motor era una evolución del V6 de 2.0 litros de 134 hp (disponible desde 1995 en algunos mercados específicos), pero en este caso el cilindraje aumentó hasta los 2.5 litros y se agregaron dos turbocargadores además de un intercooler para elevar la potencia en torno a los 974 hp y 687 lb-pie de torque. La tracción era a las cuatro ruedas y la transmisión era una automática/secuencial de seis relaciones… ¡una verdadera locura!

Es verdad que manejar este monstruo es prácticamente imposible, más allá de su aparición en videojuegos como Gran Turismo, muchas de sus características que hasta hace algunos años eran exclusivas de vehículos de competición, ahora se pueden disfrutar en modelos de serie como la nueva Suzuki Vitara Turbo.

Es inevitable que, tras conocer esta historia, no se relacione a la Suzuki Vitara Turbo con su exitoso ancestro proveniente del deporte motor. Después de todo, el motor turbocargado Boosterjet, la tracción total All Grip 4WD y el uso de una transmisión automática con modo manual están ahí, de serie, en el modelo tope dentro de la gama, pero de una manera más amigable y eficaz.

La gran diferencia, es que a pesar de que el propulsor de 1.4 litros turbo de 138 hp y 162 lb-pie de torque, dota a la Suzuki Vitara Turbo de un desempeño dinámico superior, su eficiencia de combustible resulta todavía más sorprendente llegando a rendir hasta 18 kilómetros por litro en el ciclo combinado, danto como resultado un interesante balance entre prestaciones y consumo.

Más allá de las coloridas y llamativas versiones convertibles de la primera generación o de las divertidas Suzuki Vitara Turbo con su carrocería bitono, este modelo se ha convertido en uno de los modelos más representativos de la marca. Por ello, aprovechamos la ocasión para mostrar la evolución tecnológica de un modelo que en algunos países es considerado una verdadera leyenda y pionero dentro del segmento de las SUV contemporáneas.

 

Galería Suzuki Vitara Turbo 2017

Suzuki Vitara Turbo 2017

1 de 28

Suzuki Escudo Pikes Peak

¿Qué opinas? Cuéntanos