Porsche 909 Bergspyder, un guerrero peso pluma
03/04/2017 Scudería

Porsche 909 Bergspyder, un guerrero peso pluma

Conoce la historia de uno de los autos de competición más ligeros de la historia.

Si bien, el Porsche 909 Bergspyder de 1968 no es uno de los modelos más recordados de la firma alemana, su importancia es bastante alta. Con él, los de Stuttgart experimentaron varias fórmulas para crear uno de los automóviles de competición más ligeros de la historia.

Desarrollado para las competencias de ascenso de montaña (al estilo Pikes Peak), este vehículo que seguía los pasos del 906 y 910, tuvo como objetivo competir contra un proyecto de Ferrari que se rumoraba sería uno de los autos más rápidos de la época: el 212E Montagna, también presentado en 1968.

Ante esta amenaza Ferdinand Piëch trabajó en el desarrollo de un auto de carreras que fuera imbatible a partir de una ligereza extrema. Sólo para tener una idea, el peso total del Porsche 909 Bergspyder es de 375 kilogramos. Cifra equiparable a lo visto en una Harley-Davidson Street Glide Special 2017.

El secreto de este púgil peso pluma residía en su chasis de aluminio, además de la utilización de otros elementos ligeros como el titanio. Esto en combinación con un motor bóxer de ocho cilindros de 2.0 litros con 275 hp, le permitían pasar del reposo total hasta los 100 km/h en sólo 2.1 segundos. Más rápido que un Bugatti Veyron Super Sport, por ejemplo.

Por último, cabe mencionar que sólo se fabricaron dos unidades del Porsche 909 Bergspyder, modelo que aún sigue sorprendiendo por sus aportes en cuanto a utilización de materiales ligeros se refiere.

 

 

Galería Porsche 909 Bergspyder

Porsche 909 Bergspyder

1 de 3

¿Qué opinas? Cuéntanos